Tribunales

El juez decano solicita que no se siga viendo “una Málaga de los años 50”

  • Páez aboga por un cambio radical en la justicia e “importantes inversiones”

José MaríaPáez, en una imagen de archivo, en su despacho.

José MaríaPáez, en una imagen de archivo, en su despacho. / M. H.

El juez decano de Málaga, José María Páez, aboga por un “cambio radical” en la Administración de Justicia, al considerar que la situación es “de emergencia”, y apela a que no se siga viendo “una Málaga de los años 50 o 60” y que se le dé la importancia que tiene a nivel judicial, estimando que son necesarios 24 unidades judiciales en la capital. Así, en declaraciones a Europa Press, Páez ha indicado que esta administración “necesita importantes inversiones, un cambio de mentalidad en la manera de gestionar para conseguir la eficiencia en el servicio público que está destinado en definitiva al ciudadano”.

Somos muy pocos jueces, y no lo digo yo, lo dicen las estadísticas oficiales”, manifiesta el juez decano de Málaga, quien señala que “hay que ser realistas, pero no podemos conformarnos y habrá que pedir los juzgados que necesitemos realmente, porque estamos defraudando al ciudadano”.

Así, considera necesaria, teniendo en cuenta los datos de asuntos, la creación de 24 unidades en el partido judicial de Málaga, con dos juzgados de Instrucción, tres de lo Penal, ocho de Primera Instancia, contando con uno de incapacidades y otro de familia; dos de lo Mercantil, cuatro de lo Contencioso, cuatro de lo Social y un juzgado más de Vigilancia Penitenciaria.

El juez decano indica que el caso de Málaga “es paradigmático, porque tiene unas características muy especiales y está experimentando un cambio y un desarrollo muy importante”, reivindicando “el sitio que nos corresponde, que se nos valore igual que a los demás sin perjudicar a nadie”, ha dicho, considerando que, además de que “los datos callan a cualquiera”, habría que “tener en cuenta la complejidad” de los procedimientos.

Apunta que en un informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) se recoge que los juzgados de Instrucción de Málaga tienen la carga de trabajo “más alta” en comparación con otras ciudades de España, con una media de 149 por ciento, cuando la cifra nacional es del 88,7 y otras ciudades como Madrid, Barcelona o Sevilla, están por debajo, con un 83, un 95 o un 106 por ciento, respectivamente, de carga media de trabajo.

“Queremos que dejen de mirarnos como si fuéramos aún la Málaga de los 50 ó 60. Al final tomaremos nuestro sitio, porque esto es imparable; pero nos siguen tomando como una provincia menor dentro de Andalucía y también en comparación con el resto de España”, ha manifestado, apuntando que “ser juez en Andalucía es un gran sacrificio”.

En cuanto a personal de funcionariado, valora los planes de refuerzo de la Junta, aunque ha apuntado que “sin los jueces no se pueden resolver los asuntos, por lo que igual este esfuerzo no es tan productivo como sería deseable”, lamentando que de esta forma se puede producir “un efecto embudo”. Así, insta a realizar una buena planificación y ha apostado por que se haga una reorganización de las plantillas “para evitar duplicidades y tengan una dimensión correcta, porque hay juzgados donde faltan funcionarios y otros donde sobran”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios