Desayuno informativo | Actividad del Puerto de Málaga

El Puerto mantiene cifras al alza en los tres pilares claves de su actividad

  • Málaga consolida los 500.000 cruceristas y las 300 escalas, con la meta de crecer como puerto base del sur peninsular

  • Los contenedores recuperan su actividad con una terminal multifuncional y en graneles, este año se han movido más de un millón y medio de toneladas

Paulino Plata, Susana Gutiérrez, Antonio Poveda y Juan Carlos Cilveti, en el desayuno informativo de ‘Málaga Hoy’ sobre la actividad portuaria en Málaga. Paulino Plata, Susana Gutiérrez, Antonio Poveda y Juan Carlos Cilveti, en el desayuno informativo de ‘Málaga Hoy’ sobre la actividad portuaria en Málaga.

Paulino Plata, Susana Gutiérrez, Antonio Poveda y Juan Carlos Cilveti, en el desayuno informativo de ‘Málaga Hoy’ sobre la actividad portuaria en Málaga. / Javier Albiñana

El Puerto de Málaga está pasando por un momento dulce, con buenas expectativas y retos de futuro y cifras al alza en los pilares fundamentales de su actividad que alejan viejos fantasmas. Así, gozan de buena salud los cruceros, que durante la peor época de la crisis han sido el verdadero motor del Puerto, junto al tráfico de contenedores que, después de caer en picado en 2013, se ha reactivado en este último año con una terminal multifuncional, y en tercer lugar, lo que se suele denominar carga sucia, los graneles que, tal y como se apuntó, “han resurgido de sus cenizas”. Todo suma. Así se subrayó en un desayuno informativo sobre el presente y el futuro de la actividad del Puerto de Málaga organizado por Málaga Hoy y moderado por Juan Carlos Cilveti, en el que participaron Paulino Plata, presidente de la Autoridad Portuaria, Susana Gutiérrez, gerente de Málaga Cruise Port, y Antonio Poveda, de la casa consignataria Bergé-Condemina.

En dicho encuentro informativo, celebrado el pasado martes, los participantes analizaron la situación actual del recinto portuario, centrándose en los cruceros, el tráfico de contenedores y de graneles. Según afirmó Plata el balance refleja unos “números positivos, modestos”, recordando que en 2017 el Puerto facturó 18,3 millones de euros, de los que algo más de un millón de euros correspondían a beneficios. “Unas cuentas bastante razonables para la actividad que tenemos y para poder responder a las demandas presentes y de futuro”, subrayó.

Al inicio de su intervención, Plata, que defendió al Puerto como “un bien público que tiene que ayudar a la mejora de la economía de Málaga y de su zona de influencia”. En este sentido, consideró un acierto haber recuperado el tráfico de contenedores y graneles, además de haber apostado fuerte por los cruceros. Plata relató que desde que en los años 1999 y 2000 el Puerto de Málaga perdiera el tráfico de petróleo, ha venido sufriendo una serie de altibajos y de crisis “que en ocasiones lo han puesto al borde del abismo”. De hecho, entonces se perdió la mitad del tráfico y de los ingresos, que cayeron un 48%.

Paulino Plata, presidente del Puerto, Susana Gutiérrez, gerente de Málaga Cruise Port, y Antonio Poveda, de la Casa Consignataria Bergé-Condeminas. Paulino Plata, presidente del Puerto, Susana Gutiérrez, gerente de Málaga Cruise Port, y Antonio Poveda, de la Casa Consignataria Bergé-Condeminas.

Paulino Plata, presidente del Puerto, Susana Gutiérrez, gerente de Málaga Cruise Port, y Antonio Poveda, de la Casa Consignataria Bergé-Condeminas. / Javier Albiñana

Después de eso, explicó Plata, la Autoridad Portuaria acometió “una gran remodelación” de la mano del Plan Especial del Puerto de Málaga, del que se cumplen ahora 20 años y que, según subrayó Plata, ha contribuido de una forma muy potente a dar esa imagen de la Málaga actual, moderna y abierta al mar”. Dicho Plan, insistió, fue clave para reorientar la superficie –que se duplicó– y potenciar nuevas líneas de actividad, como los cruceros y contenedores, dos actividades que tal y como señaló son relativamente recientes en el tráfico marítimo.

Asimismo, sostuvo que el Estrecho de Gibraltar es “un lugar mágico”, hecho que otorga al Puerto malagueño una posición estratégica que, en su opinión, abre oportunidades a la hora de consolidar la senda positiva. “Por aquí pasan muchísimos barcos cada día, 26 millas al sur hay una zona de tráfico marítimo que, probablemente, sea la más importante del mundo con unos 120.000 barcos al año, es decir, estamos en la quinta avenida del tráfico mundial”, afirmó.

También Susana Gutiérrez, gerente de Málaga Cruise Port, aludió a esa posición estratégica entre el Mediterráneo y el Atlántico como factor determinante para la actividad de cruceros. Los cruceros son la primera fuente de ingresos para el Puerto de Málaga, según destacó Plata, un mercado en el que Gutiérrez subrayó que Málaga había logrado hacerse con un hueco, obteniendo resultados positivos desde 2013, una tendencia creciente que ha llevado a alcanzar el medio millón de cruceristas y 300 barcos, cifras que se esperan mantener en los próximos años.

De cara al futuro, ambos afirmaron que hay margen para mejorar, advirtiendo que Málaga no olvida su vocación de convertirse en Puerto base de cruceros más importante del sur de la península. De hecho, el principal objetivo es incrementar el porcentaje de escalas base –que ahora mismo están en torno al 10%– frente a las de tránsito, hasta recuperar los niveles del 25-27%, tal y como resaltó la gerente de Málaga Cruise Port. “Tenemos potencial para ello”, aseguró Gutiérrez, quien expuso que la ciudad tiene los ingredientes necesarios para ello: “El aeropuerto, con más de 135 conexiones internacionales; capacidad hotelera que se va incrementando, y un destino por sí mismo”.

Sobre la meta de alcanzar las 300 escalas, Gutiérrez sostuvo que más importante que esto es “el volumen de pasajeros y el porcentaje que hay entre tránsito y base”. “Esto es lo que más beneficia al Puerto y a la ciudad, lo que ayuda a que el negocio se estabilice con perspectivas de futuro”, añadió el presidente de la Autoridad Portuaria, quien también afirmó que con ese fin trabajan conjuntamente el Puerto, Málaga Cruise Port y las instituciones públicas.

En este punto, Gutiérrez concluyó que el Puerto malagueño va por el buen camino, con compañías para el mercado británico y alemán, que “ya están programando nuevas escalas bases regulares por primera vez en Málaga, para 2020”. Así, reafirmó su intención de avanzar hacia la “especialización de los servicios y la mejora de la calidad”, apuntando a los dos tipos de mercados claves para el Puerto de la ciudad como son el premium y el estándar. “Son dos sectores completamente diferentes y cada público necesita que se le atienda de una forma especial”, comentó.

Los participantes en este desayuno informativo sobre la actividad portuaria también hicieron referencia a la próxima edición de la Seatrade Cruise Med, que tendrá como sede Málaga del 15 al 17 de septiembre de 2020. La gerente de Málaga Cruise Port confió en que este evento sirva de “empuje” para dar a conocer el destino, además de las infraestructuras del Puerto. Según precisó, los datos señalan que en todas las ciudades que han acogido este encuentro “han tenido crecimientos espectaculares de escalas y de barcos, de entre el 38 y el 50%”. Esto podría suponer, agregó, “superar con creces el medio millón de pasajeros, en un medio o largo plazo”.

El representante de la casa consignataria Bergé-Condeminas junto al presidente del Puerto de Málaga. El representante de la casa consignataria Bergé-Condeminas junto al presidente del Puerto de Málaga.

El representante de la casa consignataria Bergé-Condeminas junto al presidente del Puerto de Málaga. / Javier Albiñana

Al respecto, Plata defendió que el Puerto de Málaga “tiene unas condiciones magníficas para poder atender barcos de gran tamaño”. De hecho, aseguró que “ya hay navieras que se están acercando a nosotros para tratar reservar espacio”. De este modo, el presidente de la Autoridad Portuaria consideró que será a partir de 2020 y 2021 cuando el crecimiento podría ser “notable”, aunque prefirió no aventurar cifras. Asimismo, subrayó el interés del Puerto por los cruceros de lujo, una línea en la que se ha crecido hasta un 70% en los últimos años, y que interesa porque deja también un mayor margen de beneficios para la propia ciudad.

Sobre la posibilidad de que compañías norteamericanas como Carnival o Disney recalen en Málaga, la responsable de Málaga Cruise Port lo valoró como algo positivo y comentó que, por ejemplo, Disney “es símbolo de felicidad, familia y seguridad, con lo cual aportaría todos esos valores a nuestro destino”.

En cualquier caso, Plata insistió en que el de los cruceros es un ámbito en el que hay una competencia “feroz” tanto a nivel nacional como internacional, ya que actualmente hay 430 barcos de crucero en el mundo y, solo en España, 28 autoridades portuarias con casi medio centenar de instalaciones. “Es un negocio muy atractivo que genera empleo y riqueza y todos quieren participar de esta actividad. Hay muchos puertos en el Mediterráneo dispuestos a hacer lo que sea por llevarse parte de este pastel”, explicó, considerando que para competir hay que ofrecer “buenos servicios y cosas exclusivas”.

Movimiento de graneles

Por otro lado, el encuentro informativo abordó el estado actual del tráfico de graneles sólidos, como segunda fuente de ingresos para el recinto portuario malagueño, teniendo a la casa consignataria Bergé-Condemina como una de las principales artífices. Según los datos del pasado ejercicio, esta última compañía movió 1,3 millones de toneladas de graneles, alcanzando el agroalimentario el medio millón. Las previsiones son que el año 2018 cerrará con cifras al alza que rondan el millón y medio de toneladas y un crecimiento positivo del 7% entre los meses de enero a octubre. En atraques, este año se han contado unos 1.700 barcos, una cifra muy superior a los de hace unos años. La senda positiva también se refleja en el número de silos –Condeminas tiene seis dentro del recinto del Puerto y otros tres fuera, y ha recibido la concesión para añadir otro más de unos 6.500 metros cuadrados con capacidad para unas 30.000 toneladas–.

En esta línea, Antonio Poveda, representante de la consignataria Bergé-Condeminas, matizó que dentro de los graneles hay que destacar la “peculiaridad” del tráfico de cemento en Málaga, “casi permanente desde hace muchos años, con dos barcos al mes habitualmente”. Asimismo, agregó que el propósito es mantener el auge en esta actividad y crecer en otras, como el movimiento de coches, aunque para esto último lamentó la falta de espacio en el recinto portuario, algo en lo que coincidió con el presidente del Puerto, quien consideró que el hecho de que “en 20 años hayamos agotado el suelo después de haberlo duplicado es significativo, y pone de manifiesto la pujanza del Puerto, sobre todo en el último año”.

Plata aseguró que el Puerto seguirá apostando por el granel, una actividad “muy beneficiosa para la industria y la actividad económica general de la zona”. Y consideró fundamental avanzar también hacia el granel líquido, con especial incidencia en el tráfico de aceite de oliva. Así, defendió que, puesto que “somos el Puerto más cercano a la zona de producción de aceite de oliva, lo más razonable sería que fuésemos el Puerto del aceite de oliva en España, cosa que no somos, ahora es Valencia”. En opinión de Plata, este sector podría suponer una oportunidad interesante para el Puerto malagueño, considerando que “la logística representa mucho de ese valor intermedio que perdemos desde el origen al destino” y que “ahí el sistema portuario puede contribuir mucho”.

Se reactiva el tráfico de contenedores

Por último, con respecto a los contenedores, que después de acaparar buena parte de la actividad del Puerto de Málaga sufrieron un bache que llevó incluso a perder por completo el tráfico entre 2013 y 2014, y que ahora parece haberse recuperado con dos pequeñas líneas regulares (MSC y JSV) y varias grúas. En este ámbito, el presidente de la Autoridad Portuaria reconoció la “importante apuesta” que la empresa Noatum Maritime ha hecho en el Puerto de Málaga, con una plataforma en el muelle 9 en la que ha invertido 20 millones en el último año, recuperando la actividad con auerdos con navieras como Maersk, MSC y Hapag Lloyd. También se ha crecido en el tráfico de contenedores llenos, destacó Plata refiriéndose a que “hasta ahora el Puerto de Málaga era un depósito de contenedores vacíos en gran medida, ahora hemos crecido un 33% en carga”.

Asimismo, Plata valoró el carácter “polivalente” de la terminal de contenedores en la que opera Noatum con la dificultad de moverse en un ámbito en el que la competencia es “al céntimo” y en el que existen puertos cercanos como el de Algeciras o Tánger, que han perjudicado de forma considerable la actividad en Málaga.Aún así, Plata aseguró que los datos estadísticos animan a mirar al futuro con esperanza: “El tráfico de contenedores está creciendo a una velocidad que creo que nos permite pensar que esto se va a mantener en el futuro de manera bastante solida”.

Eso sí, incidió en la importancia de “buscar el nicho de negocio dentro del entorno”. En concreto, apuntó la posibilidad de “ser mucho más ágiles que otros puertos que tienen un tamaño mucho mayor que el nuestro”. “Ahí es donde debemos incidir, en ser más ágiles y más económicos en tiempo y en costes que otros puertos de la zona”, insistió.

En relación con esto, se refirió a que el tráfico de vehículos en el Puerto de Málaga ha subido un 26% este año, con la previsión de seguir creciendo en 2019. “El mundo de los vehículos es globalizado y la mayor parte de las piezas, de los componentes y de los coches terminados se mueve por vía marítima”, expuso para indicar que “ser el Puerto del sur de la Península para determinadas marcas es muy importante, ya lo somos para Opel o Dacia, y eso son proyectos de alto valor”.

Por último, al cierre este debate sobre el estado del Puerto de Málaga, los participantes coincidieron en que el recinto malagueño pasaría el examen en estos tres pilares con un “notable”. “Los números lo dicen todo. Estábamos en números rojos y en una situación muy grave, íbamos a ser intervenidos, y sin hacer ningún tipo de operación de cirugía, el Puerto está hoy en una situación bastante consolidada, con clientes fijos y contentos, con tráfico diversificado y con presencia en la ciudad”, concluyó Plata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios