Urbanismo

Reactivan 94 solares que estaban abandonados en el Centro de Málaga con una inversión de 50 millones de euros

  • Desde 2014 hay 24 fincas en las que ya se han hecho 170 viviendas o un hotel

  • En el Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas quedan 96 expedientes de los cuales en 70 ya se prevé la construcción de 330 viviendas, cuatro hoteles y 30 locales comerciales

Infografía de un hotel que se está rehabilitando en la calle Granada Infografía de un hotel que se está rehabilitando en la calle Granada

Infografía de un hotel que se está rehabilitando en la calle Granada

Comentarios 0

Hace unos años el Centro de Málaga estaba plagado de solares vacíos y edificios abandonados y tapiados. La crisis económica no invitaba a hacer nuevos proyectos a los propietarios de esas fincas o inmuebles y la imagen en algunas calles de la ciudad era realmente desoladora. Esa situación empieza a cambiar de forma radical por dos motivos. El primero es que hay más dinero en el mercado para invertir y el segundo es que el Ayuntamiento de Málaga, a través del Registro Municipal de Solares y Edificaciones Ruinosas, está incitando a los dueños a que se muevan.

Desde el año 2014 ya hay 24 fincas que han sido rehabilitadas y que han salido de ese registro. En ellas se ha construido un hotel en la calle Vendeja y 170 viviendas y locales comerciales en varias promociones en el Centro ubicadas en las calles Jinetes, Carretería, Granada, Huerta del Conde, Pozos Dulces o Roque García. 

En estos momentos, según ha detallado este miércoles el concejal de Urbanismo, Raúl López, quedan 96 solares y edificios en el registro de los cuales 70 se están reactivando y 26 no. En el primer caso, de esos 70 hay 17 que ya están en obras y otros 53 que se encuentran en la tramitación de licencias o con el estudio de detalle. En esos inmuebles se contempla la creación de cuatro hoteles en las calles Granada, Victoria, Tomás de Cózar y Madre de Dios, así como 330 viviendas en las calles Alta, Compañía, Plaza del Teatro, Carretería, Ermitaño, Postigos o Cobertizo del Conde, 30 locales comerciales y viviendas turísticas. En total, López ha precisado que los empresarios privados están invirtiendo 50 millones de euros en todos estos proyectos. 

Los concejales Raúl López y Gemma del Corral en la rueda de prensa. Los concejales Raúl López y Gemma del Corral en la rueda de prensa.

Los concejales Raúl López y Gemma del Corral en la rueda de prensa.

De los otros 26 solares o edificios que siguen en la misma situación de abandono hay 12 que están en el plazo legal para iniciar los trámites (un año) y otros 14 en los que no está clara la titularidad de la parcela y que están siendo investigados por la Gerencia de Urbanismo. López ha citado que hay casos de empresas desaparecidas o en concurso de acreedores -muchas firmas adquirieron suelo en pleno boom del ladrillo que con el estallido de la burbuja no llegaron a poner en carga- y también se da el caso de terrenos que pertenecían a alguien y en los que hay un caos sobre quiénes son los legítimos herederos. 

Se parte de la base de que, por ejemplo, si un particular o un empresario adquiere hoy un solar en el Centro de Málaga tiene un año por delante para iniciar los trámites, entendiendo como tal hacer solicitudes de planeamiento o estudios de detalle con Urbanismo. No es necesario empezar las obras en un año o tener la licencia, pero sí ver que ese empresario va a hacer algo realmente con ese solar y que no lo va a dejar en barbecho con fines especulativos. "Si se compra un solar en el Centro hay un tiempo para impulsarlo y no se puede quedar cuatro o cinco años vacío para ver si se puede vender más caro. Esta ordenanza es un arma que nos permite la ley para que no se queden los proyectos paralizados ni haya parches", ha indicado López. 

La mayoría de los solares y edificios que estaban abandonados se están reactivando. Si el propietario desoye todas las indicaciones y no hace absolutamente nada, el Ayuntamiento tiene la capacidad de sacar ese terreno en subasta pública. No es lo habitual porque se intenta que haya un diálogo fluido con el dueño de la finca, pero puede pasar.

El pasado 14 de agosto entró en vigor una nueva ordenanza que incluye algunas novedades. A partir del mes pasado se pueden incluir en el registro los edificios en construcción sobre los que haya podido constatarse mediante visitas técnicas que la obra se encuentra paralizada al menos durante un año y que no cuente con las fachadas acabadas; la edificación sometida a una obra de rehabilitación, en la que se han detenido los trabajos por causa imputable al promotor durante un periodo superior a tres meses, habiéndose demolido elementos estructurales o de cubrición, dejando al edificio en un estado que puede incidir negativamente en la conservación del propio inmueble, vía pública o colindantes; y las edificaciones que presenten cegado de huecos de fachada (puertas, ventanas o balcones) con materiales opacos (fábricas de ladrillos o bloques, chapas metálicas o cualquier otro material) que impida ejercer la función de iluminar y ventilar del propio hueco. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios