Málaga

El plan de urbanización de los terrenos de Repsol recibe unas 400 alegaciones

  • Es el número de escritos presentado durante el periodo de información pública del proyecto

Infografía del futuro parque en Repsol. Infografía del futuro parque en Repsol.

Infografía del futuro parque en Repsol.

El importante movimiento de contestación que durante años ha concitado el proyecto de transformación de los antiguos suelos de Repsol, manteniendo la construcción de cuatro grandes torres y reservando para zona verde una superficie total de unos 65.000 metros cuadrados, se ha traducido en la presentación de unos 400 escritos.

Estos son los documentos que, según confirmaron desde la Gerencia de Urbanismo, se han presentado durante el periodo de información pública al que ha sido sometido el proyecto de urbanización del sector. Queda por delante una labor de criba importante, en el sentido de determinar cuántas de estas contestaciones son favorables o contrarias a la propuesta que hay encima de la mesa.

Este mismo trabajo, en el que ya están inmersos los trabajadores municipales, deberá acotar los motivos reales de estas alegaciones, por cuanto se deduce que muchas serán copias unas de otras, siguiendo un argumento semejante. Uno de los colectivos más críticos con el modelo actual es la Plataforma por un Bosque Urbano, que demanda la reserva total de la parcela, con unos 177.000 metros cuadrados, para la zona verde. Una línea de pensamiento compartida por grupos políticos como el PSOE y Adelante Málaga, entre otros.

Frente a esta posición de máximos, tanto el equipo de gobierno municipal como el copropietario del sector, la Sareb, optan por un uso mixto de los terrenos, manteniendo intacta la edificablidad original asignada en el vigente Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). La misma posibilita la construcción de más de 1.300 viviendas, 932 de ellas de renta libre, así como otros usos comerciales y de oficinas.

La parcela tiene una una superficie total de 177.548 metros cuadrados, de los cuales el 85,5% es propiedad pública y el 14,5% privado. Dentro de la parte pública, De la Torre ha precisado que el 45% (80.000 metros cuadrados) se destinarán a zonas verdes, mientras que el 24,4% son viarios, el 16% equipamientos, el 2,7% residencial protegido y el 11,6% residencial libre, locales comerciales y oficinas.

Las obras tienen un coste estimado cercano a los 24 millones de euros y un plazo de dos años

El proyecto de urbanización fija una inversión próxima a los 24 millones de euros e incluye todas las obras relativas a las redes de saneamiento de aguas residuales y pluviales, de la red de distribución de agua potable, la infraestructura eléctrica, la red de alumbrado público eficiente (mediante lámparas de LED), red de telecomunicaciones y de gas, la jardinería y el mobiliario urbano y la señalización de la red viaria.

El espacio incluirá 225 nuevas plazas de aparcamiento en la calle, a lo que sumar un parking subterráneo con capacidad para 687 plazas. El parque contará con 750 árboles, con 60 especies arbóreas y arbustivas, una zona de árboles frutales, un jardín floral, un lago en el centro rodeado de colinas, dos parques caninos, dos zonas de juegos infantiles, una zona deportiva, varias plazas, cafetería y un anfiteatro al aire libre con capacidad de hasta 750 personas.

Los plazos que se manejan para la reconversión del sector son de 24 meses. Dada la necesidad de licitar y adjudicar antes las actuaciones, parece difícil que la operación en su conjunto sea una realidad antes de mediados de 2023. Lo que sí será factible es que De la Torre llegue al final del mandato, que podría ser el último en su dilatada carrera política, con el parque ya materializado, a expensas de otros trabajos en la parcela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios