Traslado de los restos arqueológicos del Metro de Málaga La nueva casa de los restos del Metro

  • El túnel de Callejones del Perchel ya acoge parte del hallazgo que la Junta ha decidido extraer del tramo de la Avenida de Andalucía

El vacío intermedio del túnel del Metro en Callejones del Perchel empieza a quedar rellenado por los restos arqueológicos de origen musulmán encontrados en la Avenida de Andalucía y el cruce con Armengual de la Mota. Las primeras piezas del hallazgo histórico ya se encuentran depositadas en esta parte de la infraestructura soterrada, que en meses venideros será adecuada para permitir su musealización y visita.

La tarea forma parte de la hoja de ruta ya fijada por la Junta de Andalucía en el compromiso asumido de salvar del enterramiento y la destrucción una parte significativa del arrabal del siglo XI y XII descubierto en este punto del trazado. De manera precisa, según la información aportada por la Administración regional a este periódico, la resolución dictada el pasado 1 de septiembre por la Delegación de Cultura implica "la consolicación, la extracción, el traslado y el almacenamiento" de las estructuras "más representativas" a la zona ya excavada del tramo Renfe-Guadalmedina.

La medida adoptada, que por vez primera en los más de trece años de obras del ferrocarril implica la recuperación de restos no catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC), garantiza una especie de salvoconducto tres elementos sustanciales de cuanto han rescatado los arqueólogos. Resalta la planta de una vivienda tipo perteneciente a un único núcleo familiar (casa unicelular), con una planta rectangular y superficies diferenciadas, contando con acceso por un vano que da paso a un zaguán.

Trabajos de extracción de parte de los restos encontrados en la Avenida de Andalucía. Trabajos de extracción de parte de los restos encontrados en la Avenida de Andalucía.

Trabajos de extracción de parte de los restos encontrados en la Avenida de Andalucía.

"Los patios son de planta rectangular con pavimentos de losas de barro, alberquillas con pozos en su interior y alcorques para pequeños jardines o huertas y sirven de eje para la distribución de las demás estancias, letrinas, cocinas y alhanías; los elementos que la constituyen está formado por mampostería, tapia, cerámica y barro", precisan desde la Consejería de Fomento.

Un segundo elemento a recuperar es un segmento del un vial (nafid) perteneciente al sistema viario del arrabal excavado. La actuación es semejante en el caso de un segmento de un vial, "que divide las construcciones del siglo XVII al XVIII, ejecutado con cantos rodados, con imbornal central para las acometidas de aguas y en cuyos laterales se disponen accesos a las casas". Y finalmente, se pondrán en valor dentro del futuro espacio-museo "varios elementos murales localizados a ambos lados del vial hispano-musulmán sobre tapial, con soporte irregular y algo disgregado".

La tarea de desmontaje y traslado, contratada a la empresa Chapitel, está marcada por la complejidad. Antes de poder abordar la extracción que desde hace días se está materializando fue necesaria una diagnosis, junto con los técnicos de la actividad arqueológica, del estado de los elementos, así como de las partes constitutivas del bien "que se consideren indispensables para la comprensión de la totalidad de sus valores culturales".

La intervención de los técnicos requirió una "preconsolidación" de las estructuras "con el fin de fijar y estabilizar posibles fragmentos o volúmenes que sean susceptibles de sufrir desprendimientos". En este sentido, se han realizado recogida de bordes en el caso de los revestimientos, el engasado de superficies y la cobertura de espuma de poliuretano, confinándola entre tableros que han servido también como elementos portantes para su posterior colocación en el recinto preparado para ello.

Traslado de parte de los restos arqueológicos del Metro. Traslado de parte de los restos arqueológicos del Metro.

Traslado de parte de los restos arqueológicos del Metro.

Actualmente se está procediendo a la extracción de los muros estructurales de forma pormenorizada, recurriendo a sistemas de corte vertical y horizontal aprovechando las zonas de interfases arquitectónicos materiales o por desmonte parcial. "Cada volumen constitutivo queda identificado mediante un código alfanumérico que permite su control y caracterización en todo momento", precisaron desde Fomento. Todas las partes extraídas están georreferenciadas tanto en la planimetría como en el sistema de fichas que acompaña a los embalajes, así como en su distribución en el espacio de almacenamiento.

En el caso de los elementos murarios se elevan con una grúa, se depositan sobre un camión plataforma para su traslado al lugar de reubicación. El espacio de almacenamiento elegido es lo suficientemente amplio como para permitir la movilidad de los vehículos de elevación y traslado, evitando apilamientos. Las condiciones del área de almacenamiento son bajo cubierta, impidiendo en todos los casos una situación de exposición a la intemperie de los elementos almacenados. Asimismo, se mantienen constantes "la higrometría y las variables climáticas relativas" de los materiales durante el periodo de almacenamiento, evitando su deterioro.

A principios de mes, la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, ya informó de los pasos que se iban a dar en relación con los restos. El plazo manejado por el departamento sitúa a finales de año o principios de 2020 la culminación de la operación de traslado de las piezas al primer nivel subterráneo del túnel, donde permanecerán almacenadas hasta que se redacte el proyecto de musealización. Para ello, según Carazo, la Consejería de Cultura dispone de un plazo de seis meses. A través de este mismo espacio se hará visite la parte de la muralla nazarí descubierta en Callejones del Perchel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios