Málaga

Un verano más pendientes del agua en los puntos críticos de la provincia de Málaga

  • Fuente de Piedra y Valle de Abdalajís siguen con problemas en el suministro

  • Las reservas de los pantanos que abastecen a buena parte del litoral se encuentran al 50%

Camión cisterna abasteciendo a los depósitos generales del Valle de Abdalajís.

Camión cisterna abasteciendo a los depósitos generales del Valle de Abdalajís.

La provincia de Málaga completa un nuevo verano pendiente del abastecimiento de agua en los puntos más críticos en los que suelen producirse problemas cada año. Una de las localidades con mayores carencias es Fuente de Piedra, municipio que desde hace varios años tiene suspendida la utilización del agua que llega por la red de abastecimiento para consumo humano.

Durante este tiempo los camiones cisterna se han convertido en una imagen habitual en la localidad y cada semana realizan diversos repartos por las diferentes zonas del municipio. Además, muchos vecinos se acostumbraron a la compra de agua embotellada y hasta los bares han instalado sistemas de botellas de mayor tamaño para poder utilizarla para la realización de las comidas o abastecer a las máquinas de café.

Una situación que los responsables municipales esperan que pueda quedar solventada una vez que entre en funcionamiento la planta potabilizadora que está construyendo la Diputación de Málaga y cuyos trabajos se encuentran ya en la recta final, aunque todavía no se ha dado una fecha concreta para su puesta en servicio. De ello dependerá que una de las localidades más afectadas por la falta de agua pueda recobrar cierta normalidad en el suministro.

Unas circunstancias que se repiten en otro municipio de la comarca antequerana como es el Valle de Abdalajís. Allí los vecinos sufren cortes nocturnos en el suministro de agua y también se encuentran a la espera de que se acometan trabajos de mejora en los pozos de captación, aunque desde el Consistorio no ocultan sus dudas sobre que dicha medida pueda suponer una solución definitiva. Unos trabajos que se podrían iniciar esta misma semana, aunque no se ha fijado un día exacto para el comienzo.

Mientras tanto el Consistorio mantiene su guerra judicial con el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) que anunció su decisión de dejar de abastecer con camiones cisterna los depósitos generales de la localidad al considerar que ya habían cumplido con las compensaciones prometidas tras dañar los acuíferos del municipio durante las obras de la línea AVE entre Málaga y Córdoba. No obstante, la Justicia dejó en suspenso esta decisión y Adif tuvo que mantener el servicio de abastecimiento a la espera de una decisión judicial definitiva sobre este asunto.

También en otra localidad de la comarca como es Humilladero viven cada verano mirando los niveles de sus pozos de abastecimiento para saber si tienen la calidad necesidad para abastecer a la población. Además, el alcalde del municipio, Miguel Asencio, insistió en la necesidad de que los vecinos se conciencien sobre lo limitado que es este recurso y eviten el llenado de piscinas y el riego de huertos con agua para consumo humano. Un asunto sobre el que se insiste cada año pero que asegura que algunos siguen realizando.

Y es que la comarca antequerana es una de las zonas con mayores problemas de abastecimiento y sigue viviendo a la espera de un posible trasvase desde el pantano de Iznájar, que sigue paralizado por la burocracia política que sigue siendo incapaz de resolver este problema entre acusaciones cruzadas entre el Gobierno centra, la Junta de Andalucía y los partidos que conforman ambos gobiernos.

En cuanto a la situación de los embalses, en la actualidad se encuentran alrededor del 47,56%, lo que supone 13 puntos menos que el pasado año. Unos pantanos de los que dependen en buena parte el abastecimiento de las localidades del litoral en las que se concentra la mayoría de la población de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios