Málaga CF

Entrenamiento suave en compañía de un millar de escolares

  • El Málaga trabajó en La Rosaleda con la presencia de los nueve centros participantes en el programa Valores Blanquiazules

Los jugadores, con el público de fondo en el entrenamiento. Los jugadores, con el público de fondo en el entrenamiento.

Los jugadores, con el público de fondo en el entrenamiento. / Javier Albiñana

La Rosaleda se volvió a llenar de niños en la clausura del programa Valores Blanquiazules, que impulsa la Fundación Málaga CF para acercar el club a los jóvenes de la provincia. Unos 1.200 alumnos de los nueve institutos participantes en el ciclo presenciaron la sesión que este jueves desarrolló el equipo de Víctor Sánchez del Amo sobre el césped de Martiricos en una semana que se antoja atípica por la ausencia de partido, ya que el Reus fue excluido de la competición, y el equipo sumará automáticamente esos tres puntos.

El equipo saltó al verde pasadas las 11:00 entre la ovación de los asistentes para realizar un entrenamiento suave. Tras el habitual calentamiento y varios ejercicios de balón, la plantilla ensayó finalización de jugadas. Estuvieron presentes los canteranos habituales, Hicham, Iván Rodríguez, Jack Harper y el sancionado Keidi Bare, que se perderá el partido del Zaragoza.

En el gimnasio permanecieron Erik Morán, Seleznov, Ricca y Pacheco, aunque hay optimismo con estos dos últimos cara al partido de la semana que viene ante el Zaragoza, ya que ambos salieron al campo para hacer trabajo específico con el readaptador físico Manu Gestoso. En la parte final de la sesión se tuvo que retirar del césped el centrocampista Medhi Lacen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios