Política

Cuatro municipios de Málaga que han cambiado de alcalde en tres años de mandato

  • En toda Andalucía se han producido en este tiempo 26 dimisiones, 14 mociones de censura y once cambios pactados

El ansiado bastón de mando de alcalde.

El ansiado bastón de mando de alcalde. / Javier Albiñana

Falta un año para que vuelvan a celebrarse elecciones municipales -en mayo de 2023-, pero el bastón de mando ya ha cambiado de manos en más de un pueblo de la provincia. Torremolinos, Cómpeta, Cañete la Real y Tolox son los cuatro municipios de Málaga han cambiado de alcalde en estos tres años de mandato.

En el caso de Torremolinos, Cómpeta y Cañete la Real sus regidores han sido apartados por mociones de censura, mientras que en el caso de Tolox se hizo en cumplimiento de una alternancia pactada al inicio de la legislatura.

El primer alcalde en caer fue el de Cómpeta, José Moyano (PSOE). El PP fue el partido más votado en las urnas, pero un pacto entre socialistas, Por Mi Pueblo (PMP) y Ciudadanos acabó con 28 años de mayoría absoluta de los populares en este municipio axárquico. La alternancia duró poco, pues apenas diez meses después la portavoz de Por Mi Pueblo, Rosa Luz Fernández, que era primera teniente de alcalde, se alió con el PP para que Obdulio Pérez recuperase la Alcaldía.

El cambio tardó dos meses en materializarse porque el pleno para debatir la moción de censura contra el PSOE tuvo que ser aplazado por la declaración del estado de alarma del coronavirus, y fue finalmente en junio de 2020 cuando el Partido Popular recuperó el poder en Cómpeta.

Un año después siguió el cambio en Cañete la Real, donde PSOE y PP se unieron para presentar una moción de censura contra el alcalde de Izquierda Unida (IU), Jacobo Aranda. Este había accedido a la Alcaldía gracias a un movimiento sorpresivo de los dos concejales del PP, que dejó sin el sillón a la socialista Josefa Jurado, cuando todo hacía indicar que Jurado gobernaría en minoría ante la falta de acuerdo entre las diferentes fuerzas para formar un gobierno estable tras los comicios. Los votos del PP dieron la Alcaldía a IU y dos años después se la quitaron. Aunque solo uno de los dos ediles populares respaldó ese movimiento.

El caso más reciente está en Torremolinos. En diciembre de 2021 Margarita del Cid (PP) asumió el cargo de alcaldesa gracias a una moción de censura que contó con los votos de Vox, Por mi Pueblo, Ciudadanos (Cs) y por el concejal no adscrito Nicolás de Miguel.

Del Cid desbancó así al socialista José Ortiz que logró revalidar la Alcaldía en 2019 con el apoyo de Adelante (tres concejales), Por Mi Pueblo (una edil) la concejala no adscrita Lucía Cuín (que fue número dos de Vox y que abandonó la formación tras la polémica por su participación en actos del Día del Orgullo LGTBI). La moción de censura devolvió el poder en Torremolinos al PP (que había ganado las elecciones municipales de 2019 con el 32,5% de los votos) tras un paréntesis de seis años de gobiernos del PSOE.

El último caso de cambio de alcalde sería el de Tolox. En este municipio malagueño primero fue regidor Bartolomé Guerra (PP), que en julio de 2020 dejó el cargo a Francisca García (PSOE). La alternancia tiene una explicación: PSOE y PP empataron a 603 votos en las elecciones, después de que un voto a los socialistas se declarara nulo por estar la papeleta rota.

En este caso, la ley ordena que el ganador se decida en un sorteo, y eso se hizo. El nombre de ambas formaciones se metió en dos sobres y una mano inocente eligió uno de ellos; el azar decidió que gobernaría el PP, pero los dos candidatos pactaron que se turnarían la Alcaldía.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios