Málaga CF

La tercera bala de Kieszek

  • El polaco se prepara para ser titular contra el Nàstic ante la baja de Munir

Pawel Kieszek, en un entrenamiento con el Málaga CF. Pawel Kieszek, en un entrenamiento con el Málaga CF.

Pawel Kieszek, en un entrenamiento con el Málaga CF. / Javier Albiñana (Málaga)

"Es importante para el equipo tener dos o tres porteros muy buenos. Todos sabemos que Munir es muy bueno, no soy estúpido, es el número uno en este momento para todos y hay que seguir trabajando”. Después del Málaga-Albacete, Pawel Kieszek atendió a los medios de comunicación e hizo gala de honestidad y compañerismo. No aprovechó para reivindicarse más allá del césped ni para generar debates en medios y entorno. Se limitó a comportarse como un hombre de club y a seguir a lo suyo.

El cancerbero polaco llegó al Málaga en la recta final del mercado veraniego. Aprovechando la situación del Córdoba se consiguió un acuerdo muy favorable y se logró cumplir una de las pretensiones de Juan Ramón Muñiz, que quería a toda costa un tercer portero consciente de que Munir estaría ausente en algunos tramos de la temporada y podría llegar a perderse la recta final del campeonato por la disputa de la Copa de África 2019.

Hasta la fecha, Muñiz sólo ha tirado de Kieszek justo cuando Munir se ha ausentado. El marroquí aguantó para jugar en Almería (donde fue clave), pero ante el Tenerife estrenó guantes el polaco. Era la jornada 4 (8 de septiembre). Mantuvo el cerrojo de la portería blanquiazul, aunque pasó algún apuro. Se notó en algún momento la falta de actividad competitiva, pero el saldo fue positivo.

Una semana más tarde volvió al banquillo y no reapareció hasta el Málaga-Albacete (12 de octubre). No tuvo excesivo trabajo, pero se le vio firme y seguro. Es cierto que recibió el primer y único gol hasta la fecha encajado por los blanquiazules en La Rosaleda, pero no se puede obviar que fue de penalti. Segundo partido liguero y segundo triunfo con Kieszek, que espera seguir siendo talismán contra el Nàstic de Tarragona (sábado a las 16:00 horas).

Curiosamente, todos los partidos oficiales jugados por Kieszek han sido en Martiricos, como lo será el próximo si nada extraño sucede hasta el mismo. A los 180 minutos que acumula en Liga hay que añadirle los 90 que tuvo contra el Almería en Copa, donde encajó dos tantos, uno de penalti.

Hasta la fecha, la jerarquía ha estado muy clara en el Málaga. Munir, Kieszek, Andrés Prieto, por ese orden. Sin embargo, una buena actuación del polaco ante el Nàstic podría hacer replantearse esta situación a Muñiz, que suele aplicar de manera rígida la justicia según méritos. Eso sí, se salió con la suya el asturiano: la portería está perfectamente cubierta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios