Málaga

La pandemia agrava los ronquidos y la apnea del sueño, que afectan a 22.000 personas en Málaga

  • La ansiedad se suma a las patologías respiratorias para provocar una peor calidad del descanso

Un profesional hace una prueba de sueño a un paciente. Un profesional hace una prueba de sueño a un paciente.

Un profesional hace una prueba de sueño a un paciente.

Los efectos colaterales del Covid-19 son muchos. También afecta a la calidad del sueño y agrava los casos de ronquidos y la apnea del sueño. A las patologías respiratorias se suma la ansiedad, ya que, en esta situación “cada día es muy similar al anterior, el teletrabajo con la familia en casa, la incertidumbre, generan mucha ansiedad, además de la falta de descanso que produce una irritabilidad y desidia, y que hacen difícil sobrellevar el día a día”, como indica el doctor Alberto Cuevas, director médico de la Clínica Cuevas-Queipo de Málaga.

“Los cambios a los que  estamos asistiendo desde que comenzara la pandemia están provocando que los niveles de ansiedad suban entre la población, pero no es la única afección, también nos encontramos con un aumento  de las patologías respiratorias y bucales más frecuentes, como el bruxismo, la apnea del sueño o los ronquidos, entre otras”.  

Dormir bien es fundamental para no sufrir deterioros en el funcionamiento diurno. Según la Delegación de Salud, más de 22.000 personas en la provincia de Málaga se están tratando de apnea del sueño.

El síndrome de apnea obstructiva, al fragmentar la estructura del sueño por los microdespertares que conlleva, va a originar síntomas diurnos como cefaleas matutinas, sensación de falta de descanso, irritabilidad, depresión, ansiedad, cambios de personalidad, dificultad para concentrarse, pérdida de memoria, disminución de la libido y somnolencia ante situaciones inapropiadas, como por ejemplo la conducción. Por ello, es causa de bajo rendimiento laboral, accidentes laborales y de tráfico.

Este síndrome no tratado es causa de patología cardiovascular, hipertensión arterial, diabetes, patología coronaria y de ictus cerebral, siendo causa de muerte prematura.

El doctor Cuevas estudia una mandíbula. El doctor Cuevas estudia una mandíbula.

El doctor Cuevas estudia una mandíbula.

El doctor Cuevas, afirma que “los ronquidos y las paradas respiratorias afectan tanto a quienes lo padecen como a la pareja y, son estas las que, muchas veces, llaman a la consulta para solucionar el problema, llegan desesperadas, buscando ayuda".

El especialista indica que "lo primero que se realiza es un estudio de sueño (polisomnografía o poligrafía) para confirmar la presencia de apneas, la severidad del proceso y el tipo de tratamiento que debe instaurarse" y subraya que "hemos atendido casos con consecuencias físicas y psicológicas severas”.

Tratamientos

Según el doctor Cuevas, fundador hace años  de la primera unidad médica para el estudio y tratamiento de esta enfermedad con el Hospital Internacional Vithas Xanit, “el tratamiento elegido ha de ser la opción más favorecedora para el paciente, atendiendo a la severidad del cuadro, las peculiaridades clínicas, los condicionantes personales y los hallazgos en la exploración realizada por el equipo médico.

Uno de los tratamientos más innovadores, se encuentra en la nueva generación de dispositivos de avance mandibular personalizado según la biomecánica mandibular del paciente. Es un dispositivo único para cada boca y su aplicación es tan sencilla como colocar la férula en la cavidad bucal, ella sola hará su trabajo provocando la apertura correcta de la garganta para no interrumpir el flujo respiratorio. Una revolución que además es, en muchos casos, la alternativa a los respiradores artificiales para casos leves o moderados, que son la mayoría.

Recomendaciones para prevenir y aliviar los ronquidos

Evitar el sobrepeso y tener alimentación equilibrada, hacer actividad física diariamente, para ayudar a descansar mejor, intentar reducir al máximo el consumo sustancias excitantes o relajantes antes de dormir, evitar alcohol y el tabaco, huir las comidas abundantes o pesadas a última hora del día y dormir en un entorno saludable son las principales recomendaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios