Sergio Pellicer, tras el Málaga - UD Las Palmas

"No hay que tener excusas, hay que mejorar ya"

  • Sergio Pellicer reconoce la falta de ritmo de su equipo y las evidentes carencias en ataque pero desliza un discurso ambicioso

Sergio Pellicer da instrucciones durante el partido contra Las Palmas en La Rosaleda. Sergio Pellicer da instrucciones durante el partido contra Las Palmas en La Rosaleda.

Sergio Pellicer da instrucciones durante el partido contra Las Palmas en La Rosaleda. / marilú báez

Siete puntos en cinco jornadas y otro partido sin encajar, pero no es suficiente, el entrenador del Málaga, Sergio Pellicer analizó el empate contra Las Palmas: "Ha sido un partido, antes de haber otro partido, hubo uno antes de la expulsión. En ese momento, estaba muy igualado, ellos tuvieron dos transiciones, un balón parado y un mal despeje nuestro. Nosotros hemos estado, 11 contra 11 estaba muy justo  e igualado el partido. A partir de ahí hemos hecho variantes y nos ha faltado tranquilidad, jugar más de lado a lado. Sabemos las circunstancias, sabemos que crece la solidaridad defensiva y que sería difícil cuando el rival tiene una expulsión. Hubo un tramo en el que nos hemos partido e hicimos el juego que ellos querían", indicó el preparador que añadió: "Tenemos que tener más paciencia y calma, tener profundidad, más centros, pases de dentro hacia fuera, faltó generar más, pero el último pase hace que las jugadas se diluyen. Lo más importante es el partido: portería a cero, un punto que hubiésemos querido convertir en más y más con superioridad, generar más y ganar. Estamos en esa fase, lo intentamos por todos los medios, hoy han participado todos. Necesitamos preparación, hay jugadores con semana y media de entrenamiento. Alguien que viene sin competir no puede venir y competir de un día para otro. Hay jugadores que van cargando minutos y ese será el mejor entrenamiento".

Después del encuentro, Pellicer encontró muchos aspectos que no fueron de su gusto: "Hay que mejorar acciones a balón parado, juego combinativo, que es más para desgastar al rival. Hay que ser más verticales, apretar más, robar más arriba, estar más cerca del área y generar situaciones, hay mucho que mejorar. En la segunda parte, los cambios: Yanis [Rahmani] tenía una tarjeta, sabemos que con una expulsión del rival y tener uno con tarjeta, es el cambio. El de Ismael es porque Calero nos daba más profundidad, a partir de ahí, meter delanteros. Nos faltó más paciencia, fijar pases por dentro para jugar por fuera, al menos para desgastar. Cuando nos desgastas al rival, éste se va creciendo. Siempre nos ganaban la segunda jugadas, eso es un tema de posicionamiento, hemos jugado mucho en nuestro cambio, han hilvanado pases y eso nos mina la moral, hemos buscado mucho los jugadores de arriba directamente, cuando debimos de tener más pausa. Cuando lleguemos a casa y veamos el partido y lo analicemos, buscaremos mecanismos y que los jugadores se den cuenta. Es muy meritorio que en cinco jornadas llevemos siete puntos, que mantengamos la portería a cero. Han tenido ocasiones, es verdad. Hay que ser realistas, la fase defensiva nos tiene que hacer sólidos. Un equipo que es sólido en defensa, conseguirá su objetivo y nosotros lo tenemos. Nos hubiese gustado dar una victoria, está claro que tenemos que mejorar el juego. Cuando ganas, que no jugamos bien, cuando empatas o pierdes, critican. Estamos en fase de construcción y tenemos que ser más prudentes y pacientes, sabemos que tenemos que mejorar el juego".

El preparador ahondó en lo referente a la falta de recursos y tranquilidad en el ataque: "Hemos puesto a todos los jugadores con pie en zonas intermedias. Hemos intentado encontrar soluciones. Es cierto que cuando tienes muchas imprecisiones, malos controles en segundas jugadas...nos ha costado. Está claro que tampoco estamos en el estado óptimo que nos gustaría estar en este periodo de la temporada. Pero sabemos que esa es una clave. Si eres impreciso, no tienes paciencia y ellos están organizados, pues tienes que intentar desgastar. El peligro viene en balón parado, segunda jugada, juego directo. Esas son las acciones que vemos remates. El juego combinativo nos ha costado para desgastar al rival, no lo hemos hecho y el rival se ha ido encontrando más cómodo. Lo sabemos, no ponemos paños calientes, pero el equipo lo ha dado todo y les he dicho que no se castiguen a sí mismos.  Mañana, descanso y el martes a analizar y trabajarlo todo. Tenemos que ser sólidos a nivel defensivo y con más minutos de carga de entrenamiento y partidos, vamos a mejorar, no tengo duda".

En lo referente a si hay algún plazo para que se adapten los nuevos jugadores, Pellicer fue tajante: "No tenemos que tener excusas. Tenemos que mejorar ya, aquí no hay paciencia. En el fútbol nadie es feliz, todos quieren ganar, estar arriba, cada uno sabemos el objetivo. Nuestro objetivo era salvar la categoría, todo lo que sean sumar 50 puntos de pensar en el día a día e ilusionarnos. No se puede poner fecha. No sirven porcentajes, sirve el rendimiento, no las matemáticas. Podemos entrar en el debate de que hay equipos que están por detrás de nosotros equipos que están en otros objetivos. A partir de ahí, nos gustaría ser un equipo con más ocasiones y llegadas. Cuando nos abrimos nos falta cerrar estos espacios. La fecha es el día del Zaragoza. Ojalá con una victoria y un par de goles. Entiendo que el jugador de ataque son momentos, vamos a buscar esa fluidez y ese momento de los de ataque. que fluyan en el momento oportuno. Jairo lleva una semana con nosotros, ha jugado 60 minutos, ha sido el mejor entrenamiento. Lo mismo dentro de una semana, puede tener una acción que cambie el partido"

"Ahora que tenemos el boceto de la plantilla hecho, ayer muy importante que nos respeten las lesiones por las fichas profesionales, tenemos que ser un equipo muy parecido a lo que hacíamos antes del Covid. Vertical, defensivo, frenético en ataque, muy sólido. La idea de juego debe de ser muy parecida a lo de hoy, no al juego que hemos hecho. Ritmo alto, transiciones más rápidas, correr al espacio y en ataque posicional, poder tener más dinamismo en campo rival, en la zona tres", explicó en lo referente a su pretensión de equipo y añadió: "Sabemos que para encontrar un objetivo tienes que ser muy sólido a nivel defensivo. Eso no quiere decir que seamos un equipo defensivo, un equipo se hace desde atrás, queremos ser más vertiginosos en ataque, llegar más por fuera, más centro, jugador dentro fuera, que aparezcan los extremos, laterales profundos, segundas líneas, esas serán nuestras señas de identidad, pero muchas veces no se ve la transferencia al partido. Es todo lo que hoy no hemos hecho".

Por último, explicó algunas de las lesiones con las que cuenta el equipo y deseó no encontrarse con más contratiempos: "David [Lombán], Cristo, Joaquín, Hicham, Benkhemassa ha tenido molestias y no nos ha podido ayudar, que nos respeten las lesiones para tener continuidad. Orlando tampoco ha podido entrenar bien, que nos respeten las lesione para poder entrenar, eso nos dará nivel en lo individual y en lo grupal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios