Málaga

La obra del Metro de Málaga en el tramo de El Corte Inglés se encarece en 3,7 millones

  • La Junta da luz verde a un modificado presupuestario que da cobertura a la mayor envergadura de los trabajos arqueológicos ejecutados

El túnel del Metro de Málaga hacia el centro y sus restos arqueológicos. El túnel del Metro de Málaga hacia el centro y sus restos arqueológicos.

El túnel del Metro de Málaga hacia el centro y sus restos arqueológicos. / M. G.

El tramo de obra que acerca definitivamente el Metro de Málaga al centro de la ciudad, el Renfe-Guadalmedina, encarece su coste final. A la espera de que las empresas adjudicatarias de esta pieza del suburbano, Acciona y Sando, den por concluida la ejecución de los túneles desde la zona de El Perchel hasta el puente de Tetuán, la Junta de Andalucía acaba de dar luz verde a un primer modificado de las actuaciones por un valor algo superior a los 3,7 millones de euros (IVA incluido).

Así consta en el acuerdo adoptado por la Administración regional y al que ha tenido acceso este periódico. Aunque no se detalla la razón exacta de esta variación, en buena medida puede estar relacionada con el incremento en las actuaciones efectuadas en la fase de arqueología, de una envergadura muy superior a lo inicialmente previsto, así como a la determinación del nuevo equipo al frente de la Consejería de Fomento de incrementar el ritmo del tajo tras un periodo en el que los avances eran escasos. Debido a esa apuesta por redoblar los equipos fue posible concluir la pasada semana la reposición en superficie de la Avenida de Andalucía tras diez años afectada por la obra del Metro.

Desde el departamento autonómico confirmaron que la razón principal que está tras este incremento presupuestario es la intervención arqueólogica, dando cobertura también "a necesidades tratamiento geotécnicos sobrevenidos durante ejecución túnel".

La dimensión de las excavaciones realizadas en la Avenida de Andalucía queda reflejada en la riqueza de lo extraído. El avance del Metro en esta parte de la urbe ha permitido sacar a la luz buena parte del arrabal musulmán de los siglos XI, XII y XIII, así como piezas de otras épocas más recientes.

Los informes de los expertos, así como la voluntad demostrada por la Administración regional, han propiciado que algunos de estos vestigios hayan sido rescatados de su destrucción, estando previsto por parte de las consejerías de Fomento y Cultura la materialización de una sala museística en el túnel de Callejones del Perchel donde serán expuestos al público.

Fomento formaliza el contrato para la instalación y arquitectura de los tramos Renfe-Guadalmedina y Guadalmedina-Atarazanas

Una cuestión debe ser objeto de un próximo concurso de ideas para dar forma al diseño final. A la muestra de estas piezas en este espacio se sumará la posibilidad de contemplar el trozo de la muralla nazarí encontrada en la excavación en El Perchel, catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC), razón por la que legalmente tiene que ser conservada, lo que obligó al Metro a realizar una importante adecuación de la infraestructura para evitar su afectación. El desarrollo de las tareas arqueológicas se encuentra en su etapa final después de que las mismas arrancasen a mediados de marzo del año pasado.

No parece que, al menos en esta parte del recorrido, se contemplen nuevas modificaciones. Esta novedad eleva el valor de esta parte de la infraestructura del ferrocarril urbano a casi 31,4 millones de euros (incluido el IVA), toda vez que el contrato formalizado el 24 de julio de 2018 fijaba terminación de la infraestructura, urbanización e intervención arquelógica en poco menos de 27,7 millones.

Desde la firma, las adjudicatarias disponían de 19,5 meses para completar la infraestructura, la reurbanización y la labor arqueológica. Conforme a este calendario, las actuaciones tendrían que haber quedado culminadas a mediados del pasado mes de marzo, escenario temporal ya sobrepasado y que se verá aún más superado, toda vez que restan aún algunos meses para que quede completada la excavación del túnel.

La trascendencia de este tramo es elevada, dado que su terminación es indispensable para que los trenes que ahora llegan hasta el intercambiador de El Perchel, junto a Renfe, puedan continuar su itinerario hasta las estaciones Guadalmedina, que se localizará junto a El Corte Inglés, y Atarazanas, proyectada en el lateral norte de la Alameda Principal.

Para lograr este objetivo, la Junta ha formalizado ya el contrato ya adjudicado para los trabajos de instalación y arquitectura de estaciones en los dos tramos aún en ejecución. Atendiendo a los compromisos de las empresas seleccionadas para llevar a cabo está tarea, Acciona y Sando, serán necesarios al menos 20 meses desde el arranque de las operaciones para que esté terminada esta fase. Tomando este plazo como referencia (que podría verse reducido en el avance de los trabajos), parece impensable ver la llegada del Metro a la Alameda antes de los primeros meses de 2022.

 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios