Málaga C.F.

Michael Santos: Málaga CF, coronavirus, Rolón...

  • El uruguayo: "No sean tan pelotudos de salir a la calle y juntarse a menos de dos metros"

  • "Con los años he sacado cosas positivas de mi etapa en el Málaga", asegura

Michael Santos, en su última pretemporada con el Málaga.

Michael Santos, en su última pretemporada con el Málaga. / Javier Albiñana

Una de las grandes decepciones en el Málaga en los últimos años fue Michael Santos. Una apuesta por la que el club desembolsó más de cuatro millones de euros y que salió rana. El uruguayo ahora milita en el Copenhague. Desde Dinamarca repasó su etapa en el conjunto blanquiazul, que aún sigue de cerca, y valoró la actual situación que se vive por el coronavirus COVID-19 en España y el país escandinavo.

“Por ahora me va bien. El 29 de marzo empezamos a competir. Entrenamos en grupos de cuatro o cinco compañeros con guantes de látex y con dos metros de distancia. Después de entrenar a casa, pero se podía sacar al perro e ir al supermercado. Las medidas no han sido las mismas que en España porque la gente acá respeta mucho más la distancia y eso, por suerte se controló bastante bien el virus", aseguró en SER Deportivos Málaga, donde mandó un mensaje contundente a la ciudadanía: "No sean tan pelotudos de salir a la calle y juntarse a menos de dos metros".

El charrúa continúa al día de lo que sucede en el Málaga: "Mis representantes, que tienen jugadores allí, me informan de cómo está el Málaga. Es una lástima que el club esté así, pero esperemos que salgan adelante y vuelvan a donde se merecen”. Del vestuario guarda una estrecha relación con un jugador que también fue un fichaje caro y de escaso rendimiento: "Tengo contacto con Rolón. Está jugando poco, dice que son cosas que pasan en el fútbol. A veces juegas mucho y otras, poco”.

"Fue un año duro, pero era el primero en Europa y me tenía que adaptar a este fútbol. Pero con los años le he ido sacando cosas positivas. El grupo que se armó, la oportunidad que me dieron y mucho amigos que me llevé. Tampoco me dieron muchas oportunidades de demostrar. Juande Ramos, después Míchel… pero no les guardo rencor”, resumió.

Sigue teniendo la espina clavada del Málaga: "Me enojó el segundo año cuando me marcho al Sporting. Era el segundo, ya había pasado el año de adaptación y me tenía muchísima fe que lo haría bien. Decidieron mandarme a préstamo y lo hice muy bien en el Sporting. Luego, el equipo bajó y yo tenía una cláusula en el contrato por la que me podía ir a un equipo de Primera y vino el Leganés. Nos sirvió a los dos, al Málaga para liberar algo de ficha. En el Leganés tuve una pubalgia y después de operarme no tuve muchos minutos”.

Liga danesa

"La Liga de Dinamarca es bastante dura, parecida a la Segunda División de España, se va mucho al choque. También jugamos Europa League, que es muy difícil. Pasamos la fase de grupos y ahora estamos en octavos esperando el partido de vuelta. En liga vamos segundos a pocos puntos del líder. Es un club que aspira a Champions o EL. También es un club familiar que te lo da todo para que te sientas a gusto. Espera hacer más, quedan doce partidos".

"El nivel de la liga es bueno. Hay muchos jugadores que desde aquí se han ido a ligas top como la inglesa o la alemana. Creo que sí, que era una de mis mejores opciones en lo económico y tenía ganas de probar otras cosas como jugar Europa League. En lo personal me vino muy bien”.

Precisamente con su actual club recibió una sanción por un episodio algo grotesco: "Fue un impulso que tuve, que festejamos con un compañero, que me llevé por delante sin querer a un policía, pero la UEFA me castigó con tres partidos”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios