Un instituto de Cártama "se transforma" en unos recreativos lorquianos

La instalación, que cuenta con siete máquinas, estará disponible hasta este viernes

Álex Peña junto a un futbolín en el instituto Cartima.
Álex Peña junto a un futbolín en el instituto Cartima.
María José Díaz Alcalá

17 de febrero 2022 - 06:22

MÁLAGA/Las obras del poeta y dramaturgo Federico García Lorca, que constituyen un legado de la historia reciente, se han reinventado en siete máquinas de recreativos para acercar la literatura a los más jóvenes. Una exposición del actor Álex Peña de la que están haciendo uso esta semana los alumnos del instituto Cartima –ubicado en Estación de Cártama– y que “está ayudando a que muchos de ellos conozcan la figura de Lorca”, manifiesta a este periódico el artista ilicitano.

Sin embargo, este no es el único objetivo que busca la exposición de Peña, ya que explica que con estos juegos fundamentalmente busca hacer una crítica a la conversión del legado artístico en souvenirs. “Estamos acostumbrados a coger una figura histórica y convertirla en un objeto de consumo. Somos capaces de ir a Granada y comprar un llavero que ponga I love Lorca y no haber leído ni una sola palabra suya”, lamenta. Una situación que -asegura- viene derivada del “capitalismo”.

Cada una de las máquinas está customizada en torno a una obra dramática de Lorca y su contexto:

La grúa de Bernarda Alba se trata de un juego mecánico de habilidad en el que el jugador podrá conseguirla peineta de Adela, el perfume original de Pepe el Roma o el Abanico de Bernarda "firmado" por las protagonistas del drama”, entre otras piezas exclusivas.

Amor de Don Perlimpín con Belisa en su futbolín se convierte en un espacio de juego donde situar los encuentros de los protagonistas de la obra. Esta pieza está diseñada según el texto de Lorca y los jugadores van vestidos como los protagonistas. Además, los usuarios podrán jugar unas partidas enfrentándolos.

Bolas de sangre es una máquina de bolas sorpresa que contienen aleatoriamente una bolsa de sangre de el novio o de Leonardo -el amante-. Sangre derramada en su lucha a muerte.

Las sinsombrero es un juego que permite frustrar el intento de visibilización de las que se despojaron del sombrero, ya que este acto fue un símbolo de las artistas de la Generación del 27, que fueron apedreadas junto a Lorca y Dalí en la Puerta del Sol.

Yerma, la nuit es el preservativo que bien podría haber escondido una Yerma liberada disfrutando de la noche parisina. La Torre Eiffel luce en el diseño exclusivo de la máquina.

Cadaqués Invaders es una máquina arcade con un juego original de disparo basado en el famoso Space Invaders en el que el personaje del juego: Lorca dispara las castañuelas de La Argentinita contra un Dalí que responde lanzando sus bigotes contra el poeta granadino. Gala ayuda lanzando los huevos que suelta el cisne sobre el que vuela.

Así que pasen cinco euros representa que el corazón de las cosas siempre están en la caja. El propio Federico representa a ese señor de los recreativos de toda a vida que gruñía mientras nutría el relleno del colchón de billetes.

Además, las instalaciones van acompañadas por una banda sonora que han diseñado los músicos Darío del Moral y Pablo Peña, y cuenta con las colaboraciones de diferentes artistas como Daniel Alonso de Pony Bravo. En la máquina Bolas de Sangre, la sobrina de Lorca, Laura García Lorca es una de las que pone voz a los poemas que se pueden escuchar mientras juegas . Echar varias partidas en estas máquinas es gratuito –excepto las que contienen regalos–, ya que es el solicitante quien paga la instalación.

Alumnos del instituto Cartima jugando.
Alumnos del instituto Cartima jugando. / M. H.

Aunque la exposición ha viajado esta semana a Málaga, se presentó hace poco más de dos años en el centro Federico García Lorca, momento en el que comenzó a viajar por distintas ciudades de la geografía española. Y es que no es la primera vez que aterriza en Málaga, pues ya en octubre del pasado año visitó el Contenedor Cultural de la Universidad malagueña con motivo de la décima edición de Irreconocibles, el Festival de Poesía Internacional. Y hace poco más de dos años se presentó por primera vez en el centro Federico García Lorca. El próximo destino: Alcalá de Henares (Madrid). En cada destino puede quedarse los días que solicite el organismo demandante.

La exposición de Peña en el instituto Cartima ha sido posible gracias al proyecto de Planea, red estatal de arte y escuela , una iniciativa que está dinamizando proyectos artísticos y culturales en centros de educación de primaria y secundaria con la finalidad de promover las prácticas artísticas como motor de ciudadanía y mejora de la educación pública, según ha explicado Sofía Coca, coordinadora de la iniciativa.Así, esta actividad es solo el punto de partida; el artista seguirá trabajando con este centro la próxima semana sobre la recuperación del legado cultural de las mujeres del colectivo "las sinsombrero".

Álex Peña, afincado en Sevilla desde hace más de treinta años, es titulado en artes escénicas y, en paralelo a su carrera como actor en compañías como Teatro del Velador o Producciones Imperdibles ha generado un lenguaje propio donde proyecta sus ideas.

Lo último

stats