Municipal

Las multas puestas por la Policía Local de Málaga a empresas de patinetes se quedan sin notificar

  • Las dudas generadas por "la ausencia de una base jurídica clara" disuaden a Gestrisam de culminar los procedimientos sancionadores

Dos usuarios de patinetes eléctricos circulan por el Palmeral de las Sorpresas. Dos usuarios de patinetes eléctricos circulan por el Palmeral de las Sorpresas.

Dos usuarios de patinetes eléctricos circulan por el Palmeral de las Sorpresas. / J. Albiñana

La ausencia de una normativa clara y específica con la que ordenar el funcionamiento de las empresas de patinetes de alquiler en Málaga capital está provocando que las más de cincuenta sanciones impuestas por la Policía Local contra las compañías estén sin notificar. Así lo confirmaron a este periódico varias fuentes municipales, que incidieron en que el actual procedimiento sancionador se encuentra "parado, pendiente de que Gestrisam emita las notificaciones correspondientes".

De acuerdo con las fuentes, la reticencia del organismo municipal, dependiente del área de Economía y Hacienda, se produce ante "sus dudas sobre la inexistencia de una base jurídica clara" y sobre la posibilidad de que la posición municipal sea de debilidad ante los potenciales recursos por parte de las firmas sancionadas.

"La Policía Local pone la multa y las tramita y ahora están pendientes de que Gestrisam lo notifique al infractor", vinieron a resumir las fuentes. De acuerdo con esta información, desde hace varias semanas los responsables del ente se encuentran estudiando el asunto. El mismo salió a relucir en la última reunión celebrada en la Casona del Parque para abordar los movimientos que está analizando el equipo de gobierno del PP para tratar de controlar el fenómeno de los patinetes, con siete compañías ya asentadas en la ciudad y del orden de 1.400 dispositivos.

Oficialmente, desde Gestrisam se elude confirmar o desmentir que las multas se estén notificando. Por medio de una portavoz del área de Economía, la reacción ante la pregunta realizada por este medio fue: "hasta que Movilidad no tenga su decreto de regulación y no exista un marco de seguridad jurídica por su parte no dicen nada".

"Hasta que Movilidad no tenga su decreto de regulación y no exista un marco de seguridad jurídica por su parte no dicen nada", dicen desde Gestrisam

La aprobación del citado decreto es la última de las puertas abiertas por el departamento dirigido por la concejala Elvira Maeso para tratar de controlar la presencia masiva de patinetes en la ciudad. El documento, una vez redactado por los técnicos de Movilidad, tendrá que ser posteriormente objeto de análisis y discusión con el resto de áreas vinculadas, caso de Gestrisam y la Policía Local.

La pretensión del área municipal, conforme al análisis jurídico realizado por sus técnicos, es darle categoría de vehículo a los patinetes, buscando con ello, por ejemplo, limitar el acceso de estos dispositivos al Centro de la ciudad, así como su estacionamiento en las aceras.

El movimiento ahora propuesto por el Ayuntamiento se produce, eso sí, casi cinco meses después de la llegada de los patinetes y tras la acumulación de quejas por parte de vecinos y colectivos sociales, molestos por la ocupación que los mismos hacen del espacio público. De hecho, Movilidad trata de reaccionar cuando desde hace meses venía aplazando cualquier acción a expensas de que la Dirección General de Tráfico dé forma a una normativa de regulación general para todo el país. La misma podría ver la luz a lo largo de este verano e impedirá, previsiblemente, la posibilidad de que los patinetes puedan circular por las aceras.

A esta iniciativa el equipo de gobierno del PP suma la tramitación de sendas revisiones de las ordenanzas de Movilidad y de Ocupación de Vía Pública, procedimientos que necesitarán aún de varios meses antes de que sean una realidad. En el caso de la norma dependiente del área de Productividad Empresarial, la concejala Elisa Pérez de Siles admite que se está trabajando en ello, con el fin de "incorporar otros supuestos de ocupación", de manera que a los ya conocidos de las terrazas de los bares se sume, por ejemplo, la delimitación de un espacio para el aparcamiento de patinetes, incluyendo una serie de tasas y un régimen sancionador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios