Entrevista a Cifu, jugador del Málaga CF

Cifu: “Quien no quiera exigencia, no puede estar en un club como el Málaga”

  • El lateral granadino habla para 'Málaga Hoy' acerca de su presente y su futuro

  • Vive su mejor momento desde que llegó al equipo blanquiazul y quiere que eso siga siendo así

Cifu, llegando a La Rosaleda.

Cifu, llegando a La Rosaleda. / J. Albiñana

Cifuentes o Cifu (Zújar, Granada, 1990). El nombre artístico es lo de menos. Importa el hombre. Porque además de un profesional ejemplar esconde una persona de la que nadie es capaz de sacar algo negativo. Un tipo feliz, que vive de lo que siempre soñó y no se ve con una corbata en un despacho. Es más de paseos por Pedregalejo, donde vive con su pareja. Allí recarga su alma, la que se deja en cada encuentro con la blanquiazul.

–Afianzado en el once ahora.

–Hemos estado durante la temporada tanto Iván como yo alternando ese puesto. Ahora estoy contando con la confianza del míster de salir de inicio. Pero no le doy mucha importancia ahora.

–¿Qué le pasa al equipo? No terminan de llegar los resultados de cara.

–La dinámica y los resultados cambiaron nada más llegar Víctor. Hubo un gran cambio y el equipo lo noto. Las sensaciones, pese a no sumar de tres, creo que son positivas. Creo que el equipo, pese a no haber sacado todos los puntos que queríamos, está con la confianza de que lo podemos sacar.

–Víctor quiere que tengan más la pelota.

–Son dos formas de entender el juego, o simplemente quería cambiar la dinámica. Traíamos una dinámica de resultados negativos e interpretando el juego de otra manera buscábamos cambiar eso, dar un giro de 180 grados, intentando cambiar la mentalidad del grupo. Y creo que ha sido así.

–Con Muñiz parecía que el lateral recorría más campo. Con Víctor fijan más la posición, ¿no?

–Para los laterales es distinto, también para interiores y extremos. Hemos notado la diferencia. Por mí parte sí que es verdad que no le damos tanta profundidad como pudiera ser antes, con los extremos creando más superioridad por dentro, dejando espacios a los laterales como una posible caída del punto. Ahora el míster quiere a los extremos abiertos y que sean ellos un poco los que llevan el peligro por fuera, los que encaren al lateral y que nosotros estemos dándoles apoyo para darles continuidad con la pelota. Hay que adaptarse. Yo soy un lateral que acostumbra tener recorrido, con más proyección en ataque. Ahora tenemos que buscar el equilibrio.

– ¿Cómo se sentía más cómodo?

–Hay ocasiones para todo. Obviamente soy un jugador al que le gusta sumarse al ataque, pero en este sistema también me siento cómodo. Lo que cuentan son los resultados del equipo, y no que un jugador se encuentre más o menos cómodo. Creo que de esta manera tenemos más el control de la pelota y el juego y me ha adaptado bien a la idea del míster.

–Dicen de usted que es un trabajador nato, ¿cómo se definiría?

–Se ha comentado mucho. Yo intento día a día estar al pie del cañón y dar en cada partido el máximo, en la cabida de lo posible, mi 100%. Hay veces que llego más o menos cansado al final del partido, pero siempre intento darlo todo. Hay veces que no se está acertado con el balón, pero que por lo menos estar atento y ayudar a tus compañeros, que no se pueda decir lo contrario.

–Se les está complicando el 'play off'.

–Creo que todavía estamos en una buena posición para optar a él. Confío plenamente en que vamos a estar en esos puestos. Creo que esta semana hay enfrentamientos directos que si somos capaces de sumar los tres puntos esta semana, son dos semanas que nos vamos a mantener en esos puestos de play off [por los puntos que se suman del Reus] e intentar aspirar al máximo. En la plantilla no hay ninguna duda de que lo vamos a conseguir.

–Se ha hablado mucho de la mala suerte, de los pequeños detalles, ¿cree que ha sido realmente influyente?

–Al final, a todos los equipos les afecta para bien o para mal la suerte. A veces se decanta para un lado o para otro. La hemos sufrido tanto a favor como en contra, aunque es cierto cuando la mala dinámica se mete en un equipo, esos detalles siempre suelen caer del otro lado. Todos los equipos que se han visto ahí, hay detalles que cuentan mucho y que suelen caer del otro lado. El equipo tiene que romper esa dinámica y esa mala suerte.

–Cifu sobre el césped y ¿quién es Miguel Ángel? ¿Cómo es en casa? ¿A qué dedica el tiempo libre en la ciudad?

–De puertas para dentro soy tranquilo. Soy una persona muy tranquila, que le gusta disfrutar de los pequeños detalles del día a día. Cosas que tenemos que valorar. Poder dar un paseo, el poder estar disfrutando con la gente que quieres, con tu pareja, con tus animales... En Málaga, que es una ciudad fantástica, se puede disfrutar de ella, de un atardecer, tomar un café tranquilamente...

–¿Qué recomendaría de Málaga?

–Según lo que quieran. Este año estoy viviendo en la zona de Pedregalejo y es un sitio encantador. Es cierto que cuando comienza el buen tiempo está más masificado pero es uno de los sitios que más destacaría. La gente suele decir la Calle Larios. Que sí, que es muy bonita, pero me quedo con los barrios, con la gente de aquí y Pedregalejo es una zona muy tranquila, muy bonita y bastante malagueña.

–¿Qué hubiera sido Cifu de no haber funcionado esto del fútbol?

– Era complicado. Siempre he tenido dudas. Cuando era pequeño le decía a mi madre que quería ser arquitecto, y luego me di cuenta que las matemáticas no me daban para eso [risas]. Pero siempre me gustó dejarlo todo atado y entré en la licenciatura de derecho pero como iba bien con el tema del fútbol lo dejó de lado. A día de hoy tampoco me veo en un despacho. No sé lo que podría haber llegado ser, pero a día de hoy me veo en una barbería o algo así, en el contacto con la gente. También tengo una coña con pareja... y es que me encantaría trabajar de jardinero, estar siempre con la naturaleza.

–Volviendo al fútbol, con Iván ha vivido una dura rivalidad esta temporada.

–Iván es un chaval fantástico y un compañero excepcional. Todavía tiene mucho recorrido y progresión en este equipo y en este deporte. Creo que la competencia ha sido buena y lo sigue siendo. Es muy sana. Cuando le toca a él jugar hay que apoyar al compañero y al equipo al máximo y cuando me toca a mí igual. Hay que tomárselo así. El fútbol es complicado, con el tema de los egos, todo el mundo quiere ser protagonista y jugar. Es complicado estar feliz y contento desde la barrera, pero hay que saber que este deporte es así, es equipo y es unión. Nosotros por nuestra parte nos la hemos tomado bien, sabemos que el fútbol es así, uno participa y otro espera su oportunidad.

–¿Se ayudan cada semana?

–Iván quizá no conoce tanto a los jugadores de la categoría. Yo a los que conozco sí que intento ayudar. Sobre todo el día del partido, cuando sabes quién va a jugar en cada posición, y no solo a tu compañero en el lateral, sino a otros que conoces. El bien de él es tú bien, el del equipo. Todos queremos ser protagonistas, marcar gol o ser titular, pero eso no da el beneficio colectivo. Hay que intentar pensar solo en el colectivo.

–Les queda Oviedo, Zaragoza, Albacete y Elche... no son duelos sencillos.

–Parece un topicazo, pero nosotros vamos a ir a por los tres puntos cada partido. Si conseguimos todos los puntos igual nos da para soñar con un hipotético ascenso directo. Pero hay que pensar en grande, hay que mirar a lo máximo. En el fútbol se está viendo día a día, que no hay que dar por hecho nada. Lo hemos visto en la Champions en esta semana, el fútbol siempre puede dar esa cara y hay que pensar que en esos cuatro partidos más el del Reus, podemos sacarlos todos. Creo que vamos a sacar muchos, de los 12 que están en juego, apostaría que sacamos nueve.

–Pasó por Albacete, Girona y Elche en Segunda, ¿qué diferencia hay con este proyecto?

–En el Málaga las exigencias son máximas, es mayor que en el resto de clubes en los que he estado antes. Por entidad, por historia y por plantilla, tenemos que optar a lo máximo, que es el ascenso directo, o simplemente el ascenso.

–¿Se nota mucho la presión del escudo del Málaga?

–Se nota. Se nota la necesidad de un club de estar en los puestos privilegiados. También le hemos dado desde inicio de temporadas argumentos a todos de que debe ser así, que debo estar arriba. El principio del año estábamos en los puestos que se esperaba. Todos los años, los recién descendidos se espera que estén entre los elegidos para volver el año siguiente, pero es que todos los años hay recién descendidos, más los anteriores, más los anteriores... Todos quieren optar al ascenso, pero creo que para ser jugador de fútbol tienes que contar con esa presión. Aquí no es una presión mala, es con sentido y coherente. El que no quiera ese tipo de exigencias pues que no esté en el Málaga, que es un club que tiene que estar en Primera.

–Hablemos de futuro, usted acaba contrato este verano. ¿Hay contactos para su renovación?

–Hubo contactos de renovación antes del mercado invernal, en torno a navidades. Se pusieron en contacto con mi agente pero se quedó la cosa ahí, que después del mercado invernal se vería. Nosotros tampoco teníamos prisas, estábamos centrados en el equipo. Se quedó ahí, que retomaríamos el tema, pero de momento no ha sido así. No sé si renovaré, ojalá pueda estar aquí el año que viene, tanto en Primera como en Segundo, pero obviamente espero que sea en Primera División, porque espero que cumplamos el objetivo. Pero si no es así, intentaré llevarme la conciencia tranquila, de haber dado el máximo por el club. Y después me llevaré al Málaga, al afición y a la ciudad en un rinconcito del corazón. Esperemos que nos marquemos otra página en la historia del club con otro ascenso.

–Desde enero es libre de negociar con quién quiera, ¿hay otros equipo que se han interesado por usted?

–Bueno. Esos temas los lleva mi agente. Pero sí que es cierto que él me transmite que esté tranquilo, que obviamente hay clubes interesados. Pero yo lo dije ya hace tiempo, en enero cuando ya quedaba libre, que no tenía prisa por firmar ningún contrato de cara al futuro. Mi intención, lo que me gustaría, es seguir aquí pero si surgen otras opciones, no hay prisa de aquí a final de liga para firmar. Esto es un tira y afloja y todo el mundo tiene que mirar en algún momento por su futuro para seguir creciendo.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios