Medio Ambiente

El plan de los 600 millones de euros de los ingenieros malagueños para acabar con la sequía

  • El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos está ultimando un informe en el que reclama al Gobierno central y autonómico crear una nueva presa o ampliar la desaladora de Marbella y cambiar las tuberías, entre otras peticiones

Una imagen de archivo de la desaladora de Marbella.

Una imagen de archivo de la desaladora de Marbella.

Hace apenas dos semanas estábamos todos mirando con ansia el cielo, esperando unas lluvias que no llegaban y que nos remitían a un nuevo periodo de sequía y restricciones. Eso ya parece historia a tenor de las fuertes precipitaciones ocurridas en estos días, que han provocado incluso inundaciones o que la presa de La Concepción de Marbella esté evacuando agua en previsión de que pueda llenarse la próxima semana. Ya hay agua para el verano, pero el problema sigue ahí. 

El Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos de Málaga está ultimando un informe en el que reclaman a las administraciones públicas, principalmente al Gobierno central y la Junta de Andalucía, una inversión de 600 millones de euros para acometer diversas obras que eviten pasar dificultades en periodos secos. "No podemos estar esperando y confiando en que las precipitaciones nos van a solucionar el problema porque el cambio climático es un hecho constatable y, aunque este año nos hemos salvado por la campana en el último instante, hay que actuar con celeridad para buscar la financiación necesaria para hacer esos proyectos", explica Angel García Vidal, representante en Málaga de este órgano colegial. 

Muchas de las iniciativas planteadas por los ingenieros llevan ya mucho tiempo sobre la mesa y, aunque las administraciones están dando algunos pasos, es tal la lentitud que se acumulan año tras año en la lista de eternas promesas que nunca llegan a cumplirse.

El proyecto más importante es la creación de una nueva presa en la parte inferior del Río Verde en Marbella, que se uniría a la de La Concepción. "Se habla mucho de recrecimiento de La Concepción, pero en realidad hace falta una presa nueva y eso permitiría pasar de una capacidad de almacenaje de agua de 60 hectómetros cúbicos a 160 hectómetros cúbicos", indica García Vidal, quien, no obstante, reconoce que "eso sería una obra que llevaría un tiempo mínimo de 10 años incluso aunque hubiera dinero". El Gobierno ha encargado algunos informes en los últimos 20 años para ver la viabilidad del proyecto pero, por ahora, nunca se ha hecho nada. Mientras tanto, La Concepción se llena con relativa facilidad cuando hay fuertes aguaceros y tiene que tirar agua al mar. 

Los ingenieros también ven necesario duplicar la capacidad de la desaladora de Marbella, desde los 15 hectómetros cúbicos hasta los 30, "porque la planta tiene 30 años y se ha quedado obsoleta y pequeña" y hacer lo mismo en la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Río Verde, pasando de depurar 2.300 litros por segundo a 4.600. 

Una de las claves es conseguir trasvasar agua desde el Campo de Gibraltar hasta la Costa del Sol Occidental y desde ahí hasta la Axarquía. Para ello es necesario instalar nuevas y modernas tuberías que permitan el paso del agua y, sobre todo, arreglar las ya existentes porque están desgastadas del paso del tiempo y hay numerosas fugas y roturas. "Las tuberías están en muy mal estado y son una infraestructura crítica. Está en proyecto, pero urge darle celeridad, empezar a licitar y hacerlo", comenta García Vidal. 

Por otra parte está el saneamiento integral, una reivindicación con 40 años de historia que llevó incluso a crear un grupo de presión específico liderado por el sector turístico de la Costa del Sol. "No estamos mal de estaciones depuradoras, pero las tuberías principales que van por la línea costera están hechas polvo y se están haciendo vertidos directos con el problema medioambiental que conlleva", expone el representante del colegio de Ingenieros. 

García Vidal asegura que mantienen reuniones periódicas con la Junta de Andalucía y hay proyectos que se están redactando o planificando, "pero hay que darse mucha prisa", insiste. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios