Málaga

Unas 5.000 personas reclaman en la calle educación pública "para todos"

  • Miles de profesores y estudiantes tomaron las calles desde Larios hasta La Merced

Sacaron del armario la ropa verde, se hicieron lazos de cartulina, tijeras de cartón, caretas con la cara de Rajoy, se pertrecharon con megáfonos, silbatos y tambores para ir a la concentración a favor de la escuela pública que reunió ayer a las 19:00 a miles de personas de todas las edades. Profesores, padres con bebés, estudiantes universitarios, alumnos de Secundaria, interinos que acaban de comenzar en la profesión y directores de instituto a punto de jubilarse. Todos iniciaron una protesta a la entrada de la calle Larios que no pudo contenerse ahí.

Un par de personas con pancartas se atrevieron a burlar el cordón policial y se sentaron en mitad del tráfico de la Plaza de la Marina. Entonces se vivió el único momento tenso del acto de ayer. Las fuerzas de seguridad intentaron retener lo que finalmente fue una marea de gente haciendo una sentada que cortó la calle. Media hora después iniciaron una caminata por Cortina del Muelle para pasar delante del Rectorado. En la puerta del Ayuntamiento hicieron una parada para increpar al Gobierno del PP y siguieron por el túnel de la Alcazaba hasta la plaza de la Merced. Unas 5.000 personas según cifró ayer la Policía Local participaron en la manifestación que pretendía clamar por una "escuela pública de todos para todos".

"Intentamos defendernos de la enorme agresión que sufre la enseñanza pública", dijo ayer Antonio Herrera, secretario provincial de Comisiones Obreras. "Es una inmoralidad absoluta, una actitud miserable, una estafa del Gobierno que se quiere cargar la educación pública para que sólo estudien los hijos de los ricos", añadió el responsable de CCOO.

La Plataforma Andaluza por la Enseñanza Pública, que agrupa a estudiantes, padres y sindicatos como CCOO, CGT, Ustea y UGT, sostuvo la pancarta en protesta por los recortes que suponen disminuciones salariales a funcionarios e interinos y aumento de horas lectivas. "Tememos que se pierdan programas como la Escuela 2.0, el apoyo escolar, el plan de bibliotecas, la gratuidad de libros de texto", comentó Teresa Blanca, representante de Enseñanza de UGT Málaga.

"Ministro, escucha, la pública está en lucha", coreaban los manifestantes. Uno de los participantes colocó una ristra de chorizos en una pancarta en la que se podía leer, "más educación y menos chorizo". "La crisis es una excusa", decía un manifestante a otro, mientras que cerca de ellos se podía leer otro de los lemas de la marcha. "La educación es una inversión para un mejor futuro no un gasto".

Dos horas después del inicio de la convocatoria se frenó la marcha en la Plaza de la Merced. Allí, los miembros del Sindicato de Estudiantes promovieron una asamblea popular con todos los asistentes. Su queja, la misma de los últimos tiempos. Por qué se complica el acceso a la educación a los que son el futuro de este país.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios