Málaga

Nuevos movimientos entre los accionistas del Metro de Málaga

  • Informan del posible interés de InfraVia en vender su participación en el proyecto, que es del 33,39%

  • Los actuales socios tienen preferencia a la hora de pujar por la misma

Un grupo de pasajeros se sube a uno de los trenes del Metro de Málaga. Un grupo de pasajeros se sube a uno de los trenes del Metro de Málaga.

Un grupo de pasajeros se sube a uno de los trenes del Metro de Málaga. / Javier Albiñana

La estructura accionarial sobre la que se asienta la empresa concesionaria del Metro de Málaga puede verse nuevamente alterada. Tras varios años de cierto sosiego, tras verse sometida a no pocas operaciones de compra y venta, ahora se abre la puerta a que uno de los socios mayoritarios, el fondo de inversión InfraVia se deshaga del 33,39% que posee en la actualidad.

Así lo avanza este jueves El Confidencial, que apunta que la citada mercantil habría contratado al BBVA como asesor para la enajenación de su participación en el proyecto del suburbano. Incluso, se llega a apuntar que la operación, en caso de prosperar, estaría valorada en unos 200 millones de euros.

Málaga Hoy ha realizado una consulta a la Junta de Andalucía, promotor principal del ferrocarril urbano y socio directamente implicado en la concesión, al poseer el 23,69% de las acciones. Desde la Administración regional han eludido entrar comentar "operaciones que aún no han fructificado ni tramitado".

Las condiciones contractuales vigentes hacen que cualquier interés de uno de los accionistas del Metro en vender su parte sea abordado internamente en la sociedad, dando la posibilidad a los otros actores a igualar una posible oferta externa. De hecho, en este caso, tanto la Junta como el otro gran propietario del Metro, otro fondo francés, Mirova, que forma parte de Natixis, tendrían prioridad a la hora de pujar por las acciones de InfraVia.

Imagen de una reunión del consejo d administración de Metro Málaga. Imagen de una reunión del consejo d administración de Metro Málaga.

Imagen de una reunión del consejo d administración de Metro Málaga. / Javier Albiñana

Por la información ahora conocida, Natixis estaría muy interesada en hacerse con esta participación, al punto de haber contratado como asesor para analizar la operación a Macquarie Capital. De confirmarse esta secuencia, Natixis pasaría a controlar directamente un 65,75% de la infraestructura malagueña, mientras que otro 10,56% lo hace través de la sociedad Mircom, en la que también está presente, con una participación menor, la empresa Comsa.

A la espera de que fructifiquen o no los contactos iniciales, este movimiento vuelve a sacudir a Metro Málaga, entidad que sólo cuenta actualmente con dos de las entidades que estuvieron en su origen: la Junta, a través de la Agencia de Obra Pública, y Comsa. Y en ambos casos con porcentajes minoritarios. Los demás socios han ido desapareciendo de la escena con el paso de los años, dando entrada a grandes fondos internacionales.

Algo favorecido por el efecto atractor que tienen las ventajosas condiciones del contrato de concesión vigente, dado que en el mismo garantiza una Tasa Interna de Retorno (TIR) del 10,4%. Ello, grosso modo, implica una garantía de beneficios anuales a los participantes del proyecto. Ejemplo de ello es que desde el inicio de la explotación comercial del suburbano, a mediados de 2014, la cifra de beneficios lograda alcanza los 127 millones. Bien es cierto que no todo este dinero ha sido repartido entre los socios. En este mismo periodo el reparto de dividendos ha alcanzado los 80 millones de euros.

La primera gran operación de compraventa tuvo lugar a finales de 2015, cuando Azvi, Cajamar y Sando vendieron su participación, que sumaba casi el 39%, a los fondos australiano Macquaire y francés Infravía. Ambos llegaron a aportar unos 108 millones de euros. Este primer movimiento tuvo continuidad en abril de 2016, cuando Macquaire, también junto a InfraVia, compró el 10,01% de FCC por 27,4 millones. Culminada esta adquisición, el fondo australiano decidió vender toda su participación en el Metro a Mirova (Natixis). El 27 de septiembre de 2016, la empresa malagueña Vera vendió su 1,03% a InfraVia. 

El último ajuste accionarial tuvo lugar a mediados de 2018, cuando Globalvia vendió su 15,31%, a partes iguales, a lnfraVia y Mirova. Asimismo, Comsa Concesiones transmitió el total de sus acciones, un 10,56%, a la entidad Mircom, que pasaba a estar participada en un 20% por la propia Comsa Concesiones y un 80% por Mirova.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios