Málaga C.F.

Esqueleto con ADN de La Academia

  • Tras la renovación de Luis Muñoz, sólo nueve jugadores tienen contrato más allá de 2023 y todos son productos de la prolífica cantera blanquiazul

Kevin Medina y Luis Muñoz, durante la pretemporada.

Kevin Medina y Luis Muñoz, durante la pretemporada. / Javier Albiñana

La renovación de Luis Muñoz es otro paso más del Málaga CF hacia la reestructuración de su plantilla tras años difíciles. Quedaron atrás los problemas económicos y la pesada carga salarial que portaba el club, costó un ERE y un verano que casi cuesta la renovación precisamente del centrocampista malagueño por dos temporadas. Se logró y se mantuvo a una pieza que debía ser capital. Lo fue e iba a ser más si cabe este curso si no llega a producirse su lesión. Su ampliación termina de dar forma al esqueleto futuro del club.

Con Luis Muñoz son ya nueve los futbolistas que tienen asegurada su continuidad con el Málaga al menos hasta 2024, con vistas no sólo a la temporada que viene sino también a la posterior. Esos siete futbolistas son todos producto de la cantera, de La Academia, el eje vertebral en el que se basa y se ha basado en los últimos años la entidad. Es otra muestra más de la apuesta que significa la formación en la entidad y la importancia de los nuevos talentos curso tras curso. Tres de ellos son ya profesionales y tienen ficha con el primer equipo, los otros seis son aún canteranos, dos de ellos instalados ya completamente con los mayores, otros dos que han derribado sólo a medias la puerta y los dos restantes que están aún a tiempo completo con el Atlético Malagueño.

El esqueleto, con ADN de La Academia, lo conforman Luis Muñoz, Roberto Fernández y Kevin Medina, los tres con contrato con el Málaga hasta 2025, para lo que resta y las tres próximas temporada. Un año menos, hasta 2024, tiene firmado los otros cuatro. Son los casos de Juande Rivas, Ramón Enríquez, Dani Lorenzo y Haitam Abaida, Loren Zúñiga y Moussa Diarra. Dos centrales, tres centrocampistas, dos extremos y dos delanteros son para la entidad, el futuro del club.

El Málaga ya inició su plan de renovación la pasada temporada, cuando fue dando pequeños pasos para amarrar con mejores contratos a aquellos canteranos a los que mayor proyección veía. Fueron los casos de Roberto, Loren, Haitam y Kevin. Los tres primeros tras su gran año en el Juvenil A, el último por liderar al filial durante toda la temporada. Dani Lorenzo volvía tras su paso por el Real Madrid y firmaba un contrato largo. Moussa fue el último en ampliar de los más jóvenes. Los casos de Ramón y Juande, son los dos últimos canteranos que con mayor solvencia han derribado la barrera del primer equipo. Méritos propios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios