Málaga

Los socios privados de Limasa llevan a los tribunales la municipalización de la empresa

  • Presentan un recurso contencioso administrativo y se oponen a la eliminación de la actual sociedad 

  • Esto no frena la previsión del Ayuntamiento de que la nueva entidad empiece a funcionar el 1 de julio

Tres operarios de Limasa. Tres operarios de Limasa.

Tres operarios de Limasa. / Javier Albiñana

Prafraseando a la concejala de Limpieza de Málaga, Teresa Porras, los socios privados de Limasa están ejerciendo su "derecho al pataleo" en el proceso de municipalización del servicio de limpieza y recogida de basura de la ciudad. Tanto es así que, tal y como se ha dado a conocer este viernes en el consejo de administración de la aún sociedad mixta, han interpuesto un recurso contencioso administrativo contra los acuerdos adoptados por el Ayuntamiento en el impulso de creación de la nueva entidad pública que asumirá la gestión. 

Así lo confirmó la concejala de Adelante Málaga, Paqui Macías, quien ha considerado que con este movimiento las empresas, que tienen el 51% de la empresa de limpieza, no hacen otra cosa que tratar de "paralizar y alarga en el tiempo" el proceso de municipalización. Cabe recordar que las últimas previsiones manejadas por el Consistorio apuntan a principios del mes de julio como fecha en la que empezará a funcionar.

Así lo acordó semanas atrás la Junta de Gobierno Local, que dio luz verde a la fecha de la finalización del contrato de Limasa III, fijado para el 30 de junio. Un asunto que ha sido objeto de debate en la sesión de este viernes y que ha contado con el rechazo directo de los socios privados. En cualquier caso, según fuentes consultadas, el recurso judicial no supone de inicio una paralización en el camino casi culminado por la Corporación local.

Los privados han votado en contra de todos los puntos del consejo, incluyendo la puesta a disposición de la nueva empresa todos los medios existentes para la prestación de este servicio público municipal. El actual contrato está en vigor desde 2001 y fue prorrogado en abril de 2017 hasta que se analizara y se pusiera en funcionamiento el nuevo modelo.

La negativa de Servicios Urbanos de Málaga S.L., integrada por FCC, Unicaja, Sando y Urbaser, entra en contradicción con lo expresado en 2017, cuando se dio validez a la prórroga del contrato. En los escritos que formaron parte del acuerdo, estas entidades manifestaron "que para el caso de que la duración de la citada entidad no alcance la duración máxima propuesta de ocho años, Servicios Urbanos de Málaga, SA no reclamará cantidad alguna al Ayuntamiento por dicha causa, entendiendo que la finalización de la compañía se podrá producir antes del referido plazo".

"La parte privada está reacia a colaborar en la disolución de la empresa", ha denunciado Macías, para quien "ha dejado en evidencia que no quiere dejar de ganar los jugosos beneficios que ha estado teniendo todos estos años; están parasitando lo público". Al tiempo, ha criticado la falta de colaboración en este proceso. Una vez entre en funcionamiento la nueva entidad municipal, Limpieza de Málaga, quedará aún pendiente otro consejo para aprobar las cuentas anuales de la sociedad, así como el posterior proceso de liquidación de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios