Málaga CF - Reus | Ambiente

Ovación antes y después para el Reus

  • Los jugadores del equipo catalán agradecieron el apoyo de La Rosaleda

Los jugadores del Reus aplauden a La Rosaleda. Los jugadores del Reus aplauden a La Rosaleda.

Los jugadores del Reus aplauden a La Rosaleda. / Marilú Báez

La Rosaleda sabe de fútbol y sabe de dificultades. Es un público que ha reído y llorado con esto, que tocó el cielo con la Champions League hace poco más de cinco años y hoy brega por subir a la categoría reina. Un público que sufrió como su equipo se desvanecía en los 90 y resurgía. Es por eso que sienten un poco suya la situación por la que está pasando en estos momentos el Reus.

Ayer lo demostró La Rosaleda, que presentó una de las entradas más pobres de la temporada en un día tan señalado como el 6 de enero, día de Reyes. Los jugadores del Reus saltaron a calentar al césped blanquiazul y fue en ese preciso momento cuando el público les dio el calor de la mejor forma que saben, con aplausos. Fue en torno a un minuto el tiempo que duró la ovación de la hinchada malagueño. Fue algo que se maduró durante la semana, iniciativa que surgió de diferentes sectores de animación y peñas, y la gente tomó nota. Los ganxets respondieron también aplaudiendo con los brazos en alto. El gesto era de agradecer.

Se pudieron ver también diversas pancartas de ánimo en las gradas de La Rosaleda. Está siendo muy sonado toda la situación por la que está pasando el cuadro catalán y desde Málaga se quería tener ese gesto. Fue muy profesional el equipo catalán y se llevó tres puntos tras pintarle la cara a un Málaga irreconocible, sin alma. La ovación para los reusenses se repitió cuando se retiraron al vestuario. Los aplausos fueron mutuos de los agradecidos jugadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios