Resultado y crónica del Almería - Málaga CF Solidez, dignidad y futuro (0-0)

  • El Málaga echa el telón a la temporada con otra buena imagen ante un candidato al ascenso como el Almería

  • Suman su vigésimo empate y otra portería a cero

  • El armazón defensivo, base para la campaña que viene

Cifu pugna con Francis durante el Almería-Málaga.

Cifu pugna con Francis durante el Almería-Málaga. / La Otra Foto

El Málaga echó el cierre en Almería con un buen sabor de boca (0-0). No solo por el trabajo hecho, que ya se venía con el regusto desde el viernes, sino también por la sensación de seguridad, de solidez y de garantías que mantuvo el equipo de Sergio Pellicer con numerosos cambios y ante un equipo de play off. Una pena que el equipo tardara tanto en encontrarse.

Las numerosas rotaciones tenían que tener su impacto en el juego y en la dinámica del equipo. Sergio Pellicer, tras lograr la permanencia y tener solo en juego en qué posición acabaría en la tabla, apostó por las rotaciones. Y no fueron pocas. Hasta ocho cambios con respecto al once inicial ante el Alcorcón introdujo el castellonense. Destacó la presencia de Rolón –que puede estar ante su último partido con la elástica blanquiazul– que hizo pareja con Adrián, tras caerse a última hora del once Iván Jaime. Pese a los numerosos cambios, mantuvo un asentado 1-5-4-1.

Al Málaga le costó mucho, sufrió para sellar la permanencia, pero es indudable que siempre dejó un poso de respeto en cada campo que visitó. En el Estadio de los Juegos Mediterráneos no fue menos pese a lo que tenían en juego el Almería y su gran inversión. De hecho, la sobriedad defensiva y el balón parado –con Renato al servicio– dejaron las primeras ocasiones del lado blanquiazul, aunque no atinaron con sus testas Lombán y Adrián.

A diferencia del Málaga, el Almería sí sufrió las rotaciones por las que apostó Nandinho. Los no habituales blanquiazules mostraban una imagen coral más afín a la que habitúan los titulares, sólidos y con pocas brechas atrás; los locales fueron a chispazos y cedieron la posesión por completo al Málaga, que no sufrió apenas durante los primeros 45 minutos.

Volvía de vestuarios el Almería sabiendo que con los resultados que se daban perdía la tercera plaza. Pese a que no dominaban, sí comenzaban a generar. Lograron perforar el arco de Gonzalo en dos ocasiones en el primer cuarto de hora del segundo tiempo, aunque ambos anulados por fuera de juego de Lazo y Barbero.  

Gonzalo apareció cuando se le necesitó en la más clara almeriense. La única en la no hubo fuera de juego, el argentino blocó rapidísimo el disparo a bocajarro de Coric tras una medida asistencia de Lazo. La réplica del Málaga no tardó y la capitaneó Cifu, que pese a equivocarse en la decisión final permitió a Sadiku su primer latigazo tras saltar al campo. Paró Sivera.

En la recta final, el Málaga apretó y obligó a Sivera a lucirse. Evitó el gol de Juankar al borde del tiempo reglamentario y estuvo fino en otro intento de Juanpi. Las tablas, por ocasiones, fue lo más justo. Los blanquiazules se despiden de una temporada de locos en su momento más cuerdo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios