Testimonio de dos policías que salvaron a una menor en Los Corazones "La madre nos dijo: 'La niña no os la doy, la voy a tirar por la ventana"

  • Los policías que evitaron que una mujer arrojara a su hija de 3 años desde un décimo piso relatan que intentó asfixiarla dos veces 

Paco Martín y Álvaro López, los policías que salvaron a una niña de que su madre la arrojara Paco Martín y Álvaro López, los policías que salvaron a una niña de que su madre la arrojara

Paco Martín y Álvaro López, los policías que salvaron a una niña de que su madre la arrojara

La noche ya prometía. Los policías nacionales Paco Martín y Álvaro López habían tenido que reducir a un hombre que, con un posible trastorno psiquiátrico, había agredido a su hijo. Pero la escena que después contemplaron terminó superando cualquiera de las actuaciones a las que han tenido que enfrentarse en los más de 10 años que llevan vistiendo el uniforme de la policía nacional. Según su testimonio, presenciaron cómo una mujer, de 20 años, amenazaba con arrojar a su hija, de 3, por la ventana de un décimo piso en la barriada de Los Corazones. Al no conseguirlo, trató, supuestamente, de asfixiarla hasta en dos ocasiones. Una de ellas, oprimiéndole el cuello con el brazo y, después, ya en el suelo, con la pierna. “La madre nos dijo: ‘La niña no os la doy. La voy a tirar por la ventana”, recuerda Álvaro, uno de los agentes que lograron salvar a la pequeña.

Eran las 2:05 de la madrugada del viernes al sábado cuando una vecina informaba a la Sala del 091 de la Policía Nacional de que oía fuertes gritos y el llanto continuo de una niña. Dos agentes se desplazaron hasta la vivienda a bordo de un zeta –nombre con el que se conoce a los vehículos patrulla en el argot policial– y comprobaron los sollozos de la menor. Llamaron insistentemente a la puerta del inmueble, pero no obtuvieron respuesta.

Una vecina alertó a la Policía de que oía el llanto continuo de una niña

Mientras tanto, escuchaban la voz de una mujer que parecía estar hablando con alguien. “Cuando nos abrió nos sorprendió la imagen. Vimos a una joven bastante desaliñada y con una niña de 3 años en brazos totalmente desnuda”, relató el policía. Trataron de acercarse a ella para interesante por lo ocurrido, “pero no podían mantener un diálogo coherente”. Sospecharon entonces que la progenitora podía tener sus facultades mentales mermadas.

Con el objetivo de “poner a salvo a la niña”, los policías le pidieron que la dejara en el suelo. Pero la mujer reaccionó de forma iracunda. “La niña no os la doy, la voy a tirar por la ventana”, advirtió la madre mientras se dirigía a la cocina. “La ventana estaba abierta...Ahí me abalancé a interceptarla, lo logré. Vino el compañero e intentamos forcejear. Vimos que seguía sujetando a la niña. Le estaba oprimiendo el cuello”, narra el policía.

“Vimos a una joven desaliñada con una niña totalmente desnuda”, relatan

La escena se desarrollaba en un espacio reducido. “Ya estábamos en el pasillo. La madre le puso la pierna encima y empezó de nuevo a hacer fuerza y a intentar asfixiarla. Fue un minuto, o dos, bastante tensos porque tenía mucha fuerza”, explica el agente, que agradece la colaboración ciudadana. “Si no hubieran llamado no sé cómo habría pasado la noche esa niña”, advierte. Su abuela paterna, que vivía en el mismo bloque, se hizo cargo de la pequeña. La madre, de 20 años y origen marroquí, fue detenida por los supuestos delitos de tentativa de asesinato y atentado a agente de la autoridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios