Málaga C.F.

Rubén Castro y el reto de igualar a Quini en su campo

Rubén Castro celebra un gol.

Rubén Castro celebra un gol. / Pepe Gómez

Se marchó Pepe Mel, el entrenador más influyente de la carrera de Rubén Castro, como el canario ha referido en más de una ocasión. Tampoco con él su contempló la mejor versión del atacante de 41 años, que, no obstante es el Pichichi malaguista con cinco tantos más dos asistencias en los 23 partidos en los que ha intervenido. Esos tantos le han permitido superar a Telmo Zarra y ser actualmente el segundo jugador español de la historia con más goles entre Primera y Segunda División.

Rubén está a sólo un tanto de igualar precisamente a la leyenda del Sporting de Gijón, Enrique Castro Quini. El Brujo, que da apellido desde hace poco tiempo al campo de El Molinón, es aún el jugador que más goles metió entre Primera y Segunda División, con 284 goles. Con 283 está Rubén en su dilatadísima carrera desde que con 19 años se estrenara en Las Palmas, recién estrenado el siglo XXI, en 2001. Sería un buen homenaje empatar, incluso superar, al legendario Quini, del que siempre se destacó su bonhomía aparte de su instinto matador en el área, en el campo al que da nombre y en el que marcó decenas y decenas de goles de todas las facturas. Sobre todo porque es necesario para un Málaga que anhela los goles de Rubén Castro. Después de dos temporadas en torno a la veintena en Cartagena, es complicado ya alcanzar esas cifras para el grancanario, pero sus goles hacen falta igualmente para intentar una salvación que no está sencilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios