Sociedad

Málaga registra el mayor número de hogares con personas que viven solas en cinco años

  • El año pasado había 156.700 viviendas en la provincia en las que solo residía una persona, 7.800 más que en 2014

  • En estos momentos hay 73.500 hogares monoparentales

Un hombre observa el escaparate de una inmobiliaria. Un hombre observa el escaparate de una inmobiliaria.

Un hombre observa el escaparate de una inmobiliaria.

Cada vez hay más hogares en los que sus residentes viven en soledad, independientemente de su edad o su condición social. Málaga registró el año pasado el nivel más alto de hogares unipersonales en el último lustro al contabilizar 156.700, el 24% del total. Así se recoge en la Encuesta Continua de Hogares publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señala que en 2014 había 148.900 hogares en la provincia que estaban habitados por una sola persona, por lo que el incremento en este periodo ha sido de 7.800 hogares, un 5,2%. A lo largo de estos años ha habido un vaivén y, de hecho, en 2016 hubo un dato prácticamente igual al de 2019 (156.600), pero fue el año pasado cuando se alcanzó el nivel más alto.

En Málaga hay un total de 643.100 hogares y en cada uno se vive de una forma. La estampa más habitual es la de una pareja con hijos, pues está presente en 215.100 viviendas y ya el volumen varía en función del número de descendientes. Lo más común es ser un cuarteto, es decir, una pareja con dos hijos –del mismo o de distinto sexo– pues este tipo de familias se da en 101.700 hogares, el 15% del total. No obstante, su fortaleza se ha ido reduciendo con el paso de los años hasta el punto de que en 2014 había 108.000 hogares en la provincia con esta tipología de miembros. Los hogares en los que conviven una pareja y un hijo –93.200– también se han reducido respecto a hace un lustro, cuando había 95.700; y aquellos que están formados por una pareja y tres hijos o más -pese a tener la ventaja de ser considerada una familia numerosa– tampoco están de moda pues han pasado de 24.700 en 2014 a 20.200 en 2019. ¿Qué es lo que pasa entonces? Que ha crecido el número de parejas que no tienen hijos, que en 2014 era la tipología en 121.300 hogares y ahora está presente en 130.800.

Los números pueden resultar mareantes, pero reflejan una tendencia muy clara: la natalidad está cayendo en picado. Hay muchas causas como la dificultad de conciliar la vida laboral y familiar, el hecho de que haya cada vez más divorcios, que muchas personas prefieran quedarse solteras a estar mal acompañadas, o que la situación económica no es precisamente boyante por la crisis de la década pasada o ahora con el coronavirus. Hay también muchas personas que prefieren tener una mascota antes que un hijo o una hija. Cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida, pero la estadística de la natalidad no miente y está en los niveles más bajos de las últimas décadas. La tasa de natalidad en Málaga en 2019 fue la más baja desde 1975 ya que el año pasado nacieron 7,9 bebés por cada 1.000 habitantes en la provincia de Málaga, bajando por primera vez de los ocho nacimientos.

En el 15% de los hogares monoparentales el padre o la madre son solteros y cuidan de sus hijos

Por otra parte, hay también personas que son padres o madres en solitario por decisión propia o por circunstancias de la vida, aunque el nivel se mantiene más o menos estable en los últimos cinco años. El año pasado había en Málaga 73.500 hogares monoparentales. En estos últimos cinco años el volumen más alto fue en 2015 con 78.000 hogares monoparentales y el más bajo en 2017 con 69.400.

Dentro de los hogares monoparentales la mayoría de los padres son viudos o viudas –ocurre en el 36% de los casos– mientras que en el 32% están divorciados. El 15% de los casos son solteros o solteras y suelen deberse a caso de adopción o de fecundación in vitro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios