Málaga

El nuevo plan para Muelle Heredia incluiría bloques de oficinas de 10 plantas y 800 aparcamientos

  • E Ayuntamiento de Málaga y el Puerto aceptan elevar a 50.000 metros la edificabilidad de la parcela, fijada en 26.500

  • Al uso de oficinas se sumará un zócalo de unos 10.000 metros de comercial

Franja de los suelos portuarios de Muelle Heredia. Franja de los suelos portuarios de Muelle Heredia.

Franja de los suelos portuarios de Muelle Heredia. / Javier Albiñana

Nuevos datos sobre el acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de Málaga y la Autoridad Portuaria para modificar las condiciones de desarrollo de los suelos portuarios de Muelle Heredia. El consenso de las dos administraciones parte de la necesidad de incrementar de manera sustancial la dimensión del complejo terciario y comercial que desde hace más de una década se viene dibujando sobre esta franja de terreno, de manera que de los 26.500 metros de techo que tiene asignados actualmente en el planeamiento se pasaría a unos 50.000.

Esta es la aproximación teórica realizada por el arquitecto Ángel Asenjo en un encargo realizado meses atrás por el alcalde, Francisco de la Torre. Frente a las reservas iniciales a tocar lo asignado a este espacio, el presidente del Puerto, Carlos Rubio, ve ahora con buenos ojos esta posibilidad siempre y cuando los trámites urbanísticos precisos para su materialización no sean excesivamente largos.

Al respecto, Rubio confirmó a este periódico que el compromiso inicial de todas las partes es que en el plazo de dos años pueda estar todo solventado. Un tiempo que guarda cierta semejanza con el que necesita la institución portuaria para que se proceda al traslado de la Agencia Tributaria y la Guardia Civil, cuyas instalaciones se ubican en la actualidad sobre estas parcelas. Su mudanza queda siempre condicionada a la previa ejecución de dos edificios alternativos.

En este contexto, los socios institucionales coinciden en que los 26.500 metros de techo que el Plan Especial del Puerto asigna a este espacio es bajo, no solo por su emplazamiento, como zona de crecimiento natural del barrio del Soho, sino por un momento en que la demanda de espacio de oficinas es elevada.

El propósito de Urbanismo es que todo el ajuste pueda estar listo en dos años

Los datos que este periódico ha podido conocer de la operación diseñada por Asenjo duplican, en buena medida, los parámetros urbanísticos del desarrollo de Muelle Heredia. Los 50.000 metros de techo ahora propuestos (el urbanista planteada otro escenario con 75.000 metros de techo que es descartado) quedarían englobados en varios edificios de alrededor de 10 plantas de altura, frente a los de planta baja más 4 alturas que estaban delimitados en el planeamiento.

Así lo indicaron fuentes conocedoras de la actuación, que precisaron que esos inmuebles se levantarían sobre un zócalo de uso comercial de dos plantas de altura que podrían acoger un 20% de la edificabilidad global, o lo que es lo mismo, unos 10.000 metros cuadrados. "La apuesta es por edificios exentos, que garanticen la permeabilidad visual, que no sean barrera", defendieron las fuentes consultadas, que destacaron la necesidad de que el basamento cumpla estos mismos objetivos, de manera que "la ciudad pueda en el futuro llegar hasta el mar".

Y todo ello completado como una reserva de unas 800 plazas de aparcamiento, también doblando las previsiones iniciales. "Se iría a doble sótano", precisaron, poniendo en valor el hecho de que éste se acabaría convirtiendo en “el aparcamiento de la ciudad". Hay que recordar que la apuesta del mandatario local por transformar el eje litoral, ejecutando un túnel soterrado de unos 2,5 kilómetros de longitud, y construyendo sendas estaciones intermodales en la Plaza de la Marina y la Explanada de la Estación, traería consigo la supresión del parking de La Marina.

Superada la primera fase del estudio, logrado el aval del Puerto, la intención del Ayuntamiento es la de dar una vuelta de tuerca, entrando ya de manera más profunda en la opción del complejo de oficinas de 50.000 metros de techo. Para ello, según las fuentes, Asenjo empezará a entrar en detalles más ciertos, incluyendo números económicos de lo que implicará.

El trabajo teórico realizado por el urbanista llega a plantear como una posibilidad a futuro la ocupación no sólo de la franja de Muelle Heredia, sino del resto del suelo portuario en una conquista de la ciudad sobre estos terrenos. En ese ejercicio, se llega a plantear un desarrollo edificable de hasta 150.000 metros cuadrados, con inmuebles de una altura próxima a los 18 metros y con usos alternativos como el hotelero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios