Málaga

Un sueño de altura para Álvaro, un joven con parálisis cerebral que podrá subir a La Maroma

  • Un joven de Periana con parálisis cerebral subirá a La Maroma gracias a una silla adaptada Joëlette

Presentación de el sueño de Álvaro. Presentación de el sueño de Álvaro.

Presentación de el sueño de Álvaro. / M. H.

Álvaro ve todos los días La Maroma desde su ventana. Por eso todos los días sueña con poder ascenderla a pesar de que tiene una discapacidad que le obliga a moverse en silla de ruedas. Su tesón, alegría y ternura ha hecho que dos grupos de senderistas le ayuden a cumplirlo.

El próximo domingo alcanzará la cima del pico más alto de la provincia de Málaga. Llegará a los 2.066 metros de altitud para ver, si el tiempo lo permite, el Estrecho de Gibraltar, Sierra Nevada y los paisajes axárquicos.

El Club Perianda junto al Club Running Playas de Torre del Mar han sido sus valedores. Ellos serán sus piernas y sus brazos para llegar a la cumbre junto a sus padres que también lo acompañarán en la ascensión. La actividad, cuyos organizadores han bautizado con el nombre de ‘I Ascensión a La Maroma. El sueño de Álvaro Molina’, consistirá en la subida a este emblemático pico con sus 2.066 metros de altitud en una silla monociclo tipo Joëlette. Diez voluntarios se encargarán de llevarla sobre sus hombros durante todo el trayecto.

“El objetivo de esta iniciativa solidaria es la de cumplir con el sueño del pequeño Álvaro Molina, un niño de 12 años residente en Periana, y cuya ilusión es subir por primera vez a la montaña y poder disfrutar de las vistas y de la naturaleza en primera persona”, explicó Rafael Sánchez, el presidente del Club Running Playas de Torre del Mar quien agradeció la colaboración de la Mancomunidad Axarquía, Ceder, Apta, la Federación Andaiuza de Montañismo, los Ayuntamientos de Periana y Alcaucín y la Cooperativa Olivarera y Frutera San Isidro de Periana”, expresó el presidente del club torreño.

“Para nosotros es un placer poder participar en esta iniciativa solidaria. Álvaro es un amante de la naturaleza, y los que lo conocemos sabemos lo que le gusta trabajar en el huerto con su padre o pasear con su silla por el campo”, manifestó Peñas que también puso en valor “la labor y generosidad de los ocho voluntarios que van a participar en esta hazaña”.

Sánchez ha explicado que la silla estará monitorizada por voluntarios de los dos clubes organizadores que irán relevándose durante la ruta. La silla Joëlette es una silla adaptada que puede conducirse en terreno llano o con poco desnivel por dos monitores, pero que en esta ocasión debido a la altura, terreno y desnivel, necesitarán de más personas, para de esta forma enfrentarse a los tramos de mayor dureza o complicación, como las rampas o escalones que puedan encontrarse durante la ascensión.

En este caso, “los voluntarios irán acompañados por los padres del joven Álvaro, que por supuesto no han querido perderse esta aventura y compartir con su hijo esta emotiva iniciativa, que tiene como meta para el futuro diseñar un proyecto para que personas con movilidad reducida puedan disfrutar de las montañas y los paisajes de la Axarquía”, explicó Sánchez.De acuerdo con José Francisco Rodríguez, presidente del Club Perianda, “en esta ocasión hemos diseñado una ruta que desde el Álcazar de Alcaucín y tras pasar por el pluviómetro nos llevará en una dura ascensión hasta el pico de La Maroma, de tal manera que Álvaro y sus padres puedan alcanzar su sueño de disfrutar desde la cumbre de una vistas impresionantes, Sierra Nevada, la costa de Málaga, la Sierra de las Nieves, e incluso África”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios