Málaga

Activan la reforma del parking de La Marina, que permitirá ensanchar sus plazas

  • La inversión necesaria ronda los 1,2 millones, con un plazo de 120 días 

  • Para compensar el coste, Smassa subirá 0,25 euros el precio del aparcamiento

Un usuario del aparcamiento de La Marina empuja su vehículo. Un usuario del aparcamiento de La Marina empuja su vehículo.

Un usuario del aparcamiento de La Marina empuja su vehículo. / Javier Albiñana

La reforma del aparcamiento más utilizado de Málaga, el de la Plaza de la Marina, inicia su particular cuenta atrás. La Sociedad Municipal de Aparcamientos (Smassa) acaba de activar el concurso para la adjudicación de unos trabajos valorados en algo más de 1,2 millones de euros (IVA incluido) y que permitirán ampliar la mayor parte de los estacionamientos habilitados, dando respuesta con ello a una de las grandes demandas de los usuarios en los últimos años.

De acuerdo con los objetivos que se ha marcado la empresa mixta, en la que el Ayuntamiento está representado con un 51% de las acciones, la modificación de los puntos traerá consigo la pérdida de 80 plazas. De acuerdo con los detalles de la iniciativa, el edificio pasará a disponer de 346 plazas (de ellas 11 para personas con movilidad reducida y dos para vehículos eléctricos).

Pero la intervención planificada va más allá, ya que se va a aprovechar la ocasión para otras acciones necesarias en el edificio, caso de la la eliminación de las filtraciones de agua, la impermeabilización y reparación de la estructura y forjados; la mejora de la accesibilidad y la eliminación de barreras arquitectónicas; el cambio de la iluminación a tecnología LED con reguladores de flujo; la renovación de la instalación de guiado; la instalación de hilo musical;la mejora del servicio de videovigilancia e informática. También se quiere aprovechar para mejorar las condiciones de la muralla nazarí con nueva iluminación y la limpieza de la misma.

Otra de las novedades que traerá consigo la obra en La Marina es la instalación de 20 módulos en los que los usuarios de patinetes eléctricos podrán aparcar sus vehículos. El coste previsto es de 1 euro, sin límite de tiempo.

Las empresas interesadas en concurrir en este concurso tienen hasta el próximo 30 de julio para presentar sus proposiciones. El plazo máximo inicialmente fijado por el licitador para el desarrollo de las obras es de 120 días. Parece factible pensar que el arranque de las actuaciones pueda tener lugar tras el verano, haciendo factible su culminación para Navidades.

Esta obra fue una de las cuestiones abordadas en el último consejo de administración de Smassa, en el que también se dio luz verde a la modificación de las tarifas de los aparcamientos de la ciudad. La subida más significativa es la que afecta a La Marina, variación con la que la sociedad busca minimizar el impacto económico de las obras de reforma que ahora se desarrollarán.

En concreto, el coste de la hora se incrementará en 25 céntimos de euro. De este modo, la misma pasará de 2,1 euros a 2,35 de lunes a domingo y festivos. Con ello se busca minimizar el impacto económico de la inversión programada.

La estrategia diseñada por Smassa pasa por extender a otros edificios los trabajos de adecuación y reforma, ajustando, a su vez, las tarifas en los mismos. Así, la previsión es que en la parte final del año también entren en vigor nuevos precios en Camas, Cervantes, Tejón y Rodríguez, San Juan, Avenida de Andalucía y Salitre, donde la hora pasará a costar 0,15 más, pasando a 2,10 euros de lunes a viernes y a 2,35 los fines de semana y festivos. Por el contrario, se reducirá el coste en el de Carlos de Haya, Cruz de Humilladero y El Palo en 0,45 euros, buscando con ello “incrementar el uso que actualmente se hace de ellos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios