Málaga

Salud presenta el plan del nuevo Regional, en el aire por el cambio político

  • La consejera confía en que salga adelante y culpa a la Diputación del retraso en la licitación del proyecto

  • El centro tendrá 816 habitaciones, 52 quirófanos y 213 consultas

  • La UCI podrá acoger a 70 pacientes y el edificio dispondrá de helipuerto

Presentación del plan asistencial del nuevo hospital. Presentación del plan asistencial del nuevo hospital.

Presentación del plan asistencial del nuevo hospital.

Después del incumplimiento del megahospital y tras más de una década de espera por parte de los malagueños de la principal infraestructura sanitaria para la provincia, este jueves, unos días antes del previsible vuelco político en la Junta, la consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, presentó el plan funcional del nuevo Regional: 162.000 metros cuadrados, 816 habitaciones individuales, 213 consultas, una UCI con 70 puestos, una unidad para cirugía mayor ambulatoria con otros 57, 52 quirófanos, hospitales de día quirúrgico, médico, oncohematológico y de diabetes y helipuerto, además de otros servicios asistenciales.

El plan –basado en el trabajo y consenso de cerca de medio millar de profesionales, técnicos y pacientes durante casi dos años– ya tiene el visto bueno de la Dirección General de Asistencia y de la Dirección General Económica y de Servicios Generales del SAS, pero está en el aire por el inminente cambio en el Gobierno autonómico.

“Es un proyecto innovador, con circuitos diferenciados entre pacientes agudos y crónicos, que atiende al crecimiento demográfico, al desarrollo tecnológico y asistencial y que tiene en cuenta la excelencia y la calidad”, defendió la consejera en funciones. Álvarez confió en que el inminente cambio de signo político en la Junta de Andalucía no afecte a una iniciativa que ha sido fruto de un amplio consenso de profesionales, técnicos y pacientes. “Esperamos que el proyecto siga adelante y que tenga las menos demoras posibles porque es producto del trabajo de casi dos años. No es un proyecto subjetivo. Esperamos que se lleve a cabo de la forma más parecida [al diseño del grupo de expertos y de los técnicos del SAS] y lo antes posible”, insistió la consejera.

La Junta se prometió a sacar a licitación de la redacción del proyecto antes de finales de 2018, pero no pudo cumplir ese compromiso. Y aún no lo ha hecho. El escollo es que no cuenta aún con la cesión formal de los terrenos de los aparcamientos del Civil donde se prevé construir. La Diputación –dueña del solar– aprobó a finales de fin de año esa entrega, pero todavía no ha firmado el convenio para hacerla efectiva. Salud sostiene que sin ese trámite y sin tener el suelo, no puede sacar el concurso por lo que culpa del retraso al ente provincial. La Diputación argumenta que no puede firmar el acuerdo con un gobierno autonómico en funciones. Frente a esta posición, la Junta esgrime que podría haber sido rubricado por el gerente del SAS. La consejera aclaró que “en múltiples ocasiones y por múltiples vías” se solicitó la firma al presidente provincial del ente supramunicipal, Elías Bendodo, sin obtener respuesta.

Las habitaciones serán individuales aunque con posibilidades de albergar dos camas

Fuentes de la Consejería interpretan esa postura de la Diputación –gobernada por el PP– como un intento de bloquear el proyecto y que la Junta –del PSOE– no pudiera licitar la redacción del proyecto a finales de 2018, como prometió. En segundo lugar, la achacan al intento de dejar esa firma al nuevo gobierno autonómico para apuntarse así la medalla de sacar adelante un proyecto que es una de las mayores demandas de los malagueños, cuando recuerdan que en realidad es una iniciativa en la que la Consejería lleva trabajando casi dos años.

La consejera en funciones insistió en que la cesión de los terrenos no se ha hecho efectiva aún entre el ente provincial y el SAS porque “el presidente de la Diputación no considera oportuna la firma del protocolo”.

Según el plan funcional, el nuevo Regional tendrá once áreas funcionales: ambulatoria, quirúrgica, hospitalización, cuidados intensivos, urgencias, radioterapia, diagnóstica, de apoyo clínico, innovación y docencia, atención al paciente y otras no asistenciales.

El área ambulatoria incluirá 213 consultas de 37 especialidades. Será de alta resolución, acto único y multidisciplinar para que los pacientes pueden resolver sus procesos en el menor tiempo posible y sin tener que desplazarse a la zona de hospitalización. También incluirá un hospital de día médico polivalente, con 40 puestos; otro oncohematológico con el mismo número de plazas; otro para pacientes diabéticos; rehabilitación, además de áreas de hemodiálisis (con 34 puestos) y salud mental (para 40 pacientes). El bloque quirúrgico tendrá una estructura independiente, pero con acceso directo desde cirugía mayor ambulatoria, hospitalización quirúrgica, urgencias, UCI y el helipuerto para garantizar el acceso lo más rápido posible. Contará con 52 quirófanos: 31 convencionales; 15 para las operaciones de cirugía mayor ambulatoria que reciben el alta en el mismo día; dos híbridos, que combinan cirugía abierta con otras técnicas mínimamente invasivas; un par para trasplantes y otros tantos robóticos. La cirugía mayor ambulatoria dispondrá de 57 puestos.

El área de hospitalización dispondrá de 816 habitaciones. Serán con vistas al exterior o a patios interiores e individuales, aunque con posibilidad de albergar dos camas. La UCI tendrá 70 camas, de las cuales, 10 serán de aislamiento. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios