Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Málaga

Así es la gran transformación de Muelle Heredia en el puerto de Málaga

  • La propuesta de Ángel Asenjo plantea una primera etapa con 50.000 metros de techo edificable 

  • La segunda fase, que ocuparía todo el muelle, supone 150.000 metros, con 15 torres de 6, 12 y 18 plantas 

Vídeo de las torres proyectadas en Muelle Heredia / M. H. (Málaga)

El ejercicio arquitectónico redactado por Ángel Asenjo, por encargo del Ayuntamiento de Málaga, para repensar el futuro desarrollo de los suelos portuarios de Muelle Heredia dibuja un doble escenario temporal que, de contar con el consenso institucional necesario, transformará por completo la fachada litoral de la capital de la Costa del Sol, levantando sobre estos suelos una city financiera y empresarial con 15 edificios de 6, 12 y 18 plantas.

Este es, grosso modo, el resultado de la ambiciosa apuesta realizada por Asenjo en un documento que desde hace días está en manos del Ayuntamiento, de la Autoridad Portuaria y de la Gerencia de Urbanismo y en el que se realiza una proyección a futuro de estos terrenos.

Partiendo de la actual previsión urbanística, con 26.500 metros de techo edificable, parámetro "insuficiente" para responder a las necesidades de la urbe, el equipo técnico contempla una primera fase en la que casi duplica la edificabilidad asignada, alcanzando los 50.000 metros de uso de oficinas y comercial, principalmente. Es justamente este primer paso el que va a ser objeto de un análisis más pormenorizado, al contar, de inicio, con el aval de las dos administraciones implicadas. De manera precisa, la idea se formaliza en siete u ocho edificios con zócalo (tres niveles) más ocho alturas en forma de torre.

Ambas instituciones, tal y como adelantó este periódico la semana pasada, coinciden en subrayar la posibilidad de dar una vuelta de tuerca a la parcela, abriéndose a una relectura de los actuales parámetros urbanísticos. La condición que pone sobre la mesa el presidente de Puerto, Carlos Rubio, es que los trámites necesarios "no se eternicen" y que el resultado de lo que se quiera materializar "sea de gran calidad". La posición del alcalde, Francisco de la Torre, es de defensa a la operación, insistiendo en que lo que se busca es "mejorar lo que ya hay contemplado".

La propuesta habla de "llevar el Centro hasta el mar" a través de un gran zócalo permeable, con usos comerciales, museísticos y culturales

A pesar de que el nuevo techo aquí señalado se considera "aceptable" por parte de los proponentes, entienden que sigue siendo "insuficiente para las demandas requeridas por la política municipal para el desarrollo terciario de esta ciudad". Un déficit que motiva el nacimiento de otra alternativa teórica, en el que el conjunto a edificar alcanzaría los 150.000 metros de techo. Con este segundo paso que tiene por objeto "llevar el Centro histórico de esta ciudad hasta el mar" a través de un gran zócalo permeable, en el que se mezclarán los usos comercial, hotelero, museísticos y culturales.

"Es incuestionable que Málaga es una ciudad en crecimiento, con lo que puede llegar a convertirse en una gran ciudad, lo que actualmente todavía no lo es", se expresa en el documento técnico, en el que se añade que se trata de un crecimiento "que gravita de forma importante sobre el Centro". En este sentido, se incide en la necesidad de que este espacio urbano incorpore usos terciarios ligados al conocimiento y a la actividad empresarial y que incrementen la oferta hotelera. Un proceso que, a juicio de los técnicos, "debe contribuir a recuperar el uso residencial de todo el Centro".

Para los responsables de la propuesta, este proceso "solo se puede producir en los terrenos de muelle 4", al ser "la única opción de desarrollo terciario del Centro". Y ello pasa, necesariamente, por una operación "capaz de transformar la ciudad" y suponga "un salto cualitativo". Desde el punto de vista procedimental, la complejidad se eleva exponencialmente, al tratarse de "una innovación de mayor calado", aunque "desde la voluntad técnica y política de todas las partes intervinientes" podría materializarse en 18-24 meses.

De manera precisa, esta fase más extrema de desarrollo otorga especial importancia al zócalo, con unos 50.000 metros de techo (15.000 de uso cultural; 1.600 oficinas; 16.900 hotelero; 16.700 terciario), sobre la que iría un tercer nivel diáfano de 12.000 metros de techo (2.000 cultural, 1.600 oficinas, 1.400 hotelero y 7.000 terciario). En este sentido, se lleva a barajar en que los extremos del mismo se instalen dos salas de espectáculos, en las que proyectar cine, realizar funcione de teatro, conciertos y conferencias. Incluso, se habla de la implantación de un Museo del Cine y otros de naturaleza artística, histórica o cultural.

Apuesta por un conjunto arquitectónico "muy permeable a la percepción desde cualquier punto de vista”

Sobre este basamento que podría vincularse al Festival de Cine de Málaga, se levantarán las torres de hasta 18 plantas, configurándose en un conjunto arquitectónico "muy permeable a la percepción desde cualquier punto de vista”; de hecho, se recalca que la "transparencia" es objetivo principal de la ordenación. A modo de sugerencia, a los usos de oficinas y hotel, el equipo llega a señalar la posibilidad que alguna de estas edificaciones acoja el nuevo Ayuntamiento de la ciudad.

Todo este desarrollo estará completado por unas 2.000 plazas de aparcamiento (750 de rotación y 750 para satisfacer las necesidades del conjunto edificatorio; otras 500 para satisfacer la demanda de las edificaciones de Muelle Heredia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios