Exclusión social

Málaga presenta una de las tasas más altas de riesgo de pobreza infantil

  • Ocupa el puesto número seis de las provincias andaluzas, con un 40,7% de los menores en situación precaria

  • Un ranking evidencia el reflejo de la división entre el norte y sur de España 

Los Asperones, barriada que lleva 30 años esperando ser reubicada Los Asperones, barriada que lleva 30 años esperando ser reubicada

Los Asperones, barriada que lleva 30 años esperando ser reubicada

La población infantil en riesgo de pobreza en la provincia de Málaga alcanza una tasa del 40,7%, según los datos de la consultora española AIS Group. Se trata de menores de hasta 14 años. Niños y adolescentes que viven en unas circunstancias económicas y sociales que, de no cambiar, les llevarán a sufrir la exclusión social. 

Málaga tiene una de las tasas más altas de riesgo de pobreza, según la mencionada consultora. Ocupa el puesto número seis de las ocho provincias andaluzas. Esta situación evidencia que aún queda bastante por hacer para lograr que numerosas familias y, especialmente, los menores que forman parte de ellas, logren salir adelante de un contexto que supone un obstáculo para su desarrollo personal.

El ranking supone también un reflejo de la división que aún sigue existiendo entre el norte y el sur de España. Así, provincias como Álava, Barcelona, Teruel, Zaragoza, Guipúzcoa, Lérida, Asturias, Navarra y La Rioja presentan porcentajes por debajo del 20%. Unas cifras muy distintas a las que se registran en la mitad sur del país, donde Cáceres (53,9%) y Badajoz (50,7%) tienen los índices más elevados.Pese a esta diferencia y a que el porcentaje de Málaga resulta de los más elevados, su situación respecto al resto de Andalucía no es tan delicada, hasta el punto de ocupar el último puesto en la comunidad autónoma en riesgo de pobreza infantil.

Mapa de la pobreza infantil por provincias Mapa de la pobreza infantil por provincias

Mapa de la pobreza infantil por provincias / Dpto de infografías

La media andaluza se sitúa en el 40,6%. A la cabeza se encuentra Almería, con un 43,8%. Le siguen Cádiz (41,5%), Córdoba (41%), Jaén (40,8%), Huelva (40,7%), Málaga (40,7%), Granada (40,2%) y Sevilla, que es la única que baja del 40%, con un 38,6%.

A la hora de analizar el riesgo de pobreza infantil deben tenerse en cuenta las indicaciones del director de desarrollo de negocios de AIS Group, Agustí Amorós, quien incide en que “no son iguales las circunstancias a las que se enfrenta un niño en España que en el tercer mundo”. “En nuestro país los menores tienen garantizados los servicios básicos: la sanidad y la educación. Otra cuestión es que muchos de ellos no disfruten del bienestar social del resto de la sociedad española", explica Amorós.

En este sentido, detalla que la precariedad laboral que sufren muchas familias provoca que tengan que acudir a diversas ONG para garantizar el suministro de alimentos o sufragar el gasto de la luz y el agua de sus domicilios. “Esos padres se encuentran en una situación de la que no es fácil salir. No pueden comprarle ropa con cierta regularidad a sus hijos ni llevarlos de vacaciones. Ahí empieza el riesgo de exclusión”, señala el experto.

El criterio que se ha tomado para decidir qué hogares atraviesan esta circunstancia es el de aquellas familias cuyo nivel de ingresos se sitúa un 60% por debajo de los de la media de sociedad española. Ésta es la base principal para elaborar el ranking, en el que también se ha usado buena parte de los 1.790 indicadores sociales, como la tasa de paro por municipio.

Amorós abunda en que el índice de pobreza infantil ha comenzado a bajar en España, aunque este descenso es más aparente que real. “Disminuye porque también lo han hecho los ingresos, que no tienen nada que ver con los que se recibían antes de la crisis”, incide el directivo de AIS Group, quien destaca que si se mantuviera el nivel económico de la pasada década, el riesgo de pobreza infantil sería mucho más elevado.

Sin embargo, esta recuperación no está siendo homogénea territorialmente. Aún quedan zonas en las que el problema de los niños con falta de recursos se ha convertido ya en un mal endémico. "Hay poblaciones y barrios en los que va a costar mucho trabajo y esfuerzo salir adelante", asevera. En la capital malagueña hay ejemplos bastante cercanos.

Málaga es uno de los territorios andaluces donde existe un mayor número de zonas en situación grave de exclusión social o en las que existen factores de gran riesgo de que se produzca. Son un total de 14 áreas desfavorecidas. Así, según el estudio sobre el que se basa la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social de la Junta de Andalucía, casi el 7% de la población de la provincia de Málaga reside en alguna de esas zonas, donde, en total habría 106.215 personas en riesgo de exclusión social.  Los datos reflejan una importante concentración de estas personas en zonas altamente pobladas. 

De las 14 zonas desfavorecidas identificadas en Málaga, seis corresponden a la capital. Coinciden con las barriadas de La Corta, Los Asperones, Cruz Verde-Lagunillas, Trinidad-Perchel, Palma-Palmilla y Nuevo San Andrés-El Torcal.

El resto de áreas en exclusión se reparten entre cinco municipios: Vélez-Málaga, con cuatro zonas localizadas en La Gloria, Cuesta del Visillo, Pueblo Nuevo de la Axarquía y Casas de la Vía; Marbella, con Las Albarizas; Ronda con la zona denominada Dehesa El Fuerte; Torremolinos, donde está el área de Torremolinos Norte, y la localidad de Álora. El 11,62% de quienes viven en alguno de estos barrios está en exclusión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios