Contenido patrocinado

¿Cómo puede conseguir financiación para sus proyectos inmobiliarios?

¿Cómo puede conseguir financiación para sus proyectos inmobiliarios?

¿Cómo puede conseguir financiación para sus proyectos inmobiliarios?

Hablar de un proyecto inmobiliario es hablar de grandes cifras y, en definitiva, de una inversión habitualmente estratosférica. Y ello lo sabe cualquier promotor que decida embarcarse en semejante empresa. Es por ello que, antes incluso de dar forma al proyecto en cuestión, conviene hablar de liquidez. No en vano, resulta vital tener claras las fuentes de financiación, las características del préstamo, el riesgo existente, las condiciones y el plazo estimado para comenzar a obtener beneficios que cubran dicha deuda. ¿Tiene usted en mente embarcarse en algún tipo de plan de empresa de índole inmobiliario? En las siguientes líneas explicamos en qué consiste la financiación privada para proyectos inmobiliarios y sus múltiples beneficios.

Financiación privada para fines inmobiliarios

Cualquier proyecto inmobiliario suele requerir, como ya hemos comentado unas líneas más atrás, una fuerte inyección de capital. Y es ahí donde entra en escena la financiación privada. Entendiendo está última como un préstamo de capital privado con el que poder dar luz verde a casi cualquier proyecto.Hablamos de la mejor alternativa cuando no contamos con los suficientes fondos propios y no estamos dispuestos a pasar por un sector, el bancario, que parece más centrado en causarnos problemas que en solucionarlos. Y esto es algo que han hecho suyo proyectos de índole privado tan interesantes como PrestamoPromotor.com. ¿Quieren conocer las ventajas y beneficios de la financiación promoción inmobiliaria?, sigan leyendo.

Inmediatez

Cualquier empresa sabe que la necesidad de flujo de capital para acometer sus proyectos es constante y en muchas ocasiones apremiante. Es por ello que la financiación privada se erige como una fórmula perfecta. No en vano, en un par de semanas podemos disponer del dinero en cuestión. Algo, por otro lado, impensable siguiendo los cauces prototípicos de las entidades bancarias.

Flexible

Y si la rapidez de este tipo de préstamos es importante su capacidad de adaptación no lo es menos. No en vano, cualquier proyecto puede sufrir problemas no previstos que tuerzan un poco el camino. Por fortuna, la flexibilidad de este tipo de fórmula es bastante permisible. Incluso a la hora de pagar la deuda.

Atención personalizada

Todos conocemos el tipo de trato que suelen ofrecer los bancos. Por suerte, aquí contará con personal especializado dedicado en exclusiva a su caso. Algo que se traduce en un trato personalizado, profesional y confeccionado a la medida de su proyecto.

Sin letra pequeña

Una de las grandes ventajas de la financiación privada para proyectos inmobiliarios es que sus condiciones quedan claras desde el minuto uno. Nada de letra pequeña, productos vinculados o condicionantes que cumplir durante la ejecución del préstamo. Lo que usted ve es lo que realmente es.

Confidencialidad

El préstamo privado es una herramienta habitual a la hora de acometer inversiones empresariales. No obstante, hay quien puede considerarlo como un signo de debilidad y de inestabilidad económica. Nada más lejos de la realidad. Por fortuna, todo el proceso crediticio gira en torno a un fuerte blindaje en el que destaca la confidencialidad y la protección de su propia privacidad.

Sin listas de morosos

La financiación privada no circunscribe las condiciones de sus préstamos a la presencia, o no, en listados de morosos como ASNEF o RAI. Algo que probablemente le quite un peso de encima. 

Para concluir, y aunque probablemente no sea necesario recalcarlo, los préstamos privados para inversiones inmobiliarias se han convertido, y al reciente informe del Banco de España sobre la dificulta de obtener financiación bancaria nos remitimos, en una herramienta eficaz, segura y transparente para acometer esos proyectos que requieren de capital privado.