Sanidad

La odisea de una PCR en Málaga

  • Una mujer denuncia que le hicieron una prueba a finales de agosto y, más de dos semanas después, sigue sin tener el resultado

Sanitarios con una muestra PCR. Sanitarios con una muestra PCR.

Sanitarios con una muestra PCR. / EFE

Hacer una prueba PCR es clave para saber si se tiene o no coronavirus. Pero es todavía más importante que llegue el resultado y está habiendo grandes demoras. De hecho, si la semana pasada este periódico denunció la situación de una profesora de Fuengirola que dio positivo en una PCR privada tras llevar más de dos semanas esperando el resultado de la prueba pública, otro ciudadano de esta misma localidad ha asegurado a este diario que le ha ocurrido lo mismo a su esposa. Le hicieron la PCR a finales de agosto y ayer le llamaron desde el centro de salud reconociendo que siguen sin tener el resultado de la prueba y que desconocen si lo tendrán.

Este ciudadano, que prefiere mantener el anonimato, explica que el 26 de agosto su mujer empezó a tener dolor de garganta y un día después no solo se acentuó sino que se le unieron dolores musculares y tos. “Podía ser un enfriamiento de verano o Covid-19 y ante la duda y al seguir empeorando el 28 de agosto empezamos el periplo a las ocho de la mañana. Llamamos por teléfono, salía siempre una grabación y no lo cogía nadie, en la aplicación te hacen unas preguntas simples y te pone que tienes síntomas compatibles con el Covid-19... Finalmente optamos por llamar al ambulatorio, sobre las 10 conseguimos que nos cogieran el teléfono y nos dijeron que se hiciera la PCR”, comenta.

Este ciudadano se sorprendió porque solo le hacían la PCR a su mujer, pero no a él ni a su hija de seis años. “Vivimos en un piso de 50 metros y nos dijeron que solo nos hacían la PCR a nosotros si mi mujer daba positivo. Nos comentaron que nos darían el resultado en cinco días y seguimos esperando”, señala.

“Es llamativo porque nos dijeron que mi hija y yo podíamos hacer vida normal, aunque no lo hemos hecho por responsabilidad por lo que hemos estado 14 días en cuarentena en casa sin ni siquiera saber si estábamos contagiados o si era un resfriado”, añade. Los tres están ahora bien, no tienen síntomas y, tras estas dos semanas aislados en casa, han empezado a hacer vida normal, aunque señalan que “vamos a la playa, mi mujer teletrabaja, va al gimnasio y poco más”.

“Me fastidia mucho que los políticos mientan y digan que todo va bien cuando no es así. Si no hay medios que lo digan, pero que no mientan”, insiste este ciudadano, que señala que han puesto varias reclamaciones de forma telématica y que tampoco le han respondido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios