Málaga

Un senador del PSOE por Málaga tacha de “pijos” a quienes estudian en la concertada

  • Miguel Ángel Heredia encendió ayer las redes con un comentario en el que aseguraba: "Quien quiera el elitismo de una educación privada que se lo pague con su dinero" 

Imagen de archivo de Miguel Ángel Heredia, en una rueda de prensa. Imagen de archivo de Miguel Ángel Heredia, en una rueda de prensa.

Imagen de archivo de Miguel Ángel Heredia, en una rueda de prensa. / M. H. (Marbella)

En un tiempo marcado por la inmediatez que ofrecen las redes sociales, no hay mensaje que pase inadvertido. Y menos cuando se trata de uno que concierne a un asunto tan en boga estas semanas como la nueva reforma educativa impulsada por el Gobierno central. El mismo día en que se echaban a la calle cerca de 3.000 vehículos, según datos de la Policía Local de Málaga, o 1.200, según la Policía Nacional, el senador del PSOE por Málaga, Miguel Ángel Heredia, tuvo la ocurrencia de colgar un tuit en su cuenta oficial en la que venía a tachar de "pijos" a quienes estudian en los centros concertados. 

"Ni hay que educar a pijos con dinero público. Ni hay que mantener los privilegios educativos de unos pocos con el dinero de todos. Quien quiera el elitismo de una educación privada que se lo pague con su dinero. Y el dinero público para la buena educación pública y de calidad", decía textualmente. Aunque en el texto no se hace mención expresa de la concertada, lo cierto es que es el tratamiento que da la bautizada Ley Celaá a esta modalidad de enseñanza uno de los motivos de crispación y malestar. 

La reacción en la red social Twitter ante el comentario del senador socialista no se hizo esperar. Hasta primera hora de este lunes, ha obtenido 1.339 retweets y 2.728 'me gusta'. Sin embargo, atendiendo a la literalidad de las respuestas obtenidas, muchas son críticas con su postura, afeando el mensaje y recordando al representante público la existencia de numerosos centros concertados cuya labor social en barrios humildes viene siendo destacada desde hace años. 

Entre los que respondieron a Heredia se encontraba el alcalde de Antequera, del Partido Popular, Manuel Barón, quien a través de otro tuit le recordó su pasado al representante socialista. "Vamos a ver… @maherediaz estudió en la Escuela del Magisterio de la Iglesia María Inmaculada de Antequera en los cursos 1983-1986… ¿a qué viene lo de los pijos  y privados? ¿de verdad cree que no conocemos su historia?", dice.

Y en la misma línea, otro representante del PP, el parlamentario andaluz José Ramón Carmona retó a Heredia a que diga "¿Qué diputados del PSOE de Málaga estudiaron en colegios privados o concertados o llevan a sus hijos a esos colegios que tú calificas como 'pijos'?". A ninguno de ellos Heredia ha contestado en la plataforma.

Preguntado por las reacciones de su tuit, el senador ha remitido un escrito a este periódico en el que pretende ampliar su punto de vista sobre este asunto. En el mismo, afirma que a diferencia de la nueva ley, la anterior "favorecía el elitismo" de los que podían acceder a los centros concertados.

¿Cómo? Según ha expuesto, porque la Ley Wert permitía las cuotas voluntarias en estos colegios. "¿Y esto qué es? Que los padres tenían que pagar un cuota para estar en un concertado mayor o menor, pero en algunos caso llegaba hasta los 200 euros al mes; según el colegio concertado aseguraban que no era obligatorio, pero que en muchos casos las familias que no podían pagar difícilmente al año siguiente tenían plaza en aquel centro", llega a señalar.

"200 euros para una familia con rentas altas e importantes recursos económicos es un cantidad que se podían pagar sin problema por cada niño, sin embargo para una familia con dificultades para llegar a fin de mes era imposible de pagar", añade. 

Según Heredia, esto se elimina con la Ley Celáa, que, añade, "no elimina para nada la escuela concertada", sino que busca que las cuotas "no existan para no impedir el accesos a niños sin recursos". "Se trata de que cualquier niño o niña que quiera ir a un colegio concertado pueda ir aunque sus padres no tengan dinero", ha añadido. A su juicio, con ello se garantiza que haya una "libertad real de los padres a la hora de poder elegir colegio".

Y respecto a las marchas celebradas el pasado domingo en varias ciudades españolas contra la Ley Celaá, ha dicho: "Desde el mayor respeto a los que ayer se manifestaron no los vi cuando el ministro Wert subió a un 6,5 la nota para poder obtener una beca, lo que provocó que 120.000 alumnos hijos de trabajadores y clases medias tuvieran que abandonar la Universidad por falta de ella; tampoco los vi cuando el Gobierno de Rajoy recortó en 6.000 millones la educación pública".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios