Manifestación

Unas 300 personas protestan contra la vuelta de los toros a Marbella

  • Colectivos animalistas recorren las principales avenidas del municipio para pedir que no se celebren corridas en la plaza

Manifestación de los vecinos de Marbella Manifestación de los vecinos de Marbella

Manifestación de los vecinos de Marbella / Elisa Moreno (Marbella)

Alrededor de 300 personas se manifestaron ayer por las principales avenidas de Marbella para protestar contra la vuelta de las corridas de toros a la ciudad con la rehabilitación de este espacio. La protesta, encabezada por las asociaciones Gladiadores por la paz, Resistencia Animal y la Protectora de animales y plantas de Málaga, partió desde la propia plaza de toros hacia la avenida Ricardo Soriano en dirección al centro comercial Plaza del Mar.

“Hasta hace poco celebrábamos que no torturaban animales públicamente en esta plaza y nos parece un paso atrás que vuelvan las corridas de toros”, criticó el portavoz de Gladiadores por la paz, Gustavo González. En la misma línea se manifestó la portavoz de Resistencia Animal Málaga, Patricia Lara:“Estábamos muy contentos de que en Marbella ya no hubiesen toros y otra vez quieren volver a festejar una tradición anacrónica y cruel. Sentimos mucho rechazo y vamos a hacer todo lo posible porque esto no se lleve a cabo”.

Con carteles como “La tortura no es arte ni es cultura”, “Toros sí, toreros no” o “Marbella somos todos y no queremos toros” los participantes manifestaron su rechazo a la celebración de las corridas de toros en el municipio después de que estas se suprimieran a comienzos de la legislatura con el anterior equipo de gobierno encabezado por el grupo socialista en el año 2015. El actual equipo municipal del Partido Popular, sin embargo, licitó el pasado mes de diciembre las obras de rehabilitación de la plaza de toros por algo más de un millón de euros con el objetivo de convertirlo en un nuevo espacio escénico donde celebrar eventos. No obstante, en la justificación del pliego del proyecto de obras se recoge que las actuaciones realizadas en este espacio irán encaminadas a la celebración de “espectáculos taurinos y otro tipo de eventos como conciertos”, lo que ha suscitado la polémica entre los colectivos animales y grupos políticos.

“Ya que la plaza de toros de Marbella hace muchos años que no se usa para torturar animales que no se arregle para hacer corridas de toros sino que se arregle para hacer otras muchas cosas, como celebrar conciertos o eventos, lo que sea menos volver a masacrar animales”, valoró, por su parte, Carmen Manzano, presidenta de la Protectora de Animales de Málaga. La concentración también estuvo apoyada por grupos políticos como Izquierda Unida y Costa del Sol Sí Puede.

Al llegar a la Plaza del Mar se procedió a la lectura de los dos manifiestos, uno de ellos por parte del partido animalista Pacma, y el otro por parte de todos los colectivos organizadores del evento, mientras tenía lugar una performance contra los toros “simulando el sufrimiento de estos durante una corrida”. Por el contrario, la Fundación Toro de Lidia celebras la rehabilitación del coso para acoger corridas de toros así como cualquier otro evento y critican a los colectivos antitaurinos por “querer censurar la libertad y la diversidad cultural”, según señaló el portavoz de la fundación, Chapu Apaolaza.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios