Retrasos de la obra del Metro de Málaga Los comercios de la Alameda visten el luto

  • Lucen crespones negros para denunciar los efectos de la obra del suburbano y la reurbanización de la avenida 

  • Informan del cierre de hasta cuatro locales en los últimos meses en la parte norte

Uno de los carteles colocados en la valla del recinto de obra del Metro en el lateral norte de la Alameda. Uno de los carteles colocados en la valla del recinto de obra del Metro en el lateral norte de la Alameda.

Uno de los carteles colocados en la valla del recinto de obra del Metro en el lateral norte de la Alameda.

Los comerciantes del entorno de la Alameda Principal, eje principal de Málaga capital, vuelven a clamar contra la situación en la que se encuentran desde hace años con motivo de los trabajos de construcción del tramo final del Metro y, más recientemente, de los trabajos de reurbanización de la avenida. El último movimiento de los empresarios pasa por colocar crespones negros en los locales, simulando el luto por el que atraviesan como consecuencia de los efectos negativos que ambas operaciones tienen sobre sus negocios.

"¿Has visto crespones negros en la Alameda Principal? No se ha muerto nadie. La zona, sí", relata el mensaje de denuncia colgado por la plataforma de comerciantes en Facebook, que ayer mismo acompañaron con la pega de carteles informativos, en los que se lee: "Las obras que ves a tu lado nos están sepultando".

A modo de explicación, los responsables del colectivo, del que forman parte más de 180 vecinos y empresarios, justifican su decisión de "vestir de luto los negocios del lateral norte de la Alameda porque toda la zona comercial está sumida en una depresión económica, como efecto colateral de las obras del Metro. Y esto es necesario que lo sepa toda la ciudadanía".

Los comerciantes afectados aseguran estar con "el agua al cuello"

Por medio del mensaje lanzado en las redes sociales, inciden en el hartazgo que genera el "incumplimiento" de los plazos de terminación el tramo del suburbano Guadalmedina-Atarazanas, que a juicio de los empresarios está detrás del cierre de varios negocios de la zona. "Y los que estamos tenemos que estar con el agua al cuello", añaden.

En su relato, inciden en que la previsión de finalización del tajo, al menos en la construcción de la infraestructura, que es la que más afecta a la actividad en superficie al mantenerse abierta en canal la zona, se ha ido desviando. "Nos anuncian un retraso en la ejecución de las obras, motivada por la ampliación de presupuesto de las mismas, hallazgos arqueológicos (qué sorpresa, teniendo restos históricos en el parking de la Plaza de la Marina), burocracia... En definitiva, poca voluntad de estar a la altura de las circunstancias y de lo que Málaga merece", insisten.

Los acontecimientos derivados desde que la Junta de Andalucía adjudicó esta pieza del ferrocarril urbano a la unión temporal de empresas integrada por Acciona y Sando da plenamente la razón a los afectados. Desde que se firmó el contrato con los socios privados, el 24 de marzo de 2015, pasan ya casi 46 meses, cuando el plazo previsto por la contratista era de 28 meses para completar la operación.

La última previsión oficial manejada por la Agencia de Obra Pública de Andalucía, incluida en una segunda prórroga para la terminación de la actuación, sitúa a finales de abril la conclusión de los trabajos, aunque todo indica que tampoco se cumplirá esta fecha. Esta prórroga en el calendario trajo consigo, además, un incremento en el coste de ejecución de 2,1 millones de euros, a sumar a los 9,2 millones correspondientes a tres complementarios aprobados.

Estado de los trabajos de reurbanización del lateral sur de la Alameda. Estado de los trabajos de reurbanización del lateral sur de la Alameda.

Estado de los trabajos de reurbanización del lateral sur de la Alameda. / Javier Albiñana

Ante esta situación, los comerciantes aseguran estar "cansados de que las obras se eternicen". "¿Alguien es capaz de recordar cómo era la Avenida de Andalucía antes de que se convirtiese en una pista de Scalextric?". Por ello, reclaman "una voluntad real para que el proyecto se ejecute con la celeridad que requiere". "Málaga necesitan recuperar este espacio para desarrollar la actividad que debe tener un lugar histórico y tan emblemático como este; la pasividad de los trabajos, a todos los niveles involucrados, en una ciudad tan potente, es inadmisible", sentencian.

Entre los comerciantes afectados se encuentra José Ferrer, responsable de Copicentro. "Siempre hemos ido de buen rollo, pero estamos en medio de dos aguas; el Ayuntamiento, por un lado, y la Junta, por el otro; en una pelea entre ellos", dijo este empresario, que señala que los problemas se han agudizado en los últimos meses al coincidir la construcción del tramo del suburbano, en el lateral norte, con la ocupación parcial del resto de la Alameda para desarrollar la semipeatonalización del eje. Todo ello, aseguró, ha generado que en el último mes y medio hayan cerrado cuatro negocios de la acera norte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios