Málaga

El diseño para parque de los Baños del Carmen apuesta por un bosque y un sendero junto al mar

  • Urbanismo mantiene un primer encuentro con los vecinos de la zona Este para perfilan la actuación final 

Vista de los Baños del Carmen. Vista de los Baños del Carmen.

Vista de los Baños del Carmen. / Javier Albiñana

El diseño final del parque que ocupará la zona terrestre de los Baños del Carmen, uno de los parajes más simbólicos de Málaga capital, empieza a perfilarse. El Ayuntamiento de Málaga y el equipo al que encargó la elaboración del documento mantuvieron ayer un encuentro con varios colectivos vecinales de la zona Este a los que expusieron las primeras líneas de acción contempladas. Grosso modo, el modelo municipal apuesta de manera clara por convertir el espacio en una especie de bosque urbano junto al mar.

"Así lo presentaron, como un bosque junto al mar" ha explicado a este periódico la presidenta de la Asociación de Vecinos Pedregalejo, Gema Delgado, que estuvo presente en el encuentro. Con el mismo, la Gerencia de Urbanismo buscó una primera aproximación con los entes sociales de la zona para ir perfilando los elementos finales del futuro parque.

Sobre ello, el concejal de Ordenación del Territorio, Raúl López, viene defendiendo desde hace semanas la necesidad de abrir la actuación final a los vecinos, de manera que puedan realizar las sugerencias que consideren oportunas. La pretensión es que a esta primera cita le sigan varias más antes de dar por cerrada la operación.

Delgado ha admitido cierta sorpresa al conocer el contenido del diseño municipal. "Nos esperábamos una reforma del proyecto aprobado en 2010 y nos encontramos con un boceto preliminar que no tiene nada que ver con el anterior", ha explicado. A su juicio, eso es algo positivo. "Hay mucha arboleda y mucha zona verde", ha remarcado, destacando igualmente la idea de crear un sendero peatonal junto al mar, cuya ejecución se haría con materiales blandos y acordes con el entorno. 

Esto quiere decir que, de inicio, parece desecharse la idea de dar forma a un paseo marítimo al uso. "Nos gusta la idea porque prevalece lo verde y se retira todo lo gris y el cemento", ha apuntado. A esto hay que añadir la apuesta por mantener parte del vallado original del recinto de los Baños del Carmen y por crear una especie de mirador desde la calle hacia el mar. 

Uno de los interrogantes que se mantiene a día de hoy es qué va a ocurrir con las instalaciones de Astilleros Nereo, cuya actividad de carpintería de ribera cuenta con protección en materia cultural. Sobre el particular, Urbanismo parece manejar la posibilidad de su traslado hacia el interior de la parcela, en un espacio reservado para un equipamiento, o el mantenimiento en su actual emplazamiento. Ello dependerá de la decisión final de la Consejería de Cultura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios