Horario y previa del Girona - Málaga CF

Hablar en el campo (21:00)

Un entrenamiento del Málaga CF reciente

Un entrenamiento del Málaga CF reciente / Javier Albiñana

El Málaga se enfrenta al Girona en un partido que puede ser dramático si los blanquiazules no logran el triunfo de una vez por todas. La Real Sociedad B se permite creer en la permanencia gracias a los despropósitos que la plantilla viene perpetrando en los últimos cuatro meses. Una falta de profesionalidad alarmante que ha derivado en una crisis que se va a llevar por delante a un segundo entrenador. Posiblemente sea el último partido de Natxo González en el banquillo. El técnico vitoriano tampoco es culpable, como no lo fue José Alberto López, aunque ninguno sea/fuese parte de la solución.

Esto va de futbolistas, sobre todo de futbolistas pusilánimes y engreídos que se creyeron que la hospitalidad malacitana es una carta blanca para hacer lo que quieran y cuando quieran, que en los últimos tiempos no ha sido más que el ridículo sistemático y arrastrar un escudo. Pues resulta que no. Han conseguido un aplazamiento por parte de la Grada de Animación pero porque los seguidores creen que así pueden ayudar a resolver este entuerto. No deben confundirse, como la Real se ponga a tres, que se preparen para un ambiente terrorífico en La Rosaleda.

Pero estamos en Montilivi, donde el Girona de Míchel está cuadrando cifras a un ritmo de vértigo en su afán por asegurar el play off y ver si da tiempo a algo más. Tiene bajas, no obstante, lo que puede obligar al madrileño a variar su plan A.

Tiene opciones, más que Natxo González, que lo más exótico que lleva en la lista es a Adrián López, recién fichado por los blanquiazules tras dos meses a prueba. Veteranía y clase para un equipo que no tiene gol y encima encaja casi el primer tiro que recibe por partido.

Al menos regresa Víctor Gómez, que venía recuperando el tino y eso se notó positivamente en el juego blanquiazul. No tiene mucho más donde elegir pese a que la expedición la conformaron 24 futbolistas. Habrá que ver si Natxo González se anima a cambiar de portero tras el último error de bulto de Dani Barrio o si alguien más paga de manera directa las consecuencias de la pasada derrota contra el Huesca. Qué pena llegar a este extremo...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios