Málaga CF

Víctor Sánchez del Amo, en la pole para entrenar al Málaga

  • La dirección deportiva tiene un acuerdo con el madrileño a expensas del visto bueno de la propiedad para ser el sustituto de Muñiz

  • Su última experiencia fue en el Real Betis en 2017

Víctor Sánchez del Amo juega con un balón en su etapa con el Betis. Víctor Sánchez del Amo juega con un balón en su etapa con el Betis.

Víctor Sánchez del Amo juega con un balón en su etapa con el Betis.

Segunda División no espera a nadie y el Málaga tiene que mover ficha. Tras la destitución de Juan Ramón López Muñiz, la dirección deportiva se ha puesto manos a la obra para encontrar un sustituto que asuma el reto mayúsculo que tiene el club de Martiricos ante sí, nada menos que revertir la dinámica negativa y poner al equipo a funcionar para lograr el ascenso. Y para ello el preferido es el madrileño Víctor Sánchez del Amo.

A falta de ocho partidos, el margen de maniobra es escaso y las negociaciones se han precipitado hasta llegar a un acuerdo para que quien sustituya a Muñiz al frente del banquillo del Málaga sea Víctor, que se encontraba sin equipo desde finales de la temporada 2016/2017 tras su salida del Real Betis. A expensas del visto bueno del jeque Al-Thani, firmaría por lo que queda de temporada más la siguiente en caso de ascenso. Con él se instalaría un cuerpo técnico en el que contaría con Koke Contreras, con el que coincidió en su etapa de futbolista en el Real Madrid, como entrenador de porteros.

Hay que señalar que el equipo no entrenará por la mañana como de costumbre, sino que la sesión está programada para por la tarde esperando que, como ya ocurrió la temporada pasada con José González, la pueda dirigir el nuevo entrenador. El margen de trabajo es menor esta semana porque el equipo juega el viernes (21:00) y se necesita que el técnico preparare desde ya ese partido en Santo Domingo ante el Alcorcón.

Víctor Sánchez del Amo (Madrid, 1976) comenzó sus pasos en los banquillos junto a Míchel González, del que fue segundo entrenador en sus capítulos por Getafe (2010/2011), Sevilla (2011-2012) y Olympiacos (2012-2014). El salto al puesto de primer técnico lo dio en abril de 2015, cuando firmó por el Deportivo de La Coruña, del que fue jugador entre 1999 y 2006, y con el que logró la permanencia después de lograr una victoria, cinco empates y dos derrotas en ocho partidos; los mismos que tendrá por delante en el Málaga con un reto muy distinto: ascender a Primera División.

El madrileño renovó con el Dépor ese verano y firmó una buena primera vuelta, llegando a ocupar durante varias jornadas puestos europeos. Sin embargo, el conjunto gallego se desinfló en la segunda parte del curso con varios conflictos con los jugadores Luisinho y Alberto Lopo y fue cesado una vez terminó la temporada en 15ª posición.

Tras salir del Deportivo, Víctor firmó para la temporada 2016/2017 por el Olympiacos, pero tras caer eliminado en la previa de la Champions ante un equipo israelí acabó cesado con apenas mes y medio de curso cumplido. Su última experiencia en los banquillos fue esa misma temporada, en el Real Betis, por el que fichó en el mes de noviembre para sustituir a Gustavo Poyet. Tampoco corrió suerte en el Benito Villamarín y, aunque consiguió la permanencia matemática del equipo, fue despedido a falta de dos partidos para el final de Liga. De convertirse en el nuevo entrenador del Málaga, esta sería su primera experiencia entrenando en Segunda División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios