Málaga C.F.

30 partidos sin un penalti a favor del Málaga CF

  • Desde el 12 de junio, en la 32ª jornada de la 2019/20 ante el Huesca, el Málaga no lanza una pena máxima 

  • Es la racha más larga sin visitar los 11 metros en la categoría

  • Las dos no pitadas en Albacete han colmado el vaso de la paciencia

Sadiku, tras marcar al Huesca el último penalti del Málaga CF. Sadiku, tras marcar al Huesca el último penalti del Málaga CF.

Sadiku, tras marcar al Huesca el último penalti del Málaga CF. / Marilú Báez

El Málaga es, junto al Mirandés y al Zaragoza, el único equipo de LaLiga Smartbank al que no le han pitado un penalti a favor en la vigente temporada 2020/21. Hay que remontarse a la jornada 32, en el comprimido tramo final de la campaña 2019/20, tras el confinamiento, para ver la última pena máxima a favor del equipo malaguista. Fue en La Rosaleda, ante el Huesca, cuando Sadiku batió a Rubén Yáñez en, a posteriori, un 1-3 a favor del equipo oscense en su camino hacia el ascenso.

Son, pues, 30 jornadas sin que se señale una pena máxima a favor del equipo de Sergio Pellicer. El Málaga dispuso de nueve penaltis en la temporada anterior, todos transformados en gol, cinco de Sadiku y cuatro de Adrián González. Esos penaltis dieron al Málaga 10 puntos durante toda la temporada. Mejor no imaginar qué hubiera pasado sin ellos. En esta no ha habido en casi media Liga. Mirandés y Zaragoza tienen una racha menos larga sin penaltis. Al Mirandés le señalaron uno a favor en la jornada 38 de la 2019/20, ante el Fuenlabrada, y al Zaragoza, en la fase de ascenso (antes, en la jornada 41).

El Almería es el equipo que más penaltis ha lanzado, con siete, seguido de Alcorcón, Fuenlabrada y Mallorca, con seis. Al equipo que más penaltis le han señalizado en contra es, justamente, el Albacete, rival el domingo, con seis. Al Málaga le han pitado tres, entre ellos aquel risible contra el Leganés por el contacto de Juande con el delantero pepinero cuando el balón ya había pasado de largo y que costó un punto.

El caso es que se resiste la visita a los 11 metros para el Málaga. De hecho, se ignora de puerta hacia afuera quién sería el lanzador en caso de que hubiera una pena máxima. Y ha habido varias jugadas dudosas, como aquel golpe a Escassi en Mallorca en un córner, aún con el partido 1-0, y que fue revisado por el VAR. Los dos de Albacete han escocido bastante. Es comprensible que el colegiado no viera el agarrón de Caballo a Joaquín Muñoz porque el zaguero albaceteño tapaba su perspectiva de la mano con el cuerpo. Pero la toma frontal es demoledora y se ve cómo el jugador interrumpe la carrera del de Miraflores. El árbitro VOR se hizo el sueco. En la última jugada del partido, hay una agarrón claro sobre Orlando Sá en la falta postrera. La jugada se acabó anulando porque Juande remata en fuera de juego. Sá no llega a rematar antes de que el cordobés impactara, o sea, la infracción se cometió antes de que hubiera fuera de juego. En Almería, por ejemplo, se concedió el 2-1 cuando Maras batió a Juan Soriano después de que Sadiq hiciera el intento de rematar anterior viniendo de fuera de juego. Criterios que bailan. Y el Málaga, sin tirar un penalti desde hace 30 partidos. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios