Fútbol Fichajes Málaga CF: Cómo se va a reforzar en invierno

meteorología La lluvia regresa a Málaga a partir de este miércoles

Málaga C.F.
  • El de Gerena se sincera en Málaga Hoy: "Lo pasé un poco mal a principio de temporada, pero por suerte llegó mi oportunidad con Mel. Ahora estoy en mi mejor momento".

  • "Claro que nos vamos a salvar, no se me pasa otra cosa por la cabeza", afirmaba con rotundidad

Genaro: "La Copa del Unicaja me ha dado envidia sana"

Genaro Rodríguez, en la entrevista con Málaga Hoy Genaro Rodríguez, en la entrevista con Málaga Hoy

Genaro Rodríguez, en la entrevista con Málaga Hoy

Escrito por

Jorge Cabrera

Genaro Rodríguez Serrano (Gerena, 1998) intercala sus estudios de Periodismo, "me quedan solo tres asignaturas", con un papel en el Málaga CF que ha ido creciendo en el transcurso de la temporada. Fue a más con Pepe Mel, un recurso inesperado del madrileño, y camino de mantener una jerarquía con Sergio Pellicer. Mucho trabajo en la sombra, sin ser un virtuoso, pero es un jugador que suma más que resta. Responde a la actualidad blanquiazul en Málaga Hoy. "Espero acabar mi carrera universitaria en junio", decía. Antes hay que hacer los deberes en Martiricos.

P: ¿Cómo está el grupo después de la victoria balsámica del lunes?

R: Era muy necesaria. Todos sabíamos de la importancia de ganar al Zaragoza, trascendental y creo que el equipo hizo muy buen trabajo. Siempre hay errores que corregir, pero el segundo gol dio tranquilidad al grupo, a la gente, a toda La Rosaleda, y gracias a la paciencia que tuvimos pudo llegar el tercero, además de dejar la portería a cero, que creo que es muy importante que se echaba también en falta.

P: No se hizo tampoco algo extraordinario comparado con otros partidos...

R: Creo que el orden se mantuvo a nivel táctico. En estas últimas semanas se venía haciendo un trabajo bueno, ya en Albacete nos pusimos por delante, pero hemos tenido la mala suerte que esas dos expulsiones últimas nos han lastrado en cada partido, y me remito al trabajo del equipo, que todo se hizo bien. Defensivamente tuvimos esa fuerza y esa unidad.

P: La jugada salvadora de Ramalho...

R: Soy consciente de ese error que tuve, desgraciadamente es lo que más nos condena en el fútbol. Ahí se vio la unidad del equipo, hemos visto repetida la jugada. Es un pase que no debo dar hacia atrás, se continúa la jugada, Rubén sale un poco dubitativo, viene el balón de un pequeño rebote, y aparece 'Rama' en plan estelar, hasta el banquillo se levantó como si fuese un gol nuestro. Eso fue una muestra para decir que no podíamos perder ese partido. Nos había quitado de un lío a todo el equipo, muestra el compromiso y unión que tenemos todos. Si le tengo que invitar a cenar, lo haría doscientas veces más (risas), no por el error, sino por algo que sea positivo.

P: Pellicer dijo que iba a ser el poli malo al día siguiente...

R: Eso es algo que tenemos muy interiorizado. Tanto las victorias como las derrotas al final duran 24 horas, ese mismo día del partido, y a partir del martes a cambiar el chip. Sabemos perfectamente que no hemos hecho nada, hay que seguir en la pelea y concentrados para que esto se pueda alargar. Tenemos que intentar enganchar esas dos victorias, sabemos que el Granada es un equipo que viene trabajando bien, de los mejores locales de las mejores Ligas de Europa, y eso debe ser un aliciente para salir allí con todas las ganas del mundo. Hay que afrontarlo igual que el partido de ida, ese partido donde llovía mucho, ellos tuvieron muchas ocasiones, nosotros también, y recuerdo que fue muy competido. Espero que el partido del lunes sea parecido. Ellos tienen jugadores de alto nivel, pero nosotros no somos peores. Va a ser un partido bonito de jugar, con mucha gente que va a viajar.

P: ¿Es el chute definitivo que necesita ese vestuario?

R: Estamos todos muy motivados, después del otro día creo que se recompensó el trabajo que veníamos haciendo con ese 3-0. Desde el principio de semana solo pensamos en el partido del Granada, allí vamos a intentar conseguir otros tres puntos, que es lo que necesitamos en estas circunstancias. Nuestra visión no puede ser otra que ganar el próximo partido que se nos presente porque ya son 'finales'. Siempre lo he dicho, que esta categoría es extremadamente complicada, como no salgas tenso, cualquier equipo te pinta la cara, y hay que estar concentrado en ese campo tan difícil.

P: También que el grupo se ha acostumbrado a estar ahí abajo...

R: A ver, somos consciente de la situación en la que estamos, realistas que tenemos la salvación a cinco puntos, pero nos vamos centrando semana a semana, a partir de ahí crecer, rascar los máximos puntos posibles y siempre va a haber partidos que se van a poner más difíciles, es normal, pues en esos estar más unidos que nunca y sobre todo no perder. 

P: ¿Está el ambiente dentro más limpio después de todo lo que ha pasado en las últimas semanas?

R: Las despedidas nunca son bonitas, tanto la de Pepe Mel como la de Manolo, se vio la emotividad que hubo al estar presente toda la plantilla y el cuerpo técnico, pero nosotros tenemos que intentar evadirnos de todas esas cosas, de todo lo que se vaya generando fuera, centrarnos en entrenar fuerte en el día a día , mejorar, que todos lo podemos hacer, y luego hacer lo mejor para el equipo. Tener tres entrenadores da que pensar, pero ahora mismo no estamos en la situación de pararnos a pensar en eso, cada entrenador que ha venido han aportado su granito de arena y han intentado que el equipo vaya a mejor.

P: ¿Cuánto daño hizo lo de Albacete y todo lo posterior?

R: Al final te vas jodido porque ves que te meten el gol en la segunda jugada, nadie se esperaba ese gol en contra, pero en los siguientes diez minutos el equipo tuvo reacción, metimos dos goles a balón parado, que además veníamos trabajando durante toda la semana. Esa expulsión vino muy temprana y te quedas en shock. Dijimos de estar más apretados que nunca. Creo que fue un punto de inflexión para bien por toda la gente que viajó, que estuvieron apoyándonos pese a lo que pasó tras el partido. Lo pudimos demostrar el lunes y a partir de ahí solo pensamos en crecer.

Genaro Rodríguez atiende a Málaga Hoy Genaro Rodríguez atiende a Málaga Hoy

Genaro Rodríguez atiende a Málaga Hoy / Javier Albiñana

P: ¿Ya tenemos entonces ese punto de inflexión que se lleva reclamando meses?

R: Claro, porque nos hace más fuertes, y se afronta la semana larga porque jugamos de lunes a lunes. Hay un gran positivismo ahí dentro, vienes además de golear, dejar la portería a cero, que para nosotros es clave. Notamos que somos fuertes en defensa, y entonces solo podemos crecer e ir sumando.

P: ¿Su relación con Pellicer?

R: Muy bien. Desde el primer día muy cercano con todo el mundo, ayudando en la medida de lo posible, se fija en muchos detalles, y en el día a día el trabajo se nota. Está muy encima de nosotros, nos mete mucha caña. Es un entrenador intenso, que es lo que se buscaba, y que el equipo alcanzase el estado de motivación que tiene ahora mismo.

P: Diferencias en el día a día con Pepe Mel, con aquel dardo de Juanfran...

R: La verdad que ninguna. Creo que el equipo siempre ha trabajado a tope con todos los entrenadores que han ido pasando. Los datos y estadísticas no engañan, para eso llevamos el GPS, para eso está el cuerpo técnico con los registros de cada uno. Se entrenaba muy fuerte, hacíamos entre 2.000 y 3.000 metros a alta intensidad, eso no es de no trabajar a tope.

P: ¿Pero el equipo no terminaba de competir en la categoría?

R: Al final es un tema de efectividad en las áreas, que es lo que nos ha ido lastrando hasta ahora. El tema mental es jodido porque se siente como un mazazo a nivel grupal, se sigue intentando, insistiendo. En el día de Albacete empatamos rápido a balón parado, nos dio un subidón. Ese tipo de cosas son las que hay que rascar. La Segunda tiene estas cosas, el mejor ejemplo es el propio Albacete o el Burgos.

P: Cinco goles a favor en los dos últimos partidos...

R: Si tú eres efectivo en área contraria, eso te da gasolina para hacer las cosas bien y soltarte. En los dos últimos partidos hemos tenido la suerte de llegar pocas veces y marcar siempre. Pero más allá de lo futbolístico, creo que debemos tener un poco más de paciencia cuando tenemos el partido controlado, estamos haciendo un buen trabajo, eficiencia en las dos áreas.

P: ¿Su temporada es una montaña rusa? De no contar a ser un jugador importante en la plantilla...

R: Sí que es verdad que al principio no estaba participando mucho, pero con Pepe encontré el sitio, sí que es verdad que el equipo empieza a funciona mejor cuando estoy en el campo, cuatro o cinco partidos que estuvimos sin conocer la derrota, al final las lesiones no vienen en momentos sencillos. Cuando mejor estaba a nivel físico y emocional, me viene la lesión en el aductor, que me frena, pero ya totalmente recuperado. Ya estoy al 100%, físicamente seguro que me iré encontrando mejor cada día. Lo pasé un poco mal al principio, es normal todos queremos jugar, pero esto es el fútbol profesional. Todo el mundo puede decirte que mi mentalidad siempre ha sido la misma y esperar mi oportunidad. Creo que estoy en mi mejor momento a nivel mental, también por cómo es el día a día con mis compañeros, que somos los que sufrimos. He tenido una buena educación, de ser fuerte, aguantar hasta yo tener mi oportunidad, ya me ha pasado en años anteriores.

P: ¿Le gusta jugar solo de pivote en el 4-1-4-1 o tener alguien cerca para jugar más liberado?

R: Es un buen sistema porque defensivamente estás más armado y a la hora de atacar tienes un triángulo a la hora de atacar y defender, pero en el 4-3-3 también me siento cómodo, también muchos de mis compañeros.

P: Parece que la afición hizo un amago el lunes de engancharse con el equipo...

R: Ni cuando ganamos somos tan buenos, ni cuando perdemos tan malos. Encontrando ese equilibrio y esa comunión, como tuvimos el año pasado con la afición, eso nos da vida. Tener aquí 16.000 personas un lunes es increíble, va para ellos porque son los que más se lo merecen, por lo que sufren, también nosotros. Intentaremos darles otra alegría en ese derbi andaluz, que para el club es un partido importante.

P: ¿Qué cuentas se hacen en el vestuario?

R: La visión del equipo es no mirar más allá, sabemos evidentemente que estamos a cinco puntos de la salvación, que son dos partidos, por lo que antes debemos nosotros sumar esos tres. Si lo hacemos, lo vamos a ver todo diferente. En la situación que estamos, no podemos elegir qué partidos hay que ganar, sumar los tres en todos. Sabemos que luego tenemos al Racing aquí, que es una final, pero antes queremos hacerlo bien en Granada. No sé cuántos puntos necesitaremos, pero estoy seguro que lo vamos a conseguir. Soy de los que no piensan en las cuentas, yo por ejemplo no salí al campo el lunes pensando que estábamos a ocho porque no te da tiempo en estar en otras cosas, con la activación del partido ni te das cuenta.

P: Quedan siete partidos en La Rosaleda, por ahí van a pasar las opciones de permanencia...

R: Obviamente. Tenemos que hacernos fuerte, como lo hicimos el otro día, que no se escape un punto de aquí, es la mentalidad que debemos tener, que todos los puntos se queden aquí.

P: ¿Cuántos equipos han ganado aquí haciendo muy poco?

R: A nosotros nos afecta y lo hablamos, que viene un rival que hace un par de cosas bien, en situaciones muy concretas, nos meten gol y no somos capaces de levantarlo, un rebote o lo que sea. También pensamos que por qué no nos pasa a nosotros.

Genaro Rodríguez atiende a Málaga Hoy Genaro Rodríguez atiende a Málaga Hoy

Genaro Rodríguez atiende a Málaga Hoy / Javier Albiñana

P: ¿No se habló nada en el grupo de WhatsApp cuando marcó el Racing al Villarreal B?

R: Nada. No vi ni el partido, y mira que veo fútbol todos los fines de semana (risas). Solamente el resultado.

P: Al menos dígame una porra para el partido de Granada...

R: Al que se le da bien hacer estas cosas es a mi hermano, que le gusta hacer la quiniela. A mi me gusta el resultado fuera de casa de 0-1, da igual quién lo meta, ya sea Rubén Castro o Manolo Reina, pese a que no me gusta jugar un lunes, lo digo sin tapujos. Soy un tío clásico, de jugar sábado y domingo. Entiendo que para la afición es complicado también, es gloria que venga tanta gente

P: Pues que lo meta Rubén, que ya tiene su récord...

R: Sabemos que es una leyenda, el otro día mete dos golazos en dos jugadas determinantes, eso es nivel Champions. Queda claro que el gol aún lo tiene con esas dos definiciones, eso se tiene o no se tiene. Le agradecimos todos los compañeros, el martes le hicimos un pasillo y le dimos un buen aplauso. 285 goles, se dice pronto...

P: Un tema espinoso, ¿sienten que los árbitros os han perdido el respeto viendo las expulsiones de Burgos o Luis Muñoz?

R: Nosotros tenemos que mirarnos a nosotros mismos, ponernos y centrarnos en lo que tenemos que hacer. Hay que estar más listos a la hora de protestar, no quiero hablar nada de eso, claro que se equivocan; precisamente vi el otro día un vídeo que sacó la ACB de los árbitros (Pérez Pizarro) y el trato que tuvieron con el Unicaja en la final, cómo hablan entre ellos, con los entrenadores...

P: Me la ha puesto botando, ¿has seguido la Copa del Unicaja?

R: Claro que la vi, la final. Me gustó mucho, y eso que suelo ver poco baloncesto. Aquí a Miguelito Zambrana (utilero) le gusta mucho. No tenía nada que hacer y lo puse en la televisión. Me dio un poco de envidia sana verles ganar por el nivel del equipo. Viajaron muchos además y me gustó mucho. Envidia por verles ganar, por la emoción, las sensaciones que se viven. Me alegro mucho. Vi además que el campo empezó a cantar el himno, lo escuché de fondo, es un reconocimiento que se merecen.

P: ¿Se va a salvar el Málaga?

R: Yo creo que sí. Ahora mismo no pienso en otra cosa, mi cabeza no contempla otro escenario. No sé cuántos puntos, la forma es conseguir que esto sea un fortín (señala a La Rosaleda), intentar de esos 21, hacer 17 o 18, también hay que ser realistas. Luego pueden pasar muchos detalles. Y fuera necesitamos un subidón, qué bonito sería hacerlo el lunes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios