Málaga

La jueza del caso Julen pide a las partes que se pronuncien tras la autopsia

  • Da cinco días para que los abogados personados en el procedimiento y el fiscal presenten alegaciones, soliciten diligencias adicionales o el sobreseimiento

Trabajos de rescate en el pozo donde cayó Julen. Trabajos de rescate en el pozo donde cayó Julen.

Trabajos de rescate en el pozo donde cayó Julen. / Javier Albiñana

La jueza del caso Julen ha pedido a las partes que se pronuncien tras conocerse las conclusiones definitivas de la autopsia que concluyen que el pequeño murió apenas unos minutos después de caer al estrecho pozo el pasado 13 de enero. Así, el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, encargado de determinar las causas que rodean la muerte del niño 2 años que cayó a un pozo en Totalán mientras se encontraba con su familia en una finca, ha requerido a las partes que se pronuncien sobre si van a solicitar nuevas diligencias.

La magistrada ha dado un plazo de cinco días para que los abogados personados en el procedimiento y el fiscal presenten alegaciones, soliciten diligencias adicionales o el sobreseimiento, según han indicado fuentes judiciales.

Este lunes se ha dado a conocer el informe definitivo de la autopsia realizada a Julen que determina que el pequeño falleció por la caída al pozo y que sufrió traumatismo craneoencefálico y raquimedular.

Los patólogos sostienen que el tiempo de supervivencia "fue corto", que falleció "pocos minutos después de la precipitación" y que no se trató de una caída libre, ya que la velocidad de la misma se vio disminuida por la fuerza de rozamiento, ropas y salientes del pozo.

Sobre si pudo morir por el golpe de una piqueta durante las labores de rescate, como mantiene la defensa del dueño del terreno, los forenses descartan esa posibilidad, ya que "no se han observado fracturas en el plano superior de la bóveda craneal" y además la piqueta comenzó a funcionar casi cuatro horas después de su muerte.

El letrado que representa al único investigado, David Serrano, propietario de la finca, se ha mostrado satisfecho de que el pequeño no sufriera en el accidente, "algo que nos preocupaba".

Sobre la teoría que planteó esta defensa de que el niño hubiera sufrido un golpe por la piqueta durante las labores de rescate, ha indicado que era una duda que tenían y ha sido aclarada.

No ha precisado cuáles serán los siguientes pasos a seguir ya que tienen que estudiar todo el informe de la autopsia, aunque ha adelantado que "fue un trágico accidente imprevisible" y ha subrayado que no hay culpable de homicidio imprudente.

Pese a ello, ha insistido en que el pozo debería haber sido sellado por el profesional encargado y que su cliente no era un profesional y por tanto desconocía el procedimiento a seguir.

Por otra parte, la abogada que ejerce la acusación particular en este caso en representación de los padres del niño, Antonia Barba, ha explicado que todavía están analizando el informe de la autopsia, por lo que no pueden concretar los pasos que darán en los próximos días y si presentará escrito de acusación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios