Málaga CF-Albacete Un 2-0 de vértigo: nueve segundos y seis toques de área a área

  • Un tanto en el que intervinieron cuatro jugadores para pasar de área propia a la rival

Jairo encara a un rival.

Jairo encara a un rival. / LaLiga

El 2-0 del Málaga fue un contragolpe de manual. Atacaba el Albacete volcado en busca del empate. La respuesta del Málaga fue fulminante. En nueve segundos se pasó de defender en área propia a perforar la portería contraria y celebrar un gol. Seis toques bastaron. Uno de Lombán para cortar un pase peligroso manchego y después vinieron cinco más magistrales.

Cristian Rodríguez, sin pensárselo, mandó un pase de 50 metros con precisión quirúrgica desde el área propia a la banda derecha del ataque, donde estaba Jairo, que inteligente aguantaba en campo propio para no incurrir en fuera de juego. El cántabro dio un toque de balón recepcionar, uno más para orientar y un centro perfecto, en ventaja para el delantero, aguantando bien para que no incurriera en fuera de juego y con comba.

Y en el área estaba Caye Quintana, que con su pierna izquierda, con más dificultad de lo que aparentaba pese a estar en ventaja, marcaba el gol que daba tranquilidad para sellar una nueva victoria malaguista, importantísima para acariciar la permanencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios