Movilidad

La empresa de patinetes Lime crea al menos 14 zonas en Málaga para no aparcar en la calle

  • Tiene el compromiso de retirar los que estén mal aparcados en menos de una hora desde el aviso

Un usuario circula en patinete eléctrico por el Paseo de la Farola. Un usuario circula en patinete eléctrico por el Paseo de la Farola.

Un usuario circula en patinete eléctrico por el Paseo de la Farola.

Una de las cuatro empresas dedicadas al alquiler de patinetes eléctricos desembarcadas en Málaga capital, la norteamericana Lime, tiene distribuidas por la ciudad al menos catorce zonas reservadas para el aparcamiento de los más de 100 vehículos de los que dispone en la actualidad. Los acuerdos alcanzados con negocios privados, muchos de hostelería, abren una alternativa para que sus usuarios eviten dejarlos en mitad de la calle, práctica extendida e irregular según las ordenanzas municipales.

El director general en España, Álvaro Salvat, explicó que desde su llegada a la ciudad la firma ha buscado evitar "los inconvenientes" que supone la presencia de estos vehículos en las aceras. Por esta razón, se optó por delimitar puntos en los que los clientes pueden iniciar y acabar sus recorridos.

Álvaro Salvat, director general de Lime España. Álvaro Salvat, director general de Lime España.

Álvaro Salvat, director general de Lime España.

A modo de ejemplo, según la información recogida en la app, hay zonas de estacionamiento azules junto al Mercado de la Merced, en la calle Granada, en la Plaza Uncibay, en el cruce de Pasaje Chinitas con calle Fresca, en la Plaza Camas, dos en Juan Sebastián Elcano, otro en la calle Hilera, otro en las cercanías del mercado de El Carmen y dos más en el exterior del Centro Comercial Rosaleda, entre otras localizaciones.

Surge la duda, no obstante, de si estos puntos son regulares, ya que el propio Ayuntamiento de Málaga advirtió en su día de los acuerdos con establecimientos privados no valida aparcar en el exterior de los mismos. El interés de Lime, en cualquier caso, parece pasar por evitar las molestias a los residentes y al Ayuntamiento.

Salvat señaló que el compromiso adquirido con el Consistorio es que si se detecta la presencia de un patinete irregularmente aparcado en la acera, se procederá a retirarlo en un tiempo inferior a la hora."Nuestro modelo para Málaga es el menos intrusivo posible; a falta de disponer de una regulación que está por desarrollar es mejor hacer las cosas con buena letra", añadió. De acuerdo con los últimos datos aportados por la Policía Local, ya son veinte las sanciones impuestas por el estacionamiento irregular de patinete.

Preguntado por la puerta que acaba de abrir el Ayuntamiento para adjudicar la concesión de la explotación de los patinetes eléctricos en alquiler, Salvat consideró que se trata de una buena solución. "Un concurso es razonable", dijo, aunque demandó que esa misma fórmula se aplique para otros modos de transporte que ya están extendidos en la capital, caso de las bicicletas o las motos de alquiler. A Lime se suman en Málaga otras tres firmas: VOI, Tier y UFO.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios