Lluvia

“No podíamos salir, sin comida ni luz; nos quedamos incomunicados”

  • Los vecinos de Estepona se recuperan de los efectos de las lluvias

  • Los centros educativos retoman este martes sus clases

Trabajos de limpieza en los colegios. Trabajos de limpieza en los colegios.

Trabajos de limpieza en los colegios.

“Nos quedamos completamente incomunicados, no podíamos salir, sin comida y sin luz”. Los vecinos de Forest Hill, en Estepona, relatan la angustia que vivieron el pasado domingo cuando una tromba de agua desbordó por completo el río Padrón y arrastró consigo la única carretera que da acceso a la urbanización, en la que viven aproximadamente unas 2.000 personas.

“Estábamos asustados porque no paraba de llover. Llevo viviendo aquí toda mi vida y jamás he visto una riada de esta magnitud ni mi padre que tiene más de 80 años recuerda haber visto el río así”, comenta Juan Bazán, propietario de una finca en esta zona.

El Ayuntamiento habilitó el plan de emergencias municipal ante la segunda tromba de agua que cayó esa misma mañana con más intensidad aún que la primera y que dejó numerosas incidencias en el centro y en el extrarradio y las zonas rurales.

Carretera de acceso a la urbanización Forest Hill destrozada. Carretera de acceso a la urbanización Forest Hill destrozada.

Carretera de acceso a la urbanización Forest Hill destrozada. / Estepona en al alma

Así es como además de anegar algunas de las principales avenidas (España, San Lorenzo, Juan Carlos I o incluso el puerto), en el extrarradio la rotura del acceso a la urbanización Forest Hill dejó sin posibilidad de tránsito a los vecinos al tratarse de la única vía de entrada y salida a esta zona. Para ello, el Ayuntamiento habilitó un acceso temporal alternativo a través de una parcela privada.

A Laura Milici le pilló volviendo de viaje de Londres mientras su marido estaba en su casa. A las 4 de la tarde dejó de recibir noticias suyas. La batería del móvil se había agotado y no había electricidad para cargarla, tampoco había línea telefónica, el agua se había llevado las torres de teléfono.

"“Estaba completamente atrapado e incomunicado, hasta que no habilitaron un camino a las 21:30"

Estaba completamente atrapado e incomunicado. Hasta que no habilitaron un camino a las 21:30 de la noche nadie pudo salir de la urbanización. Y nos pilló sin comida porque la que teníamos era para calentar en el horno y no teníamos electricidad”, explica. El suministro eléctrico se restableció hasta la una de la madrugada.

El Ayuntamiento concluyó ayer las labores de limpieza en los centros educativos, que retomarán este martes las clases. También en el centro de salud y en las dependencias de la Jefatura de Policía Local que se vieron afectadas. Por último, el Ayuntamiento está trabajando en la evaluación de los daños para ir acometiendo inmediatamente todas las actuaciones que resulten necesarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios