Málaga CF La bala olímpica de Ontiveros y Brahim

  • La clasificación para Tokyo abre el abanico de jugadores seleccionables para los Juegos al haber un tope de tres mayores de 23 años

Javier Ontiveros, con España sub 19. Javier Ontiveros, con España sub 19.

Javier Ontiveros, con España sub 19. / Canterla

España consiguió de manera brillante su clasificación para las semifinales del Europeo sub 21 de fútbol y, de paso, para los Juegos Olímpicos de Tokyo'20. Fue protagonista en el triunfo un canterano malaguista, Pablo Fornals, que abrió el marcador del 5-0 que se le endosó a Polonia y que permitió el resultado necesario para avanzar y volver a la cita olímpica ocho años después, con la ausencia en Río'16 entre medias.

En el torneo que se celebra en Italia y San Marino, además de Fornals, está un malagueño de adopción, Junior Firpo. Llegado desde la República Dominicana con seis años, se asentó en Benalmádena con su familia y comenzó en el Atlético Benamiel antes de pasar por el Puerto Malagueño y desde 2014, con 18 años, firmar por el Betis, donde ahora destaca y está cotizado. Se le ha vinculado a Barcelona y Liverpool en las últimas fechas. Fue titular en el partido contra Bélgica (2-1), no así ante Polonia.

Con el billete para los Juegos Olímpicos se abre una perspectiva interesante para varios jugadores malagueños en función de lo que ocurra la próxima temporada, del rendimiento que den. Y es que se da la circunstancia de que los Juegos son una competición sub 23, así que sólo podrán ir a Tokyo jugadores que hayan nacido a partir del 1 de enero de 1997, con tres excepciones de jugadores mayores de esa edad.

En la lista para este Europeo sub 21, de 23 jugadores, hay 10 jugadores nacidos en 1996 (Antonio Sivera, Aarón Martín, Martín Aguirregabiria, Junior Firpo, Fabián Ruiz, Mike Merino, Dani Ceballos, Alfonso Pedraza, Marc Roca y Pablo Fornals), de los que sólo tres, como máximo, podrán estar en Tokyo. Visto que Asensio y Rodri (de la misma edad) renunciaron al Europeo, la terna de mayores debería salir de ellos. Visto el rendimiento actual de Ceballos, Fabián y Fornals parecería lo lógico que fueran ellos tres, pero queda aún una temporada por medio y es cierto que podrían estar también en la Eurocopa con la absoluta (del 12 de junio al 12 de julio), quedaría poco tiempo de margen.

Unai Simón, Jesús Vallejo, Jorge Meré, Unai Núñez, Pol Lirola, Carlos Soler, Mikel Oyarzabal, Manu Vallejo, Igor Zubeldia, Borja Mayoral y Rafa Mir, un total de 11 jugadores, son de 1997 y Daniel Martín y Dani Olmo, de 1998. Son 13 jugadores, más los tres de 1996, los que podrían repetir en Tokyo, un total de 16. Así que quedan huecos por los que colarse en la cita olímpica hasta completar los 18 que irán a la ciudad japonesa. Para frenar el gigantismo en los Juegos, son más restrictivas las plantillas en una competición de 16 equipos, con fase de grupos, cuartos, semifinales y final.

En clave malagueña, es evidente que Brahim Díaz está en la mente de los seleccionadores. Su notable final de temporada dentro del naufragio madridista le hizo estar entre los 25 elegidos para la prelista, de la que se cayó por lesión. Nacido en 1999, aún le queda otro ciclo de sub 21 por delante, igual que a los otros jugadores (Marc Cucurella y Carles Aleñá, ambos de 1998) que fueron descartados antes de viajar a Italia. Su proyección es alta y a Zidane le gusta. De su rendimiento la próxima temporada dependerá que vaya a los Juegos. En la Federación saben que Brahim, que en agosto cumplirá 20 años, puede ser algo muy serio.

En la misma línea, Javier Ontiveros es un jugador en órbita de selección. Su último partido oficial fue con la sub 19, en 2016, junto a parte importante de la selección que compite en Italia, los miembros de la generación de 1997. El tremendo final de temporada realizado por el jugador marbellí hizo temer en el Málaga, en algún momento, que tuviera cabida en la lista de De la Fuente, pero no se concretó. Es posible su salida del Málaga, pero de cualquier forma el seleccionador no ha dudado en convocar a jugadores de Segunda División, casos en esta lista de Rafa Mir, Manu Vallejo, Dani Martín y Meré, antiguo objeto de deseo malaguista que ahora juega en el Colonia alemán. Las características de Ontiveros son diferenciales y una cierta continuidad en el rendimiento que tuvo desde abril le haría llamar fuerte a la puerta.

También ha jugado partidos en la fase de clasificación otro malagueño, Francis. El coíno del Betis debutó con la sub 21 pero tiene el hándicap de ser nacido en 1996, como Junior Firpo, y ello dificulta sus opciones visto el ramillete de jugadores de su edad. Sí tendría más opciones, al ser de 1997, Pau Torres, que también debutó en la antesala de la absoluta esta temporada. En Villarreal, adonde regresará tras su cesión en el Málaga, tendrá la oportunidad de lucir en un escaparate de más nivel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios