Málaga CF

El filial no logra arrancar: cinco jornadas sin vencer

  • Los de Funes y Bravo solo han puntuado como locales con dos empates

  • El dúo de entrenadores ya ha empleado hasta el momento a 23 jugadores diferentes

Alberto Quintana, durante un entrenamiento con el filial.

Alberto Quintana, durante un entrenamiento con el filial. / Málaga CF

No han comenzado bien las cosas para el Atlético Malagueño esta temporada. El equipo de Funes y Bravo, tras cinco jornadas en Tercera RFEF –la quinta categoría del país–, enlaza cinco partidos consecutivos sin ganar. Solo ha logrado puntuar en dos ocasiones, ambos como local ante Torre del Mar (1-1) y Juventud Torremolinos (2-2). Sus tres salidas a domicilio se saldaron con derrotas ante Motril (2-1), Atlético Porcuna (3-2) y la última ante el Huétor Tájar, especialmente hiriente (4-1).

Cuesta creer principalmente por la buena materia prima que posee este curso el Atlético Malagueño, muy renovado por la gran promoción juvenil que tan buenos resultados dieron la pasada temporada. Siguen chicos de peso en el equipo como Julio, Larrubia, Quintana o Benítez, con un importante minutaje la pasada campaña con el primer equipo. También algunos de los más destacados juveniles que tuvieron buen papel en pretemporada con José Alberto como Loren o Moussa Diarra.

Tras la goleada en el Miguel Moranto, el equipo quedó como decimoquinto clasificado en un grupo de 17 clubes, con el Real Jaén colista con dos partidos menos. Además es el segundo equipo que más encaja, con 12 tantos en estos primeros cinco partidos, una media de más de dos goles por partido disputado hasta el momento. Es uno de los principales problemas que están encontrando el equipo, la fragilidad defensiva y la capacidad de desconexión.

Ya hizo énfasis con anterioridad Manolo Gaspar que para algunos de los canteranos que más cerca se vieron del primer equipo la pasada temporada estaba siendo duro este paso atrás de nuevo, de nuevo en dinámica del filial. La escasez de efectivos el curso pasado llevó a muchos a tener una regularidad con el día a día del primer equipo y oportunidades en los partidos. Este año se ha reducido ese cupo con mayor número de profesionales, con Kevin y Roberto como únicos que han derribado el muro de los mayores.

Guardan aún crédito el tándem Funes-Bravo, que buscan alternativas entre sus jugadores. Ya han disfrutado de minutos hasta 23 jugadores, incluidos algunos como el delantero Destiny o el central Andrés Caro, ambos ahora con el Juvenil A. Este último es otro de los que tuvo un papel destacado en la recta final de la pasada campaña con el primer equipo. Sigue quemando etapas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios