Sucesos

Un menor agrede a su madre por prohibirle internet y amenaza con quemar la casa

  • La mujer explicó a la Policía Local que su hijo, de 15 años, ni estudiaba ni trabajaba y que la convivencia, por su actitud, se había tornado insostenible 

Dos policías locales, en el centro de Málaga Dos policías locales, en el centro de Málaga

Dos policías locales, en el centro de Málaga / Javier Albiñana

Comentarios 2

Un menor de 15 años ha sido detenido por la Policía Local de Málaga por haber agredido, supuestamente, a su madre después de que ésta le prohibiera el acceso a internet. La investigación apunta a que le propinó un empujón y, a renglón seguido, amenazó con prenderle fuego a la casa en la que viven. 

Fue a comienzos de este mes cuando se produjeron los hechos. La Sala del 092 de la Policía Local recibió hacia las 3 de la tarde el aviso de un particular que aseguraba estar escuchando una fuerte discusión entre una madre y su hijo, según informaron desde este cuerpo policial.

Una dotación policial acudió hasta la vivienda. Las pesquisas permitieron conocer que el menor, presuntamente, amenazaba de muerte con frecuencia tanto a su progenitora como a la pareja de ésta. El día en el que la mujer le restringió el acceso a internet, el individuo, ahora arrestado, llegó a las manos.

Amenazaba de muerte con frecuencia tanto a su madre como a la pareja de éste

La trifulca llegó hasta tal punto que agredió a su madre. Fue entonces cuando intervino la pareja de ésta para evitar, según las mismas fuentes consultadas, que la agresión "fuese a mayores".

La mujer manifestó a los agentes que acudieron al inmueble que su hijo ni estudia ni trabaja, lo que motivó que decidiera restringirle la conexión a internet. Al parecer, tras ello el menor comenzó a amenazarla tanto a ella como su madre. Advertía de que también se autolesionaría e incluso que quemaría la vivienda.

Según el testimonio de la progenitora, aportado a los agentes, tenía miedo de que el adolescente cumpliera alguna de sus amenazas. Asimismo, relató que la convivencia, debido a la actitud de su hijo, se había tornado insostenible.

Los policías comprobaron que en la casa se habían producido daños materiales en la persiana de al habitación del menor y en un armario, que fueron provocados, supuestamente, por puñetazos. El individuo fue detenido por un presunto delito de malos tratos en el ámbito familiar y, después de ser trasladado a dependencias policiales, pasó a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios