málaga hoy

Jack Harper, homicidios

  • Es el hombre de moda en el Málaga tras su exhibición, golazo incluido, ante el Almería

  • Iba a ser convocado por Escocia sub 21 pero aparca la selección para centrarse en esta oportunidad

Jack Harper, al término del partido contra el Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. Jack Harper, al término del partido contra el Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo.

Jack Harper, al término del partido contra el Almería en el estadio de los Juegos del Mediterráneo. / vallejo

Su nombre suena a personaje de una vieja cinta de cine negro. "Jack Harper, homicidios". ¡Qué carta de presentación! Su acento, sin embargo, tiene el sinuoso vaivén del andaluz. Su físico, el rostro le delata, es más el de un guiri que el de un autóctono nacido en el marbellí Hospital Costa del Sol. Pero uno es lo que es y en la mezcolanza está la pureza. La vida le ha llevado por muchos caminos, ha sufrido la nostalgia del adolescente al que le arrancan del hogar familiar con la promesa de un sueño. Ahora, le toca la miel. El ascenso del filial y el descenso del Málaga redujo el salto. Aunque la clave de su irrupción es la confianza que Muñiz deposita en los jóvenes y la constancia que tiene con los que se aferran al puesto.

Harper vio que el Málaga estaba huérfano de delanteros en pretemporada y lo que se escuchaba en el entorno hacía presentir que igual no llegaba una competencia muy feroz. Así que se puso el mono y entregó a Muñiz litros de sudor y goles. El premio fue continuar como titular en la temporada oficial. Tres jornadas, tres triunfos. Ante el Alcorcón corrió como si el mundo se fuese a terminar, negándole a su cabeza los pinchazos que le daban las piernas. Contra el Almería, liberado en compañía de Blanco Leschuk, destapó el tarro de las esencias. Un gol que después de la definición de Muñiz es absurdo explicar más veces: "Es una jugada para enseñar en la escuela de entrenadores y en La Academia. Reciben, robamos, jugamos hacia arriba... hicieron todo bien". No hay más preguntas, señoría.

El delantero está deseando marcar en La Rosaleda y poder disfrutarlo con su genteLe dio la camiseta de su primer gol a sus padres y espera una llamada para renovar contrato

Está de moda Harper. Tiene el espíritu que apasiona en Martiricos. Si lo riega con toques de calidad, será un icono. Tiene la nacionalidad escocesa, herencia de sus progenitores. La selección de Escocia sub 21 iba a citarle para unos compromisos (le permiten incluir a tres chicos del 96), pero todas las partes han decidido que ahora mismo debe centrarse en el Málaga. Sabe que si se relaja, otros están ávidos de oportunidades.

El chico sigue imaginando retos. Ahora está deseando marcar en La Rosaleda y poder disfrutarlo con su gente. La camiseta de Almería la guardó, por lo sufrido, para sus padres, que vieron cómo con 13 años se marchó a Madrid de Fuengirola. Seis años en la casa blanca desde cadete hasta juvenil para terminar saliendo a las catergorías inferiores del Brighton. Esta etapa le sirvió para tatuarse la filosofía británica de juego, algo que desprende hoy sobre el verde.

En enero de 2017 Miguel Calzado, entonces al mando de La Academia, le reclutó para reforzar el Atlético Malagueño. Rozó el ascenso, que se hizo esperar un año más. Sus números, 26 goles en temporada y media, jugando de segundo punta o en los extremos.

El fútbol es algo de familia. Su hermano Ryan también llegó a Segunda. Ahora le representa. Forma parte de la agencia multinacional Wasserman, que lleva desde cracks de la NBA como Anthony Davis o Russell Westbrook a futbolistas como Kanté, Mahrez, Lenglet... O a su ex compañero Recio.

Jack, primer escocés en marcar con el Málaga, tiene un año de contrato y lleva tiempo esperando una llamada del club. Este verano vino a por él el Willem II de la Eredivisie y el propio Almería solicitó su cesión. Y alguna novia más que le hizo ojitos. Caminero tiene que reactivar la maquinaria cuanto antes porque Harper es un sangre fresca en un mercado de tiburones blancos.

"Fue un momento muy especial para mí, llevaba mucho tiempo queriendo hacerlo, y ganando 0-1, en un derbi fuera de casa, es algo impensable", dijo nada más terminar el encuentro. Aquí, Jack Harper, homicidios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios